San Martín, entre la conmoción por el femicidio de Agostina Trigo y los violentos incidentes de la marcha

Algunos manifestantes se enfrentaron con la Policía en la desconcentración. Los uniformados tiraron gas lacrimógeno. Foto: José Gutiérrez/ Los Andes
Algunos manifestantes se enfrentaron con la Policía en la desconcentración. Los uniformados tiraron gas lacrimógeno. Foto: José Gutiérrez/ Los Andes

Cientos de vecinos se congregaron en reclamo de justicia, en una de las marchas más multitudinarias del departamento. Al final hubo incidentes con la policía y denuncias cruzadas.

Todavía conmocionada por el asesinato de Agostina Trigo, la comunidad de San Martín se congregó y marchó por las calles de la ciudad, reclamando justicia y seguridad. La familia de la víctima encabezó la caravana, convocada por la agrupación Coordinadora Feminista del Este, a la que se sumaron más de 300 personas que marcharon pacíficamente desde el Poder Judicial. Pero todo terminó con destrozos en el edificio del Ministerio Público Fiscal, donde hubo incidentes entre un grupo y la Policía. La familia de Agostina repudió la violencia y la madrina terminó herida por el golpe de un escombro en su cara.

El dolor, la bronca y el pedido de justicia movilizaron a cientos de vecinos que asistieron al Poder Judicial, punto de reunión para la marcha. Cuando la gente comenzó a llegar, en su mayoría mujeres y de todas las edades, con muchos carteles, vestimenta negra, bombos, redoblantes y hasta parlantes, el edificio ya contaba con un vallado y una decena de policías, conscientes de la convocatoria. Rápidamente comenzó la caminata por las calles del centro de San Martín encabezada por la familia de Agostina, quienes marcharon juntos al frente con carteles y fotos de la joven.

Familiares, amigos y vecinos de Agostina encabezaron la convocante marcha. Foto: José Gutiérrez/ Los Andes
Familiares, amigos y vecinos de Agostina encabezaron la convocante marcha. Foto: José Gutiérrez/ Los Andes

Además, familiares de otras víctimas acompañaron a los parientes de Agostina y se unieron al reclamo. Una de ellas fue Rosa, madre de Lucía García Moyano, un caso que la Policía habría determinado como suicidio pero que su familia insiste con que fue un femicidio. Al conocer la noticia de la muerte de Agostina, Rosa confesó que sintió “un vacío inmenso, una tristeza enorme que nos invade”. Aprovechó la ocasión para pedir justicia por Lucía, ya que “no hemos tenido respuesta”.

También se hizo presente la familia de Gabriel Molina, el joven que fue asesinado de un balazo a la salida de una “tirada” de 15 años, en el barrio San Pedro. Dalinda, su abuela, explicó: “Siempre que hay este tipo de marchas aprovechamos para acompañar y también recordar nuestro caso”. Además, reveló que conocía a Agostina “desde chiquita” porque vivían en barrios cercanos, y la recordó como “una chica buena”.

Desesperado pedido

La marcha continuó hasta la entrada a la oficina fiscal de la comisaría 12, donde la familia de Agostina realizó la denuncia. Allí se detuvo la multitud, con cánticos y gritos en conmemoración de las víctimas, de pedidos de justicia y en reclamo a las autoridades, junto a los carteles en alto con mensajes alusivos a los femicidios y la inseguridad.

“Esperamos que nos den alguna noticia, queremos saber quién ha sido y que se haga justicia”, explicó Vanesa, tía de la víctima. También manifestó que las autoridades “no nos quisieron informar mucho, por eso ahora mi mamá (Gladys) entró a hablar a la fiscalía, porque queremos saber más”.

Foto: José Gutiérrez/ Los Andes
Foto: José Gutiérrez/ Los Andes

“A mi mamá le mostraron la ropa ensangrentada de ella y un amigo nuestro reconoció el cuerpo. Mi mamá nos dijo que la habían matado como a un perro”, expresó la mujer con dolor.

Dania, una amiga de Agostina, contó entre llantos: “Ella daba todo por su hijo, no le hacía falta nada porque ella vivía por él. ¿Qué vamos a hacer ahora sin ella? Su abuela está destruida. Queremos justicia, su hijo se quedó sin su mamá”.

Minutos después el vecino que acompañó a Gladys, la abuela de la víctima, comunicó que la familia “no va a dar más notas a la prensa para no entorpecer la investigación”. Además, reconoció: “Estamos conformes con lo que está haciendo la Justicia. Ya activaron todo y respondieron todo lo que les preguntamos”.

Incidentes y destrozos

Pese a que todo había transcurrido con normalidad y mientras los familiares de Agostina estaban allí, algunos manifestantes comenzaron a arrojar piedras contra el edificio judicial y un escombro de gran tamaño impactó en la cara de la madrina de Agostina. Inmediatamente, los parientes repudiaron la violencia y se llevaron a la mujer agredida para ser atendida.

Foto: José Gutiérrez/ Los Andes
Foto: José Gutiérrez/ Los Andes

Los más de 300 asistentes comenzaron a dispersarse tras casi dos horas de manifestación. Sin embargo, y aunque la familia de Agostina ya se había retirado, un grupo de manifestantes continuó su marcha por calle 25 de mayo, en dirección hacia el Ministerio Público Fiscal.

Allí todo terminó en destrozos, con personas que rompieron los vidrios del frente del edificio a piedrazos. La Policía intervino con gases lacrimógenos y, según declararon manifestantes en redes sociales, detuvieron al menos a nueve mujeres.

Foto: José Gutiérrez/ Los Andes
Foto: José Gutiérrez/ Los Andes

El jefe distrital, comisario general Jorge Ferreyra, dijo que tenía a varios policías heridos.

Las versiones sobre los incidentes son varias: algunos presentes indicaron que empezaron con los destrozos, otros vincularon la presencia de movimientos políticos con la violencia, mientras que los participantes denunciaron represión.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA