La marcha del Ejército de Los Andes

La marcha del Ejército de Los Andes
Para el cruce de Los Andes eran seis los caminos elegidos y otras tantas las columnas que emprenderían la campaña.

Para el cruce de Los Andes eran seis los caminos elegidos y otras tantas las columnas que emprenderían la campaña.

A propósito de una reciente nota de este diario en la que se hace referencia a Canota, es interesante aclarar y agregar los siguientes aspectos sobre las columnas sanmartinianas de la Campaña Libertadora.

De acuerdo con el plan trazado por San Martín para realizar el cruce de los Andes y entrar a territorio chileno, eran seis los caminos elegidos y otras tantas las columnas que emprenderían la campaña.

Las dos divisiones de vanguardia debían marchar por el actual paso de La Cumbre (Bermejo y de la Iglesia) y por el Llaretas (San Juan). Antes del cruce una columna al mando de Arcos, cruzó por Valle Hermoso.

Según relata el cronista de la campaña, Jerónimo Espejo, al Ejército precedió la marcha de la caballada en dirección a la estancia de Manantiales.

Era el paso necesario para que los caballos de los Granaderos se acostumbraran al piso pedregoso y a la temperatura de la montaña.

Marcharon también hacia allá recuas de mulas con víveres secos y forraje.

En la madrugada el 18 de enero de 1817 rompió la marcha la columna comandada por Las Heras.

Salió del Campo de Instrucción y cruzó el terreno en dirección al noroeste para llegar al anochecer a la Estancia de Canota, primer lugar de acampada.

El próximo campamento sería la Estancia de Uspallata.

El 19 salió del Campo de Instrucción la artillería con Fray Luis Beltrán.

Obviamente, debía tomar el camino más corto, es decir, marchar a retaguardia de Las Heras.

Esta marcha se cumplió con exactitud.

Ese mismo 19 partía del Campo de Instrucción el primer escalón de la columna principal.

El itinerario había sido ya establecido: estancia Las Higueras, Carrizal, Puesto Las Cuevas, estancia de Yalguaraz, Cordillera del Tigre y cruce del río de los Patos, cruce del Espinacito (casi 5.000 m), estancia Manantiales.

Nada indica que esta columna marchara reunida a Las Heras.

Al contrario, los partes diarios de O’Higgins a San Martín son muy claros al respecto, ya que el jefe chileno comunicaba puntualmente a San Martín el momento de llegada al lugar de acampada y la hora de partida cuando se reanudaba la marcha.

Existe una publicación del Instituto Nacional Sanmartiniano, donde figura el plano con la marcha de las dos columnas.

Esto permite apreciar el error de la supuesta división.

Numerosos trabajos de investigación se han publicado sobre esta marcha, de tal modo que no puede haber dudas al respecto.

Nunca las columnas de vanguardia marcharon juntas, por lo tanto, no pudo haber separación.

Este es un error de vieja data, de la época en que aún el Instituto Nacional Sanmartiniano no había iniciado la publicación de la importantísima colección de “Documentos para la historia del Libertador General San Martín” (1950), que abarca veintitrés tomos.

La Asociación Cultural Sanmartiniana de Mendoza, fiel al deber de profundizar y difundir la vida y obra del Padre de la Patria, pone a disposición de las instituciones interesadas en el tema, la bibliografía y fuentes documentales que testimonian en forma fidedigna los acontecimientos de esta etapa trascendental de nuestra historia.

Fuentes documentales y bibliográficas:

* Inst. Nac. Sanmartiniano, “Campañas del Libertador General José de San Martín”. Buenos Aires, 1978.

* Documentos para la Historia del Libertador General San Martín., Buenos Aires, 1954.

*Mayochi, E. M., “Cronología sanmartiniana”. Buenos Aires s/f.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA