martes 13 de abril de2021

Reveco (izquierda) junto a su abogado, y Franco (centro) con la dupla de defensores que la representa / Gentileza Poder Judicial
Policiales

“Le vamos a robar al viejo”, la frase que complica a la pareja juzgada por un crimen en Tunuyán

Comenzó el debate popular por el asesinato de José Antonio Riera (64), ocurrido en 2019. La querella reveló una charla telefónica entre los imputados que podría ser clave.

Reveco (izquierda) junto a su abogado, y Franco (centro) con la dupla de defensores que la representa / Gentileza Poder Judicial

El segundo juicio por jurado del año comenzó con estrategias claras de las partes y con la promesa de que, durante esta semana, cada una mostrará las pruebas que avalan su hipótesis. Mientras los acusados intentarán echarse la culpa una al otro, la fiscalía y la querella jugaron fuerte en la primera audiencia del debate por el crimen de José Antonio Riera (64), asesinado en un robo en Tunuyán, en 2019.

“Le vamos a robar al viejo”, fue una de las frases que resonó ayer en la sala de Tribunales durante los alegatos de apertura y ante el jurado popular y el juez técnico Marcelo Gutiérrez del barrio. Fue la querellante Viviana Crespillo quien adelantó una de las cartas con la que buscarán la condena a prisión perpetua para Juan Carlos Reveco (41) y su pareja Marcia Franco (34). La abogada que representa a la familia de la víctima explicó que a través de los peritos tecnológicos evidenciarán que en el cruce de mensajes entre los imputados, de uno de los celulares pudieron extraer ese comentario.

Es que la parte acusadora apunta a un plan entre los sospechosos para asaltar al hombre, que posteriormente fue asesinado. Entienden que la mujer sedujo al fallecido-que además era su patrón- y lo citó en un lugar despoblado para robarle. Después de eso, lo habrían ultimado a golpes.

En esta presunta maniobra, la querella sostiene que cada uno de los detenidos tuvo su participación. Mientras Franco mostró en las evaluaciones psicológicas actitudes gananciales, el manejo de personas y situaciones de acuerdo a sus deseos, manipulación y una personalidad fría, Reveco aparece como alguien hostil, impulsivo, agresivo y que no mide las consecuencias.

En conclusión, a ella le asignan el rol de planificadora y al él lo ponen como autor del crimen.

Reveco, uno de los imputados. /Gentilezagentileza

Brutal golpiza

Por su parte y en primer turno, el fiscal en jefe del Valle de Uco, Javier Pascua, también comentó que Riera se había confundido y pensaba que con la sospechosa podía tener algo más que una relación laboral. El fiscal señaló que el hombre la había contratado en diciembre del 2018 para que le ayude en sus trabajos, como repartidor agua y soda y manteniendo una plantación de nogales.

El investigador agrega que ambos acordaron telefónicamente un encuentro para el 23 de enero en inmediaciones de una escuela, en el paraje conocido como La Puntilla, zona campestre de Tunuyán. Ese día comenzó el trágico final y la búsqueda de la víctima por casi una semana, cuyo cuerpo fue encontrado el 29 de enero, escondido entre ramas y chalas de ajo en una finca.

Por último Pascua hizo un repaso de los objetos que le robaron-una camioneta Peugeot 504, el teléfono y una motosierra- y dio detalles de la autopsia, demostrando la violencia con la que fue atacado el señor. Escoriaciones, heridas cortopunzantes en la cara y en la lengua, desprendimiento de cabellos, hematomas y fracturas múltiples en el tórax, traumatismo encéfalo craneano y quebraduras en el esternón y en varias costillas, fueron las heridas que lo llevaron a la muerte; todo esto ocasionado con los puños y algún elemento contundente. “Lo emboscaron y lo masacraron a golpes”, remarcó el fiscal.

Marcia Franco, sospechosa. /Gentileza gentileza

El enfrentamiento de las defensas

Cerrando la primera audiencia, alegaron los abogados de los imputados. Arrancó Marcelo Canale, quien representa a Reveco y que en esta instancia no adelantó demasiadas pruebas, sino que resaltó que la fiscalía no agotó todas las líneas investigativas, como por ejemplo la presunta participación de la familia de Marcia Franco o de los propietarios del predio donde fue hallado el cadáver. Aseguró también que podrá demostrar la inocencia de su cliente.

Más se extendió Marilina Funes, defensora de la acusada. La letrada le apuntó directamente al otro acusado por el hecho, manifestando que la mujer era una víctima de su violencia y sus sometimientos.

Describió a Reveco como una persona posesiva y celosa, que sintió temor de que su pareja encontrara el afecto y la contención con Riera. Por esto habría obligado a su novia para que cite a la víctima fatal, con el objetivo de ponerle final a la relación laboral y cobrar un dinero.

La defensora expresó que la sindicada no estuvo en la escena del asesinato y que aquel día su concubino regresó al domicilio diciendo que se le “había pasado la mano”. “Llegó muy violento, prendió una motosierra y amenazó con matarla a ella a su hijo”, apuntó la abogada.

El juicio seguirá hoy con los primeros testigos y estiman que se extenderá hasta el viernes, cuando el jurado popular dé su veredicto. Los detenidos arriesgan prisión perpetua por la imputación de homicidio criminis causa.