sábado 5 de diciembre de 2020

De ganar Joe Biden las relaciones entre EEUU y Argentina podrían mejorar algo.
Opinión

La Argentina, Donald Trump y Joe Biden

De ganar Joe Biden las relaciones entre EEUUy Argentina podrían mejorar algo pero la presenta de Cristina Fernández no es atractiva para el Partido Demócrata.

  • martes, 27 de octubre de 2020
De ganar Joe Biden las relaciones entre EEUU y Argentina podrían mejorar algo.

Históricamente, Argentina fue siempre el país “rebelde” frente a los Estados Unidos bloqueando sus iniciativas, propuestas e incluso boicoteando objetivos regionales
Esta forma de actuar comenzó en 1889 cuando el Gobierno de EEUU convocó a la realización de la Primera Conferencia Panamericana a llevarse a cabo en Washington DC con el objetivo de crear la Unión Panamericana (PanamericanUnion).
Consistiría en una suerte de Unión Aduanera de todos los Estados del hemisferio desde Canadá hasta la Patagonia.
Esa idea realmente revolucionaria para su época que se adelantaba casi 100 años a la Unión Europea, era impulsada por el secretario de Estado, James Blaine. A la Argentina la representaban dos ministros plenipotenciarios Manuel Quintana y Roque Sáenz Peña; ambos serían presidentes constitucionales en el siglo siguiente.
Los delegados argentinos fueron los únicos que se opusieron con vehemencia a la propuesta de EEUU la cual y por ese motivo terminó fracasando totalmente.
Incluso otra iniciativa del entonces cónsul general estadounidense en Buenos AiresRowanHelper, de construir un ferrocarril desde la Bahía de Hudson (Canadá) hasta el estrecho de Magallanes no pudo prosperar por la insistente negativa de Argentina.
Nuestro país se había convertido en dolor de cabeza. Años más tarde durante la Segunda Guerra Mundial Brasil respondió favorablemente al llamado de EEUU para integrar las fuerzas armadas aliadas contra el genocida Adolfo Hitler y envió más de 25 mil soldados muchos de los cuales cayeron en combate en Europa contra los nazis.  La Argentina en cambio negó apoyo a los aliados y se declaró neutral. Incluso el que fuera elegido presidente de la Nación en 1945 Juan Domingo Perón hizo campaña con el eslogan “Braden o Perón”, siendo queSpruille Bradenera el embajador de EEUU en Buenos Aires.
Ya el 10 de abril de 1938 en el Luna Park de Buenos Aires con la presencia de miles de argentinos se había llevado a cabo el acto nazi más masivo e importante de la historia fuera de Alemania.
Incluso las Islas Malvinas enviaron más de 100 voluntarios a luchar junto a los aliados, y los argentinos que participaron eran descendientes de anglo argentinos. Ellos viajaron a Europa a ponerse a disposición de los aliados en forma privada sin ninguna clase de involucramiento del Gobierno argentin
EEUU salía de la Segunda Guerra Mundial como la primera potencia mundial y Argentina en cambio comenzaba su lenta pero sin pausa marcha hacia la decadencia, la inflación y el atraso de su desarroll
En tiempos recientes (nov/2005) el presidente Néstor Kirchner invitó al presidente George W. Bush, miembro del Partido Conservador, a Mar del Plata a una reunión cumbre de Jefes de Estado americanos en la que participó Hugo Chávez. Bush fue humillado por Kirchner públicamente y regresó a su país extremadamente mortificado. La devolución de atenciones las recibió Cristina Fernández de Kirchner que en sus ocho años de Gobierno jamás fue invitada a la Casa Blanca no obstante ser el gobernante, un negro miembro del Partido demócrata: Barak Obama. Sí, fueron invitados Michelle Bachelet, Dilma Rousseff  y el presidente de Uruguay Pepe Mujica que estuvieron en el Salón Oval.
En la actualidad el presidente Alberto Fernández no conoce personalmente al presidente Donald Trump a pesar de llevar casi un año en el cargo. Algo similar ocurre con el gobierno de Brasil; Fernández nunca le dio la mano al presidente Jair Bolsonaro
De ganar JoeBiden, las relaciones estadounidense-argentinas podrían mejorar algo por afinidad ideológica, pero la presencia de la señora Fernández de Kirchner es elemento poco atractivo para el Partido Demócrata
Salvo durante los gobiernos de Carlos Menem y de MauricioMacri, las relaciones entre ambos países siempre fueron de desconfianza, tensión y poca afinidad
El resultado de las elecciones del 11 de noviembre de 2020 en EEUU no modificará esa lamentable realidad.
*El autor es Ex Ministro Plenipotenciario.