domingo 7 de marzo de 2021

Tránsito Donoso fue visto por última vez el 22 de diciembre.
Policiales

Desaparición y crimen del anciano en La Paz: mientras vecinos y baqueanos lo buscan, uno de los imputados obtuvo la domiciliaria

Ayer recorrieron el extenso campo donde fue hallado el caballo de Tránsito Donoso (80) pero no hallaron sus restos.

Tránsito Donoso fue visto por última vez el 22 de diciembre.

El misterio sigue y las búsquedas también. La desaparición de Tránsito Donoso Sosa (80) en La Paz ya tiene una hipótesis definida -el homicidio-, aunque aún resta mucho por saber y las expectativas de encontrarlo siguen latentes. El caso tiene tres detenidos e imputados, uno con domiciliaria.

Desde las 6 de ayer y hasta la siesta, familiares, allegados y baqueanos de la zona recorrieron el último lugar donde hay certezas de que estuvo esta persona, en el puesto Las Cruces. En este predio, ubicado a 40 kilómetros de la Villa Cabecera, se encontró su caballo atado a una tranquera y una campera de él.

La colaboración de toda esta gente, que contó con la atenta mirada de la Policía ante cualquier novedad, tuvo resultados negativos. Se movieron por diferentes partes de las 5.000 hectáreas del terreno y revisaron en sitios aledaños pero sin poder dar con el desaparecido.

Los hallazgos del caballo y de esa prenda de vestir habían sido comunicados por los mismos sospechosos; ellos son Luis Fernando Sánchez, su hijo, que se llama de la misma manera, y un amigo de ambos, identificado como Juan Sebastián Barceló. Los Sánchez son los dueños de este campo ganadero, mientras que el otro muchacho los acompaña para hacer algunos trabajos.

El 26 de diciembre pasado llegaron allí y, al desconocer el origen del animal, le sacaron una foto y se la enviaron a un veterinario de la zona, quien les dijo que era de Tránsito, el hombre buscado.

Con la certeza de su paso por ese sector, la fiscalía ordenó la semana pasada rastrillajes en Las Cruces. Trabajó Policía Científica, se utilizó un helicóptero de la Fuerza y se convocó a perros adiestrados para búsqueda de humanos. Los canes marcaron algunas manchas, que serán analizadas porque no descartan que sean de sangre.

De Donoso Sosa se sabe que el 17 de diciembre salió de su casa de la ciudad de La Paz y que le dijo a su esposa que se dirigía en el caballo para el campo. Cinco días después, se encontró con una persona y le manifestó que “iba a recuperar el terreno de su padre”. Esta versión cuenta en el expediente como la declaración de un testigo y, precisamente en la propiedad que hoy es de dos de los detenidos, vivió Tránsito desde chico con una familia que lo adoptó. Más allá de esto, los Sánchez tienen documentada la compra en 1972.

Además, los abogados de los sospechosos sostienen que hay otro testigo que aseguró que hace 10 años había tenido una disputa con el anciano, también por tierras.

Lo concreto es que la fiscal Mariana Cahiza reunió indicios y pruebas para ordenar el arresto de padre e hijo y del amigo el sábado pasado y luego los imputó por homicidio simple (delito con penas de 8 a 25 años). Su hipótesis es que discutieron con Donoso por la posesión, lo mataron y ocultaron el cuerpo.

En cuanto a los acusados, Luis Fernando Sánchez accedió a la domiciliaria por su edad -tiene 76 años- y por algunos problemas de salud. Su defensor, Pablo Cazabán, hoy solicitará un control jurisdiccional para que un juez revise la causa.

Los otros implicados siguen en la comisaría 22, sin ser trasladados al penal. Los tres viven en Los Corralitos, Guaymallén, y sus viviendas ya han sido allanadas.