domingo 7 de marzo de 2021

El documento se presentó de modo digital y en el caso de comprobarse que la firma es trucha, constituye un delito por “uso de documento privado adulterado”.
Policiales

Leopoldo Luque utilizó el papel con la sospechosa firma de Maradona y se complicaría su situación judicial

En el caso de comprobar la falsedad de la firma, el especialista podría ser imputado ya que haber usado el documento representa un delito.

El documento se presentó de modo digital y en el caso de comprobarse que la firma es trucha, constituye un delito por “uso de documento privado adulterado”.

Este martes se hará el peritaje caligráfico que determinará si el médico Leopoldo Luque falsificó la firma de Diego Maradona, que aparece en un pedido de historia clínica a su nombre ante la Clínica Olivos.

Esa hoja y otras dos con “garabatos” similares a la firma del “Diez” fueron encontradas en el allanamiento a la casa de Luque.

Foto: Gentileza

Según destaca Clarín, ese documento con esa firma se utilizó y se presentó de modo digital (la hallada es la copia original) y ese paso, en el caso de comprobarse que la firma es trucha, constituye un delito por “uso de documento privado adulterado”. La imputación recaería directamente sobre Luque.

“Si esas firmas no son de Diego Maradona, se le atribuyen a Luque y, si él lo cuestiona, podrá pedir una caligráfica nueva”, remarcó uno de los investigadores.

Foto: Gentileza

La pericia se hará en la Asesoría Pericial de San Isidro luego que los fiscales que investigan las circunstancias de la muerte de Diego recibieron la firma original de éste (se toman de legajos de la Policía Federal), la cual será cotejada con las tres hojas secuestradas en la casa del neurocirujano.

De la casa de Luque, en calle 30 de Septiembre al 1800, de Adrogué, se llevaron todo lo relacionado a Maradona. Entre los elementos, tres planillas: una de ellas era la solicitud de historia clínica del Diez a la Clínica Olivos con una supuesta firma de Diego (que se utilizó formalmente) y otra era similar pero en vez de una “firma” tenía unos 20 “garabatos” simulando la rúbrica de Maradona. La tercera era una hoja con la firma de Maradona escaneada y a su alrededor otra serie de “garabatos”, en otra intención de imitarla o simularla.

Hay que tener en cuenta que la historia clínica de las personas sólo pueden ser entregadas al paciente o con una autorización.

De confirmarse que las firmas no fueron hechas de puño y letra por parte de Maradona, además de la imputación específica por ese delito, sobre la mesa de los investigadores se posaría otro elemento más, muy indicativo, respecto al contexto de irregularidades en el que, sospechan, se manejó la salud de Diego.

La historia clínica de Maradona es un punto fuerte. Y será parte, desde ya, de lo que la Junta Médica revisará a partir de fin de mes, cuando finalmente se conforme. El equipo de fiscales está aún avanzando en la recolección de todo el historial médico del astro. “Se está reuniendo todo el material de las historias clínicas y recién ahí se conformará la Junta Médica”, agregó la fuente

En tanto, los fiscales accedieron a la información de los dos teléfonos celulares secuestrados a la psiquiatra Agustina Cosachov (35), la otra profesional responsable de la salud de Maradona junto a Luque.

Se trata de celulares marca Iphone (un 6 Plus y un SE), los cuales habían sido secuestrados en la casa de Cosachov el 1° de diciembre pasado, en Palermo, y que ya habían intentado analizar sin éxito hace algunas semanas.

Los investigadores analizarán sólo la información referida a los tratamientos médicos de Maradona contenida en todos los celulares, las PC y tablets secuestradas en el marco de la investigación, así como también las comunicaciones y mensajes que hayan tenido las personas investigadas sobre los momentos previos, concomitantes y posteriores a la muerte de Diego.