Qué se sabe sobre la droga mortal: dónde se cortó, cuándo se vendió y en qué ciudades hay víctimas

La cocaína adulterada incautada el miércoles en el búnker del asentamiento Puerta 8 del partido bonaerense de Tres de Febrero donde las compraron las personas intoxicadas se vendía a un valor de entre 350 y 700 pesos, en dosis de medio gramo envasadas en un particular envoltorio rectangular de nailon transparente color rosado y termosellado. (Policía Metropolitana)
La cocaína adulterada incautada el miércoles en el búnker del asentamiento Puerta 8 del partido bonaerense de Tres de Febrero donde las compraron las personas intoxicadas se vendía a un valor de entre 350 y 700 pesos, en dosis de medio gramo envasadas en un particular envoltorio rectangular de nailon transparente color rosado y termosellado. (Policía Metropolitana)

La cocaína contaminada se comercializó después de terminado el partido de la Selección Argentina. Hay un testimonio de una persona que llegó a consumirla. Las autoridades temen que crezca la “onda expansiva”. ¿Resultado de una guerra entre bandas?

La droga adulterada con un producto de altísima toxicidad que ha matado varias personas en el Gran Buenos Aires se vendió en al menos dos búnkers del partido de Tres de Febrero, separados por pocos metros, aunque no habría sido “cortada” allí.

Esta cocaína contaminada y mortal comenzó a ser comercializada a las 22:30 del martes 1 de febrero, una vez que terminó el partido de la selección Argentina de Fútbol por la Eliminatorias Sudamericanas para al Mundial de Qatar.

Finalizado el partido, decenas de personas se acercaron hasta estas dos casas ubicadas en el asentamiento de emergencia Puerta 8, en la localidad de Loma Hermosa, en el partido bonaerense de Tres de Febrero. Esto es 22 kilómetros al oeste del Obelisco porteño.

Las autoridades del ministerio de Salud bonaerense emitieron una alerta epidemiológica tras detectar que estaban llegando personas con los mismos síntomas a Hurlingham, San Martín, Tres de Febrero, Morón, Tigre, Ituzaingó y General Rodríguez, es decir, todo el noroeste del Gran Buenos Aires.

Ahora, el temor oficial es que la droga haya sido adquirida por personas que tenían previsto comercializarla el próximo fin de semana en jurisdicciones de la Costa Atlántica bonaerense o de otros destinos turísticos en distintas zonas del país.

El fiscal general del distrito judicial de San Martín, Marcelo Lapargo, dijo en declaraciones al canal TN que se está “ante un hecho gravísimo para la salud pública y ahora la urgencia es retirar del mercado el veneno, que no se siga vendiendo”.

Marcelo Lapargo, fiscal general de San Martín
Marcelo Lapargo, fiscal general de San Martín

Por ello, dijo el fiscal, se trabajó desde las primeras horas de este miércoles para realizar los allanamientos con la mayor urgencia posible y poner en conocimiento de la población esta situación.

Comentó que los dos sitios allanados este miércoles son “de habitual venta de drogas”. “No sabemos hoy con qué está adulterada la droga. Este hecho es absolutamente excepcional, no hay ningún antecedente”, dijo.

Lapargo dijo que si bien falta profundizar la investigación, lo que se pudo recabar hasta el momento “lleva a pensar que la sustancia que sea (que esté en la cocaína) fue incluida intencionalmente. No parece ser un error en el procesamiento del material”.

El fiscal comentó que un testimonio que estaba en un grupo que estaba consumiendo dijo: “Yo consumí una cantidad pequeña, me sentí muy mal y no consumí más”. Y las personas que estaban con ella, sí siguieron consumiendo y fallecieron tres de ellas.

Toda la droga contaminada salió “más o menos del mismo lugar, la misma zona”, donde se hicieron los allanamientos al mediodía, insistió el fiscal.

Ante la consulta sobre si esto puede ser un ajuste entre bandas, el fiscal contestó: “Puede ser, pero es conjetural. Esto es absolutamente excepcional. No es algo que suceda habitualmente y que se pueda comparar con otro hecho”.

Y agregó: “Si la situación ha escalado, si ha cambiado la naturaleza del tráfico al punto que esto es algo que veamos habitualmente es algo que no espero ver jamás”.

Una de las hipótesis de la Policía Bonaerense señalaba a media mañana del miércoles que la droga podría haber sido contaminada adrede por orden de una banda de narcotraficantes para afectar a otra que le competía por el territorio. Pero esto no fue confirmado.

El fiscal precisó que en el momento de sus declaraciones no había autopsias terminadas, pero los estudios médicos a los pacientes internados indicaban que se trataba de “intoxicaciones muy severas”, con falta de oxigenación.

“Yo tendería a pensar que esto se preparó en otro lugar. Lo más lejos que apareció alguien afectado es Ituzaingó, pero es la zona de circulación en el noroeste en el conurbano”, dijo el fiscal, un funcionario que tiene más de treinta años de experiencia en casos de narcotráfico en el Gran Buenos Aires.

La fiscalía y el ministerio de Seguridad bonaerense estaban intentando dar con el lugar exacto dónde se “cortó” o se “estiró” la cocaína, porque desde ese lugar se disparó la distribución. Y puede ser que haya llegado cocaína contaminada a otros búnkers.

El funcionario judicial señaló que la preocupación es que alguien haya comprado la droga para consumir o revender luego en otras jurisdicciones, como puede ser la Costa Atlántica u otro destino turístico.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA