Piden prisión preventiva para los tres policías detenidos por el crimen de Lucas González

Los padres de Lucas González pidieron justicia por su hijo, asesinado por la Policía bonaerense.
Los padres de Lucas González pidieron justicia por su hijo, asesinado por la Policía bonaerense.

Así lo solicitó el fiscal de la causa para el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas. Los acusa de “homicidio agravado”.

El fiscal de la causa por el homicidio agravado de Lucas González, el adolescente de 17 años que fue asesinado de un balazo en el barrio porteño de Barracas, pidió hoy que sean procesados con prisión preventiva los tres policías detenidos por el crimen, informaron fuentes judiciales.

El pedido del fiscal federal Leonel Gómez Barbella recayó sobre el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas, quienes prestaban servicios en la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad al momento del asesinato del futbolista.

Dicha solicitud llegó poco después de la suspensión de la reconstrucción del ataque, ya que el juez hizo lugar a una solicitud de los tres principales imputados, que no estaban convocados y quieren presenciar el trámite.

“El juez, a efectos de evitar la nulidad, prefirió suspender la medida, resolver el planteo de la defensa y volver a hacerla”, explicó Gregorio Dalbón, el abogado que representa a la familia de Lucas.

El procedimiento judicial se iba a llevar a cabo en el cruce de las calles Iriarte y Vélez Sarsfield, adonde Lucas fue herido de muerte, y repitiendo el recorrido que el 17 de noviembre realizó el joven y sus amigos después de salir del predio de Barracas Central y antes de ser atacados por los agentes de la Brigada de Sumarios e Investigaciones de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad que ahora están detenidos.

Además de los tres policías sospechados de participar de modo directo en el hecho, también hay otros seis agentes porteños detenidos, acusados de haber colaborado y/o de haber encubierto el crimen.

Por su parte, los investigadores están convencidos de que entre ellos está quien plantó un arma de plástico a las víctimas y quienes elaboraron el sumario policial con información falsa de una persecución y tiroteo aportada por los policías de civil que terminaron acusados por el homicidio.

En el asiento trasero del vehículo azul modelo Suran, en el que circulaba Lucas González con sus amigos fue secuestrada una réplica de arma de fuego con la inscripción “The Punisher” que, se determinó, fue plantada por los policías para intentar simular que entre los chicos y los tres policías había habido un enfrentamiento.

La autopsia reveló que Lucas González fue asesinado de un tiro en la cabeza y los peritos determinaron además un surco en el pómulo derecho de una segunda bala.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA