La terrorífica historia de la banda que “estiró” y vendió la droga adulterada

La casa en la que se escondía Javier Pacheco, alias “El Rengo”.
La casa en la que se escondía Javier Pacheco, alias “El Rengo”.

Se trata de la organización que controla la distribución y el narcomenudeo de cocaína en el oeste del Gran Buenos Aires. En dos décadas tuvo varios líderes y le cuentan numerosos muertos en su haber. Su base de operaciones siempre estuvo en el partido de San Martín.

La banda que comercializó la droga contaminada, indican las investigaciones preliminares, está integrada por personas que pertenecen a la organización inicialmente liderada desde fines de los años ‘90 por Miguel Ángel “Mameluco” Villalba.

En los últimos veinte años, esta organización criminal protagonizó innumerables hechos de violencia, tiene varios muertos (incluidos policías) en su haber, y fue cambiando de jefes a medida que los líderes iban cayendo y siendo encarcelados.

Villalba es uno de los históricos capos narcos del oeste del Conurbano, que tuvo su base de operaciones en el partido de San Martín, donde incluso intentó competir por la intendencia en 2010.

Miguel Ángel “Mameluco” Villalba, uno de los primeros jefes de esta banda.
Miguel Ángel “Mameluco” Villalba, uno de los primeros jefes de esta banda.

Este hombre sindicado y condenado como capo narco había sido detenido en agosto de 2011, cuando tenía 48 años. Por el Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF) en una vivienda de la ciudad bonaerense de Ezeiza.

Desde octubre de 2017, Villalba pasa sus días en el penal de máxima seguridad de Rawson, en la provincia de Chubut. Su esposa había sido detenida junto a otros 14 sujetos en 2014. También había sido detenido Luis Alberto Villalba, hermano de “Mameluco”.

El 23 de octubre de 2018, “Mameluco” fue condenado a seis años de cárcel por lavado de activos de origen ilícito y se le fijó una pena única de 27 años de prisión ya que contaba con una sentencia previa por tráfico de estupefacientes.

Villalba había sido condenado en 2014 por el TOF 3 del mismo Departamento Judicial que lo consideró organizador y financista de una banda que hasta 2011 traficaba cocaína y marihuana en la Villa 18 de Septiembre de Billinghurst.

En ese juicio de 2015, fueron condenados otros integrantes de la banda: Jorge Alberto Rodríguez (58) recibió una pena de nueve años; Rafael Antonio Solalinde Arrúa de seis y medio; Luis Alberto Villalba de seis; e Iván Gabriel Villalba (25), hijo de “Mameluco”, también a seis años.

Iván Gabriel cumplía su pena y en 2017 accedió al beneficio de salidas transitorias. Pero en enero de 2018 lo detuvieron tras el crimen de un empleado municipal. No había vuelto a la cárcel de Ezeiza tras una salida transitoria.

Tras la caída de Villalba y de una descarnada y sanguinaria guerra por el control del territorio, tomó el mando de la banda un sujeto identificado como Max Alí Alegre, alias “Alicho”.

Este último sujeto fue condenado por el Tribunal Oral Federal N° 1 de San Martín el 19 de mayo del 2020 a nueve años de prisión por haber liderado durante un tiempo la banca de narcomenudeo con presencia en las villas de San Martín Loyola, Sarmiento, Villa 18, Escalada y La Rana.

Después de él, tomó el liderazgo Javier Pacheco, alias “El Rengo”. Se trata de un sicario que –según la investigación judicial- llegó a la cúspide de la organización en base a ir eliminando a uno por uno aquellos que se le ponían en el camino.

Pacheco fue detenido el 31 de mayo de 2021 en una lujosa residencia de Parque Leloir, en el partido bonaerense de Ituzaingó. Estaba prófugo de la Justicia desde hacía más de diez años acusado de cinco asesinatos. Y fue apresado junto a otras siete personas.

Cinco días después, la Policía bonaerense detuvo a un sujeto llamado Nicolás Javier Albornoz, hijo de “El Rengo”. Fue aprehendido en una vivienda del partido de Ituzaingó. Y en paralelo fue capturado otro integrante de la banda, llamado Martín Quiroga, en Ciudadela, partido de Tres de Febrero.

Este jueves, tras la muerte de al menos veinte personas por el consumo de cocaína contaminada, y tras una serie de allanamientos en Ezeiza, Esteban Echeverría, Villa Loyola y Villa Sarmiento fue detenido Joaquín “El Paisa” Aquino.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, explicó en una rueda de prensa que Aquino había sido el último en tomar el mando de la banda que controlaba la distribución de cocaína y el narcomenudeo en San Martín, Tres de Febrero y alrededores, llegando a otros partidos bonaerenses e incluso a clientes en la Capital Federal.

Ahora, las autoridades creen que “El Paisa” Aquino controlaba la banda, pero conducido desde la cárcel por “Alicho” Alegre y su socio Blas Adrián Gómez, conocido como “El Gordo” Blas, quien también está condenado por narcotráfico.

Berni comentó que cromatográficamente aún no se pudo determinar cuál es la sustancia altamente tóxica que se mezcló con la cocaína, pero se infiere indirectamente que es un opioide porque reaccionó ante los antídotos para esas sustancias.

El funcionario bonaerense dijo que además de “El Paisa”, fueron detenidos otros integrantes de la banda e incluso “el cocinero”, es decir, el hombre dedicado a “estirar” la cocaína pura con otras sustancias para obtener una mayor rentabilidad.

Hasta ahora se constató que todas las personas afectadas en los distintos puntos de la provincia de Buenos Aires compraron en el mismo búnker de Puerta 8, en la localidad bonaerense de Loma Hermosa, en el partido de Tres de Febrero.

En los allanamientos realizados se encontraron envases (sobrecitos de nylon) que coincidían con los que se les encontró a las personas que consumieron la droga contaminada y sufrieron complicaciones.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA