Declaró Gil Pereg: “No maté a nadie, mi madre está secuestrada, me habla en las noches y pide que vaya a salvarla”

Pereg frente a la jueza Laura Guajardo. /Gentileza Prensa Poder Judicial de Mendoza.
Pereg frente a la jueza Laura Guajardo. /Gentileza Prensa Poder Judicial de Mendoza.

El israelí, acusado del crimen de su mamá y su tía, habló ante el jurado popular en la penúltima jornada del juicio. Si es imputable o no es el debate que se dará en las próximas horas antes del veredicto.

En la penúltima jornada del juicio por jurado que enfrenta Gilad Pereg (40), llegó la declaración más esperada, la del israelí, único imputado por el crimen de su madre y su tía, Phyria Sarussi y Lily Pereg, en enero de 2019. Es la primera vez que el detenido ofrece testimonio desde que comenzó el proceso judicial.

Pereg y sus abogados defensores. / Gentileza Prensa Poder Judicial de Mendoza.
Pereg y sus abogados defensores. / Gentileza Prensa Poder Judicial de Mendoza.

Según la defensa, Pereg habló por voluntad propia. Lo hizo con evidente dificultad para armar las palabras y frases. En su declaración, respondió preguntas de sus abogados.

A continuación, textuales de lo que dijo Gilad Pereg este martes en el Polo Judicial.

No maté a nadie. Me culpan porque vivo de forma rara, yo no vivo como en el mundo de ustedes”.

“Jamás le pude hacer algo a mi madre, es toda mi vida. Es mentira que están muertas y que las encontraron en el terreno mío. No sé dónde están. Yo jamás vi un cuerpo. La Policía y la Fiscalía plantaron los cuerpos”.

“Cuando me detuvieron justo encontraron supuestamente los cuerpos. En los allanamientos no encontraron nada. Han secuestrado a mi madre y a mi tía. Mi madre me ve todas las noches y me habla. Me dice que está secuestrada y pide que vaya a salvarla”.

“Por tiempo límite yo puedo ser como una criatura de dos patas y ser como humanos, pero en mi casa vivía como gato 100%. Cuando me ponía la máscara en la cara y actuaba como persona me costaba mucho. Podía estar así como cinco o seis horas”.

“He vivido en una burbuja cerrada. Yo comprendí al abrir los ojos. Después de que los abrí en la Universidad fui al Ejército, vi lo malo que hacen y no pude aguantar. Después de eso estuve ocho meses encerrado en la habitación de la casa”.

“Me costó mucho estudiar. Tengo paranoia. No puedo aceptar este mundo porque es muy feo. No quiero saber nada. Ver todo esto me hizo muy mal”.

No puedo vivir en este mundo porque no puedo tener relaciones con nadie. Las únicas personas que han estado al lado mío han sido mi mamá y mi abuelo”.

Tras casi una semana de alegatos, declaraciones de testigos y presentación de pruebas, el jurado popular compuesto por 12 ciudadanos mendocinos escuchó el testimonio del “hombre gato”, quien había seguido todo el proceso en una sala aparte del Polo Judicial tras haber sido apartado el primer día por maullar insistentemente.

Se debate la inimputabilidad del acusado. La defensa sostiene que debe cumplir condena en un psiquiátrico, mientras que la fiscalía sostiene que es imputable, por lo que podría recibir la condena de prisión perpetua efectiva.

El jurado popular definirá este miércoles 3 de noviembre si lo declara culpable.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA