Escuchas telefónicas, clave para resolver la desaparición de Abigail

Escuchas telefónicas, clave para resolver la desaparición de Abigail
La policía realizó rastrillajes en la zona del barrio Infanta y Sargento Cabral, donde Abigail fue vista por última vez.

Uno de los tres imputados, Martín Márquez es el que está más comprometido en el caso, su propia novia le dice por teléfono que él ha matado a la joven de 18 años.

A 40 días de la desaparición de Abigaíl Carniel (18) uno de los tres imputados en el femicidio de la joven lasherina es el más comprometido en el caso ya que su propia novia lo apunta como presunto autor de este homicidio.

Se trata de Martín “Chupetín” Márquez, quien junto a Matías “Fido” Díaz y Vicente Chumancero, conforman el trío de sospechosos que se encuentran detenidos.

Luego de que los dos primeros fueran apresados el 12 de mayo en un baldío de cercano al club Jorge Newbery, en Las Heras, desde la división de Narcocriminalidad acercaron a la Fiscalía de Homicidios unas escuchas telefónicas donde Márquez habla con su novia.

En las intervenciones telefónicas que se le hicieron a “Chupetín” surgen algunas conversaciones en la que la mujer le recrimina haber asesinado a Abigaíl por un asunto relacionado con el comercio de droga.

La mujer le dice que él la ha matado y que no quiere ir más a su casa porque allí él ha tenido sexo con la chica y han estado consumiendo droga. Que luego él ha responsabilizado a la joven por la “pérdida” de la droga y eso ha desencadenado el crimen.

El 26 de abril la mujer le dice: “Mataron a la piba esa vos y esa gila” y luego “son una asesinos”. La piba sería “la que desapareció”, es decir Abigail.

Al día siguiente le dice: “sos un asesino, mataste a una piba” y “ya se llevaron a la gila esa y ahora te toca a vos”.

El 5 de mayo hay otras intervenciones telefónicas donde la novia de “Chupetín” le dice: “andan diciendo que uno de los pichones de este chabón se pegó una gira con esa piba y después dijeron que esa piba se había tomado la droga y la mandaron a matar”. Luego se escucha una discusión al respecto y la mujer le dice: pero ese hombre “fuiste vos”; vos te pegaste una gira con esa gila … ahí mismo donde duermo yo”.

Entonces el hombre le responde: “¿Qué estás hablando? ¿Me querés engarronar vos?”.

Según los investigadores Chumancero fue el último en ver con vida a Abigaíl pero no tendría nada que ver con la banda que liderarían “Fido” y “Chupetín”.

Por su parte, “Fido” no aparece nombrado como tal, sino que para los investigadores se trataría de alguien que aparece como “Flaco” y que sería el proveedor de la droga pero no se lo nombraría directamente en el crimen. Por ello, Pablo Cazabán, su abogado defensor ha solicitado una audiencia de control jurisdiccional para ver cuál es el futuro de su cliente en relación al caso.

Una investigación que se frustró

Originalmente escuchas se estaban realizando a pedido de la Secretaría C del Juzgado Federal 1 que desde hace un año tenía bajo la lupa a una presunta organización dedicada al narcotráfico cuyo líder sería “Fido” Díaz.

La detención de este sujeto en el caso Abigail dejó al descubierto la investigación de los federales que, bastante molestos con la Fiscalía de Homicidios, se vieron obligados a realizar una batería de 29 allanamientos el 18 de mayo pasado. Pero no pudieron encontrar droga por lo que todo indica que Díaz debería ser imputado por lavado de activos pero no por tráfico de estupefacientes.

Es que a “Fido” no le resultará fácil probar cómo hizo para, junto a su pareja y sin que ambos tuvieran un trabajo estable, comprar –desde 2016 al presente- un Audi y unas 7 propiedades (una en el barrio de El Challao, tres en un complejo de departamentos en un terreno de su pareja, una casa en Godoy Cruz y otra en Las Heras, donde vive, y otra a nombre de su madre).

En 2020, la hermana de Fido, Fanny “Tina” Díaz fue detenida e imputada en una causa en la que se decomisaron 472 kilos de marihuana y armas, pero “Fido” quedó sólo como sospechoso y no se pudo probar su participación en el hecho. Desde ese momento quedó en la mira de la justicia federal.

Según el organigrama presentado por los policías de Narcotráfico, Fido sería el líder de la organización y “Chupetín” Márquez, su hombre de confianza, el número dos.

La desaparición

El 15 de abril Abigail fue vista por última vez, luego de que se bajara de un micro en el barrio Sargento Cabral en Las Heras, a 200 metros del lugar donde luego se realizaron los rastrillajes buscándola.

Una amiga declaró que volvían juntas en un micro desde el centro y que la muchacha decidió bajarse antes de llegar a su vivienda, ubicada en el asentamiento 12 de mayo. Esto lo confirmaron las cámaras de seguridad de la zona, y días después comenzó la búsqueda que incluyó diversos allanamientos en todo este sector de Las Heras, incluido también en el barrio Infanta. Las medidas concretadas dieron resultados negativos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA