domingo 28 de febrero de 2021

Alberto Nisman murió violentamente el 18 de enero de 2015. / archivo
Policiales

¿Nisman se suicidó o lo mataron? Qué se sabe a seis años del trágico final del fiscal que había denunciado a CFK

El 18 de enero de 2015 el fiscal federal a cargo de la investigación por el atentado a la AMIA (1994) aparecía sin vida y con un disparo en la cabeza. Qué dicen las dos hipótesis.

Alberto Nisman murió violentamente el 18 de enero de 2015. / archivo

Sigue siendo un misterio la muerte violenta del ex fiscal Natalio Alberto Nisman, fallecido el 18 de enero de 2015 en Capital Federal. Aquel día lo hallaron sin vida y lleno de sangre en el baño de su departamento, en el coqueto edificio Le Parc de Puerto Madero.

Imposible no destacar lo que el abogado a cargo de la investigación por el atentado a la Amia en 1994 haría al otro día: ese lunes se iba a presentar en el Congreso de la Nación para hacer efectiva su denuncia por encubrimiento contra la entonces presidenta, Cristina Fernández de Kirchner. El memorándum de entendimiento con Irán y la polémica que se desató continúan vigentes.

Se esperan más marchas para exigir celeridad en la investigación sobre la dudosa muerte de Alberto Nisman. (AFP)

Hay quienes sostienen que a Nisman lo mataron, otros defienden la hipótesis de suicidio. Lo cierto es que hay cinco acusados , entre ellos su ex asistente Diego Lagomarsino, el dueño del arma mortal.

El fiscal y la causa de la AMIA aún sin resolución

El proceso de investigación por el atentado que dejó 85 muertos y cientos de heridos estuvo marcado por la política desde un comienzo. Lo mismo sucedió (y sucede) con la investigación sobre su deceso.

Es que según una pericia de Gendarmería, Nisman fue asesinado en su hogar por el accionar de dos personas. Este informe contradice al que había llegado una Junta del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema, que basándose en la autopsia, sostuvo que no se puede afirmar ni descartar “con certeza científica”, que se haya tratado de un suicidio o un asesinato.

Sara Garfunkel, madre de Alberto Nisman, durante una marcha. / archivo

Lagomarsino, partícipe necesario

El técnico informático es uno de los principales protagonistas de la causa, ya que era de su propiedad el arma que terminó con la vida de Nisman. El mismo Lagomarsino reconoció habérsela prestado a pedido del fiscal. Hay otros cuatro acusados y son custodios de la Policía Federal. Rubén Benítez, uno de ellos, declaró que ese fin de semana, Alberto Nisman también le había solicitado un arma.

Diego Lagomarsino, dueño del arma que terminó con la vida de Nisman. / archivo

“Ese fin de semana hubo una explosión de llamados inusual entre el mundo de la inteligencia y la política”, publica Infobae. Es que ese dato es fundamental en la actualidad para la continuidad de la causa, a cargo del fiscal Eduardo Taiano.


Por las redes