La Corte provincial ordenó que se fije una nueva pena para uno de los condenados por el crimen del carpintero de Guaymallén

Villanueva y Vildoza, ante los supremos. El “Pelado” fue el prófugo más buscado.
Villanueva y Vildoza, ante los supremos. El “Pelado” fue el prófugo más buscado.

Es la primera vez en Mendoza que el máximo tribunal desestima –aunque parcialmente- una condena de un tribunal popular.

En fallo plenario la Suprema Corte de Justicia desestimó por primera vez parte de un fallo de un juicio por jurados, ordenando que se cambie la pena a uno de los condenados. Se trata del “crimen del carpintero”, un homicidio ocurrido en Guaymallén en 2017, del que resultara victima Carlos Moya(62).

Hoy el máximo tribunal conformado Dalmiro Garay, Pedro Llorente, Omar Palermo, Julio Gómez, José Valerio y Mario Adaro determinaron que Diego Vildoza, uno de los condenados reciba una nueva pena, que deberá que deberá respetar la establecida para el delito de robo seguido de muerte, es decir entre 10 y 25 años de cárcel.

El único voto en disidencia del máximo tribunal fue el de Teresa Day. La magistrada estuvo a favor del fallo del jurado popular y del juez técnico.

El pedido había sido realizado por Pablo Livio Cazabán, abogado defensor de Vildoza, durante la audiencia de junio pasado celebrada por el máximo tribunal local.

Capturaron en Maipú al prófugo por el crimen del carpintero por el que ofrecían $200.000
Capturaron en Maipú al prófugo por el crimen del carpintero por el que ofrecían $200.000

El defensor había solicitado que penas de 22 años de prisión que les aplicó el juez técnico Gonzalo Guiñazú fuera revertida ya que el magistrado se había equivocado y lo había condenado como coautor de homicidio criminis causa.

Además, alegó que el juez no fundamentó por qué aplicó esa pena y no hizo distinción del aporte que realizó cada sospechoso en el hecho de sangre. La Corte determinó ahora que el Tribunal Penal 1, con otra composición, que haga nueva audiencia con otra pena.

Por otra parte, desestimó los recursos de casación interpuestos por las defensas técnicas de los acusados Lucas Sebastián Villanueva Figueroa y Francisco Javier Agüero Toledo que pedían la anulación del juicio.

El crimen del carpintero

Moya fue asesinado a balazos el 4 de noviembre del 2017, en su casa de Calle Gutenberg de Villa Nueva. Dos delincuentes ingresaron con la excusa de consultar por un trabajo de carpintería, cuando en realidad iban por $20.000 que el hombre había cobrado. Los ladrones tenían ese dato y fueron por el dinero y, presuntamente, también por una camioneta.

El trabajador se resistió al robo y se trenzó con uno de los malvivientes, hasta que le efectuaron un disparo en el pecho y otro en una pierna, lesiones que acabaron con su vida instantes después. Los agresores escaparon, pero a uno de ellos se le cayó una pistola 9 milímetros, elemento que terminó siendo clave en la causa.

En agosto de 2021, durante un juicio por jurados, Francisco Agüero (49), Lucas Villanueva (40) y Diego Vildoza (44) fueron encontrados culpables de un homicidio criminis causa en calidad de coautores. El primero recibió una pena de 23 años y los otros dos, 22 años.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA