El acusado del triple femicidio de Guaymallén quedó a un paso de enfrentar un juicio

Los bomberos fueron claves para resolver la el caso. Orlando Pelichotti, Los Andes.
Los bomberos fueron claves para resolver la el caso. Orlando Pelichotti, Los Andes.

La Justicia elevó a juicio la causa contra Julio Villarruel, acusado de la muerte de Ema Zapata, Aldana Gonzalez y Sheila Ares.

La Justicia ordenó que Julio Villarruel (54), acusado asesinato de tres mujeres, luego de generar un incendio en octubre pasado, en Guaymallén, sea juzgado por triple femicidio.

Así lo determinó esta mañana el juez juez Diego Flamant, quien elevó a juicio la causa contra Villarruel, imputado por “triple homicidio agravado por haber sido cometido con un medio idóneo para crear un peligro común, en concurso ideal con triple homicidio agravado por haber sido cometido con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se ha mantenido una relación de pareja”.

Por lo tanto deberá ser sometido a un juicio por jurado en el que –de ser encontrado culpable- recibiría la pena de prisión perpetua como responsable de la muerte de Ema Zapata (70), su nieta Aldana González (16) y su bisnieta Sheila Ares (10).

Durante la audiencia el magistrado se inclinó por la posición tomada por la fiscal de Homicidios Andrea Lazo, dejando de lado la posición del abogado defensor ,que solicitó el sobreseimiento de su cliente sosteniendo que Villarruel no es el homicida, sino un vecino de las víctimas que no fue investigado, según el letrado.

En cambio la fiscal Lazo, sostuvo la acusación con el registro de las cámaras de seguridad de la zona donde se ve a un hombre –sería el imputado- en la puerta de la casa de las víctimas a la hora en que se generó el siniestro. Varios testigos que fueron llamados a declarar, sostiene que es el acusado quien aparece en los videos que les fueron mostrados por la fiscal.

Por otra parte, las pericias de bomberos demostraron que ese incendio se generó intencionalmente.

La hipótesis de la fiscal sostiene que Villarruel se había separado de la hija de Zapata recientemente y que la mujer era acopiadora por lo que un incendio podía tener consecuencias fatales.

El caso

El 19 de octubre pasado, Ema Zapata, su nieta Aldana González y su bisnieta Sheila Ares, murieron en un incendio que se inició en una vivienda ubicada en Moyano al 300, en San José, Guaymallén.

Las tres víctimas por intoxicación con monóxido de carbono, mientras dormían en las habitaciones, según se pudo establecer en las pericias realizadas por los especialistas del Cuerpo Médico Forense.

Inicialmente se pensó que las llamas se habían producido de forma accidental. Pero las pericias de los bomberos indicaron que alguien había iniciado el fuego de forma intencional al arrojar un objeto encendido por la ventana. A través de las cámaras de seguridad se pudo ver llegar a Julio Villarruel, ex pareja de una mujer que también vivía en esa casa, pero que no se encontraba en el momento del incendio.

Villarroel quedó imputado por “triple homicidio agravado por haber sido cometido con un medio idóneo para crear un peligro común, en concurso ideal con triple homicidio agravado por haber sido cometido con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se ha mantenido una relación de pareja”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA