Malvinas: Estuvimos y actuamos equivocados durante 200 años

Los kelpers no quisieron estar bajo la soberanía argentina porque perderían la británica muy superior en calidad de vida. La única forma de que los malvinenses nos prefieran es ofreciéndoles más y mejores condiciones de vida que los británicos.

Cambios en Casa Rosada: el Gobierno rebautizó al Salón de los Pueblos Originarios como Héroes de Malvinas.
Cambios en Casa Rosada: el Gobierno rebautizó al Salón de los Pueblos Originarios como Héroes de Malvinas.

Hemos vivido equivocados

Durante los siglos XIX, XX y hasta 2024 hemos actuado 200 años equivocados para recuperar Malvinas. Fueron ocupadas por los ingleses el 3 de enero de 1833 junto a las islas Sandwich del Sur y Georgias del Sur, hasta hoy. Nuestro reclamo ante el Reino Unido (RU) nunca pudo prosperar ni tampoco una frustrada guerra que sí nos dejó algo glorioso y memorable: nuestros héroes difuntos y veteranos, que no supimos valorar. Intento con este trabajo presentar un nuevo sistema para recuperarlas.

Los ingleses

Son soberbios por naturaleza. Se perciben los mejores del mundo con su historia milenaria y su monarquía hoy titulada por el rey Carlos III, de pocas luces y mal carácter. También como triunfadores de guerras, que lo son, y en Europa líderes absolutos, que no lo son. Retuvieron sus libras esterlinas para no contaminarse con los euros que unificaron al resto de los plebeyos, 20 países, inferiores a ellos. Despreciaron los tratados de Roma de 1957 y Maastricht de 1990 abandonando la Unión Europea (Brexit). En mi estadía en Londres pude comprobar lo que sostengo y nunca quise retornar. Por eso jamás conciliaron con un país corrupto e “inferior” casi inexistente como el nuestro. La diplomacia no pudo ni podrá hacer nada. Para lograr el triunfo debemos cambiar nosotros porque ellos no lo harán.

Los argentinos

Desde 1930 vivimos una decadencia en ascenso, y a partir de 1946 el peronismo, las dictaduras militares, el radicalismo con Alfonsín y de la Rúa y fundamentalmente el kirchnerismo, nos transformaron en uno de los países más corruptos e inflacionarios del mundo, con el que jamás transaría la soberbia británica. Nos miraron como populistas marxistas, que lamentablemente lo fuimos, y nuestra diplomacia siguió reclamando inútilmente ante los foros internacionales. Otro regalo de los cien años de destrucción y decadencia de los políticos y militares nefastos.

Con el retorno de la libertad

Con la izquierda insignificante, parte del radicalismo liderado por Martín Lousteau y con el peronismo y kirchnerismo derrotados, es posible retornar a una Argentina seria, democrática y liberal políticamente, que nos vuelva a posicionar en la Patria de San Martín. Si así resultara, estaríamos al nivel de los países más importantes, incluido el soberbio RU.

El nuevo sistema recuperatorio

De igual a igual tampoco conseguiremos nada solo con la diplomacia y los ingleses seguirán con su centenaria negativa. ¿Qué tenemos que hacer entonces? Cuando recientemente visitó Malvinas David Cameron, primer ministro del RU, fue muy claro: mientras los kelpers ( término nuestro) sigan reclamando la soberanía británica así continuarán…y agregó “y espero que sea por siempre”.

Entonces debemos actuar sobre los kelpers, no sobre Inglaterra. Tampoco diplomáticamente porque las islas nos corresponden y por tanto es el gobierno con su Presidente y Ministros quienes deben actuar para lograr el objetivo de recuperar Malvinas.

Los kelpers no quisieron estar bajo la soberanía argentina porque perderían la británica muy superior en calidad de vida. Y hasta el 10 de diciembre de 2023 era así. Pero el Presidente Milei trabaja por lograr elevar al país a los primeros lugares en el concierto mundial. La única forma de que los malvinenses nos prefieran es ofreciéndoles más y mejores condiciones de vida que los británicos.

¿Cómo debemos actuar?

Una vez logrados todos los objetivos de Milei expuestos en su campaña muy conocidos , se debe designar un equipo en relaciones públicas para establecer una nueva y estrecha comunicación con los habitantes. No un gobernador que carezca de conocimientos y experiencia técnica. Los distintos ministerios deben colaborar con él en esta difícil tarea, hasta que se tenga seguridad de que los habitantes estén convencidos que subordinarse a la soberanía argentina les será mucho más conveniente que seguir con la británica. Hasta este momento Relaciones Exteriores no tendrá nada que hacer porque Malvinas es nuestra y no extranjera.

Logrado el objetivo Cancillería deberá comenzar a actuar para reunirse con los británicos y firmar el acuerdo final. Serán los malvinenses y no nosotros quienes requerirán el cambio de soberanía.

Dos errores de Milei

Dijo que Margaret Thatcher fue brillante y que Cameron tiene derecho a visitar nuestras islas por ser primer ministro del RU. No puede ser brillante quien dispuso en plena guerra el hundimiento del Crucero General Manuel Belgrano fuera del área de exclusión, muriendo 323 marinos argentinos. Fue un crimen de guerra de lesa humanidad, adeudándonos las indemnizaciones correspondientes. Y Cameron no tiene ningún derecho sobre territorio argentino usurpado por la fuerza.

Milei cree que con esto favorece las tratativas diplomáticas, pero aclaré que esto no es ni podrá ser así, mientras no lo requieran los kelpers.

Quizá sea interesante que Alfredo Cornejo, Luis Petri, Mercedes Llanos, Rodolfo Suárez y Carlos Balter, si coinciden conmigo, gestionen ante el Gobierno Nacional este nuevo sistema.

* El autor es Doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA