UCR: la ropa sucia debe lavarse en casa

Invalidaron la postura de 43 diputados que habían ratificado la presidencia del bloque de la Cámara baja a Mario Negri.
Invalidaron la postura de 43 diputados que habían ratificado la presidencia del bloque de la Cámara baja a Mario Negri.

Estimo que el Comité Nacional de la UCR debe enviar los antecedentes de los 12 diputados rupturistas al Tribunal de Conducta para su expulsión o eventual suspensión de la afiliación.

Hace unos días doce diputados nacionales de la UCR, inspirados por el Senador Nacional Martín Lousteau, rompieron el bloque argumentando una presunta legitimidad que le dieron los votos a su nuevo presidente de bloque UCR Evolución, Rodrigo de Laredo en la provincia de Córdoba, por un lado y la derrota de Negri en su mismo distrito.

Se argumentó la renovación en los cargos del bloque para personas con mayor peso político dado por los recientes comicios.

De este modo, invalidaron la postura de 43 diputados que habían ratificado la presidencia del bloque de la Cámara baja a Mario Negri.

Estos son los débiles argumentos de los disidentes.

En realidad es la “hojarasca” de un proceso más profundo cuál sería la “media palabra” que le habría dado el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Rodríguez Larreta a Lousteau para ser el futuro Jefe de Gobierno, a cambio de la ayuda que habría de proporcionarle a Rodríguez Larreta en su aspiración presidencial con vistas al 2.023.

Por un imperativo moral me veo obligado a pronunciarme, a título personal, en contra de tal postura que rompe un principio sagrado de la UCR en sus más de 130 años al servicio de la vida nacional.

El razonamiento es claro. Si 43 legisladores avalan a Negri, por ende, es mayoría sobre los 12, que, nos guste o no, se debe aplicar dicho principio.

Llama la atención en momentos en que la UCR había comenzado a transitar, por sí mismo, un camino de confianza en la ciudadanía, aparecen estas aventuras políticas que contienen meras aspiraciones personales, máxime cuando faltan dos años para una nueva alternativa electoral.

Recuerdo las internas que me tocó protagonizar a mí desde 1972 en adelante entre “balbinistas” y alfonsinistas”. Jamás existió una ruptura de los bloques parlamentarios a pesar de tener importantes disidencias de procedimientos, de estilos partidarios entre ambos sectores, que unos por mayoría y otros por minoría pudieron, perfectamente, romper los bloques tanto nacionales como en el resto del país.

Ante este cuadro de situación, estimo que el Comité Nacional debe enviar los antecedentes de los 12 diputados, previa vista a ellos y luego remitir las actuaciones al Tribunal de Conducta para su expulsión o, eventualmente, suspensión de la afiliación. No se pueden permitir estos pésimos antecedentes en un partido más que centenario como la UCR.

Se olvidan los disidentes de las estadísticas de vergüenza que hoy tiene el país. Un 50% de personas en situaciones de pobreza, la inflación que liquida el salario de los trabajadores y lo más grave es que no entienden que la “ropa sucia” se lava en casa.

Por algo cada día más avanza el voto en blanco por el descreimiento de los dirigentes políticos que no quieren salirse del presupuesto, muchos desde el inicio de la democracia y otros que recién comienzan sus carreras políticas desde la Nación, omitiendo el “cursus honurum” que en otros tiempos tuvo la UCR.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA