Disturbios frente a una comisaría y dos heridos en Las Heras tras la muerte de un joven

Disturbios frente a una comisaría y dos heridos en Las Heras tras la muerte de un joven
Disturbios, pintadas y dos heridos en Las Heras (Gentileza)

Un grupo de manifestantes provocó daños en una sede policial y quemó neumáticos tras el fallecimiento de Matías Domínguez (26), en medio de un enfrentamiento en el barrio Santa Teresita el viernes. Los lesionados fueron atacados desde dos vehículos particulares.

Una noche de disturbios y violencia se vivió el sábado en Las Heras, donde se registraron daños en una comisaría y dos manifestantes heridos en el marco de un cruce entre vecinos.

Los incidentes iniciaron tras una protesta de familiares y allegados a Matías Domínguez (26), el hombre que murió tras recibir un tiro el viernes en el barrio Santa Teresita. Derivó en una investigación para determinar si se trata de una bala policial, algo que era una de las hipótesis pero que no generó detenciones hasta el momento, a la espera de los avances en el caso.

A raíz de este episodio, un grupo de personas se congregó anoche frente a la comisaría 36 y prendió fuego neumáticos. Aunque, con el enojo en ebullición, los manifestantes dañaron la sede policial, pintaron insultos con aerosol en la fachada y atacaron una camioneta estacionada en el lugar.

Parte de los manifestantes atacaron la fachada de la comisaría 36 -

Personal de Infantería intervino y logró evitar que los manifestantes irrumpieran en la comisaría. Para la tarea se dispuso un vallado y una custodia permanente para frenar eventuales focos de conflicto. Por su parte, desde la Dirección de Logística trabajaron en la recuperación del edificio.

Según fuentes policiales, ningún uniformado resultó herido. No obstante, dos hombres fueron atacados a balazos por otros convocantes, que estaban a bordo de un Chevrolet Corsa color gris y un Fiat rojo.

Disturbios, pintadas y dos heridos en Las Heras -

Los heridos fueron identificados como un adolescente de 17 años y otro sujeto de 35 años. Ambos resultaron baleados en la rodilla izquierda y luego llevados al hospital Carrillo de manera particular. Los jóvenes residen en el barrio Sismo V y en el Santa Teresita, también de Las Heras.

Violencia, batahola y muerte

Matías Domínguez (26) murió el pasado viernes tras una persecución, enfrentamiento e incidentes entre policías y vecinos del Santa Teresita.

Todo empezó por la mañana, cuando integrantes de la Unidad Especial de Patrullajes (UEP) de Las Heras realizaban tareas de prevención en el barrio, uno de los más “calientes” del Gran Mendoza.

En el cruce de calles Lisandro Moyano y Tres de Febrero, los agentes observaron a un sujeto arrojar una bolsa de nylon al notar su presencia. Luego, el hombre emprendió la huida, por lo que se inició una persecución, que terminó en un gran descampado ubicado en la intersección de El Portillo y Alsina.

Mientras los policías identificaban al aprehendido como Brian Araya (19) y se disponían a llevarlo a la comisaría 36 -donde finalmente se comprobó que la bolsa que había descartado contenía “una sustancia verde amarronada”- algunos vecinos comenzaron a arrojarles piedras y cuanto elemento tuvieran al alcance.

Los dos efectivos atacados pidieron apoyo y rápidamente la zona se llenó de patrulleros de distintas divisiones. Los enfrentamientos no cesaron durante largos minutos. Atrincherados detrás de postes y paredes, los uniformados aprovechaban cada segundo sin piedras en el aire para disparar proyectiles antidisturbios, según quedó registrado en videos divulgados en las redes sociales.

Según indicaron fuentes del caso, un auxiliar segundo sufrió una herida cortante profunda en la mano derecha, por lo que fue trasladado a un centro asistencial. También hubo daños en un patrullero, el tercero atacado en la semana en esa barriada de Las Heras.

En paralelo, un joven de 26 años -identificado como Matías Domínguez- llegó al hospital Carrillo trasladado en una camioneta Peugeot Partner, cuyo conductor se retiró del lugar una vez que dejó al herido en estado crítico. Presentaba una herida de arma de fuego en el pecho y, pese a los esfuerzos médicos, falleció minutos después.

El joven fue atendido en el hospital Carrillo. Sin embargo, murió minutos después de llegar al lugar. -

Desde el entorno de la víctima comentaron que el muchacho caminaba por el lugar de los hechos cuando recibió el disparo y se desplomó. Sus allegados lo trasladaron al nosocomio, pero ya era tarde. “En esos casos no se puede ni solicitar una ambulancia al lugar de los hechos por la peligrosidad que reviste la zona”, confió una fuente de la investigación a Los Andes.

El proyectil que acabó con la vida de Domínguez quedó alojado en el tórax. Para determinar si alguno de los uniformados que intervinieron en el operativo disparó su arma reglamentaria en vez de usar material antidisturbios, se peritarán 13 pistolas, cuyos proyectiles se compararán con el obtenido del cuerpo de la víctima.

El fallecido tenía antecedentes penales por robo agravado, portación ilegal de armas e infracción al artículo 205 del Código Penal.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA