Piden duras condenas para la banda acusada de secuestrar al hijo de un empresario en Guaymallén

el juicio se desarrolla en modalidad remota en los tribunales federales. Archivo.
el juicio se desarrolla en modalidad remota en los tribunales federales. Archivo.

Los acusados son de Mendoza y Rio Negro. La Fiscalía Federal solicitó penas que van de los 16 a los 14 años de cárcel.

Duras penas solicitó la fiscal Federal de Cámara María Gloria André para una banda conformada por mendocinos y rionegrinos que está acusada de protagonizar secuestro extorsivo agravado que se produjo en 2018, en Guaymallén.

Según la investigación, los secuestradores ingresaron a la casa del hijo de un empresario, lo secuestraron, después llamaron al padre y le exigieron 4 millones de pesos de los cuales el hombre le terminó entregando 200 mil pesos para conseguir la liberación del joven.

La fiscal solicitó altas penas para todos los integrantes de la banda por el delito de secuestro extorsivo agravado por formar una banda, un calificación que tiene penas que van de los 10 a los 25 años de prisión.

Así, para los tres rionegrinos acusados - Germán Ezequiel Ibargoyen, Héctor Alexis Díaz y Nicolás Agustín Leal, - se solicitó 16 años de cárcel.

En tanto que para los mendocinos Oscar Alberto Traico Yancovich y Jonathan Exequiel Tempestti la pena solicitada fue de 15 años. Por ultimo para el también mendocino Jorge Sixto Coria Cabeza la pena pedida por la fiscal fue de 14 años de prisión.

Esta tarde los jueces María Paula Marisi, Alberto Carelli y Waldo Piña, escuchará los alegatos de los defensores de los acusados.

El caso

Según consta en la instrucción realizada por el fiscal Fernando Alcaraz, el secuestro se produjo el 12 de julio de 2018, a las 9, cuando la banda llegó hasta una casa de la manzana B del barrio Village, en la calle Las Cañas de Dorrego. Uno de ellos golpeó la puerta y preguntó por el dueño de casa y tras empujarla la ató. Uno de los delincuentes fue hasta la habitación encontró a la víctima acostada y lo hizo bajar a planta baja.

En ese momento uno le preguntó dónde estaba la caja fuerte. El joven los llevó hasta ella, la abrió y les dio los 3.000 pesos que tenía. Como el dinero era poco, le dijeron “te vamos a secuestrar y le vamos a pedir un rescate a tu viejo”.

Luego de requisar la casa seleccionaron objetos de electrónica como teléfonos cámaras de fotos y computadoras, además de reales, pesos colombianos y chilenos y dominicanos, un florín de Aruba y algunos dólares, una mochila, un celular y dos mil pesos.

Luego con el teléfono de la víctima comenzaron a llamar al padre y le pidieron un rescate por la liberación de su hijo de 4.000.000 pesos. Luego subieron al joven a un Volkswagen Gol, color gris, con cristales polarizados y anduvieron por distintas calles de Dorrego durante más de media hora.

Entonces le pidieron a la víctima que los guiara hasta la oficina del su padre, en el centro, y volvieron a dar vueltas llegando a Tirasso y Acceso Este para volver luego a la zona de la terminal de ómnibus, donde vieron a un vehículo Suzuki Gran Vitara III donde estaba el padre de la víctima.

Allí lo contactaron y fueron luego hasta la calle Dorrego y Pedro Vargas donde se detuvieron y le entregaron al chico a cambio de $ 200.000

Según la investigación se dividieron las tareas: un grupo se encargó del secuestro, de los llamados extorsivos y de cobro del rescate; otro se encargó de seguir al padre; y otro de se ocupó de procurar los medios para obtener la cobertura del hecho y la impunidad de los intervinientes.

Finalmente, tras varios meses de investigación, los tres rionegrinos fueron detenidos cuando salían de un departamento ubicado en Leónidas Aguirre al 200 de Ciudad. Después, fue el turno de los sospechosos locales.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA