martes 1 de diciembre de 2020

Imagen ilustrativa / Archivo Foto; Ignacio Blanco / Los Andes
Opinión

Enfermedades crónicas no trasmisibles y Covid-19

Hay otra pandemia: la de los pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles que están dejando de hacer controles o retrasando tratamientos.

  • sábado, 24 de octubre de 2020
Imagen ilustrativa / Archivo Foto; Ignacio Blanco / Los Andes

La enfermedad crónica es una condición que se presenta en las personas y tiene la característica que no tiene la posibilidad de curarse, pero sí, de tratamiento conservador para evitar que se produzcan complicaciones secundarias, o al menos, que éstas se retrasen. Por otro lado, las enfermedades crónicas, son la principal causa de muerte y discapacidad en el mundo.

Existen muchas enfermedades crónicas, unas que son más graves que otras, algunas causan discapacidades, otras son de curso leve y con poco impacto en la salud de la persona.

En general conllevan un cambio en los aspectos sociales, emocionales y psicológicos de la persona y siempre requieren controles rutinarios, ya sea de laboratorio, médicos, de imágenes o de tratamiento. Otro aspecto es que algunas enfermedades crónicas generan una alteración de la inmunidad (inmunocompromiso) que las hacen más vulnerables a las infecciones ocasionales, como el Covid-19. Ejemplos de estas enfermedades, son la diabetes mellitus, el cáncer y el lupus.

La pandemia de Covid-19 ha atravesado a la sociedad en todos sus aspectos: políticos económicos, sociales y por supuesto el sanitario. En este último caso los medios oficiales hacen hincapié en los cuidados y daños que está generando el covid-19, pero no hay información oficial masiva de los cuidados a personas con enfermedades crónicas, sobre su enfermedad crónica en época de pandemia.

Estas personas son las más vulnerables, en ellas el coronavirus las afecta por su infección, pero además por la falta de atención o adherencia a la medicación o a los controles que requieren hacer y esto redunda en un aumento de complicaciones de la enfermedad, algunas agudas y otras en un periodo más largo.

Entonces hay otra pandemia, que pasa por los pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles, que están dejando de hacer controles ya sea de laboratorio, médicos o bien retrasando tratamientos, por ejemplo oncológicos, pacientes diabéticos o cardiovasculares.

La plataforma de organizaciones de pacientes de España, publica en la página de la cátedra de cronicidad un trabajo de investigación en el cual el 80% de los pacientes encuestados, tuvo algún tipo de dificultad para darle continuidad al tratamiento que llevaba durante la pandemia y el 69 % de los pacientes sufrió cancelación de las consultas de seguimientos

Una reciente encuesta de la OMS-OPS a través de los estados miembros de la región de las Américas, exhibió que más de la mitad de los países encuestados (53%) han interrumpido parcial o completamente los servicios para el tratamiento de la hipertensión; 49% para el tratamiento de diabetes y complicaciones relacionadas con la diabetes; 42% para el tratamiento del cáncer y 31% para emergencias cardiovasculares.

En Argentina, el volumen de consultas médicas disminuyó en 50%, y las prácticas de laboratorio en 63%, según informe de impacto de la pandemia Covid-19 sobre el sistema de salud argentino", firmado por 25 sociedades científicas.

Esta dilación en las consultas y tratamientos, generará un aumento en mortalidad a mediano plazo, por complicaciones cardiovasculares y metabólicas, entre otros.

Finalmente para evaluar el verdadero impacto actual por la pandemia, la revista Nature elabora un artículo acerca del impacto de la muerte por la pandemia en la cual plantea la problemática de dimensionar la mortalidad por covid-19 ,en ella concluye que, aparte de contar los pacientes muertos por la infección, se debe tener en cuenta la diferencia entre la mortalidad total en el año 2020 y la mortalidad esperable ,si no hubiera una pandemia, basado en la progresión de las curvas de mortalidad de los años anteriores. Las curvas exceden hasta un 25% más muertes que las declaradas por COVID 19.

El gobierno se ha movido en función de estos hechos, generando normas que tienden a facilitar estos seguimientos, como la tele consulta, la receta electrónica, etc., pero no se ha visto una propaganda masiva, que concientice a las personas con enfermedades crónicas a continuar con sus controles y tratamientos. Es más, la sugerencia que queda flotando, es que no te muevas de la casa.

A manera de conclusión, todo lo anterior es el fundamento para recomendarles a las personas con enfermedades crónicas, que hagan contacto con sus médicos, para fijar pautas de seguimiento de su salud.

*El autor es médico.


Por las redes