Certeza sobre el Gobierno y una oposición desconcertante

¿Llegaremos inmersos en este desastre al 2023?
¿Llegaremos inmersos en este desastre al 2023?

Alberto es feliz porque cree que “su gobierno” es un éxito, a punto tal que manifiesta que, si las circunstancias se dan, ¡se presentará a la reelección en 2023!. Por su parte, la oposición comenzó mal, no por mala suerte sino por gran torpeza propia.

Vivimos una falta de certeza permanente desde décadas. Pero el actual gobierno nacional nos proporciona la única certeza con la que contamos: actúa mal y seguirá peor hasta diciembre de 2023. Usa la misma receta que no cambia porque hace a su ideología, la populista marxista, con una reina que comanda todo férreamente conforme a su soberbia, dándole órdenes a su lacayo títere Alberto, a La Cámpora, al núcleo duro de su 30%, al peronismo kirchnerista y a sus partidos satélites. El déficit fiscal y la inflación por emisión continuarán y tendremos mucha suerte si no se produce otra hiperinflación. La misma causa durante décadas agravada por el cristinismo no puede producir otro efecto que el que padecemos.

Alberto es feliz porque cree que “su gobierno” es un éxito, a punto tal que manifiesta que, si las circunstancias se dan, ¡se presentará a la reelección en 2023! Su torpeza e ignorancia nos explica el porqué de su panquequismo: no le importa, no percibe que sus patitos están fuera de fila, sigue con sus falsedades discursivas y cree que su relato es verdadero. Igual que Cristina, pero sin su inteligencia. La reina continúa en la búsqueda desesperada de su impunidad y la de sus hijos, único motivo para continuar en el gobierno. Y la pregunta obligada es: ¿llegaremos inmersos en este desastre al 2023?

Juntos por el Cambio ya estaba en el recinto cuando Cristina, que los madrugó, comenzó la sesión por haberse logrado quórum a los cuarenta minutos y no a los treinta como dispone el reglamento.
Juntos por el Cambio ya estaba en el recinto cuando Cristina, que los madrugó, comenzó la sesión por haberse logrado quórum a los cuarenta minutos y no a los treinta como dispone el reglamento.

En la oposición

La oposición comenzó mal, no por mala suerte sino por gran torpeza propia. En el tema del impuesto a los bienes personales nada manejó bien. Una legisladora en Miami, porque nadie le dijo que debía quedarse en el país para estar en la sesión del Senado, y otros dos legisladores ausentes. ¿Es posible esta entrega total de la conducción del Senado al oficialismo por carecer de estrategia y táctica parlamentarias, sin seriedad ni responsabilidad?

Estaban en el recinto cuando Cristina, que los madrugó, comenzó la sesión por haberse logrado quórum a los cuarenta minutos y no a los treinta como dispone el reglamento. Cumplido el término, la oposición en lugar de retirarse dejando expresa constancia de no haber quórum, lo hizo cuando la trampa de Cristina estaba hecha alegando que pedirían judicialmente la nulidad de la sesión.

Los jueces consideran no judiciables las cuestiones reglamentarias, por lo que es probable que también pierdan esta instancia. Una torpeza más, de las tantas.

En Juntos por el Cambio hay discrepancias internas que hacen públicas, debilitando así a la fuerza opositora.

En plena gravedad de los acontecimientos la coalición amenaza dividirse, contra el explícito mandato de todos los que la votaron. Se sabe que Cristina anhela la desunión porque es la forma más segura para que ella pueda gobernar libremente. ¡Pero JxC lo ignora! ¿Y así quiere ser gobierno a partir de 2023? La UCR pretende liderar la oposición con el argumento de que ella ganó las elecciones de noviembre de 2021. Todavía no ha tomado nota de que las elecciones las perdió el gobierno por sus desastres y no por méritos de la oposición. Desconcierta esta actitud y permite suponer el peligro y la posibilidad de que Cristina sea reelecta en 2023.

Espert es liberal como Milei, con quien coincide en muchos temas. Ambos se unirán en el Congreso para presentar un frente sólido contra el cristinismo.
Espert es liberal como Milei, con quien coincide en muchos temas. Ambos se unirán en el Congreso para presentar un frente sólido contra el cristinismo.

Milei y Espert

Milei es un fenómeno político nuevo. Sus detractores afirman que es un showman con gran efecto en el electorado, pero que carece de un programa de gobierno. No es así. Ha sido y es muy claro y específico. Para combatir la inflación propone anular al Banco Central permitiendo la libre circulación monetaria, levantando los cepos que lo único que han logrado es atar la economía asfixiando los mercados sin libertad de acción. Es partidario de un mini Estado reducido a proveer seguridad y justicia. Quiere abolir la justicia social arguyendo que es un robo por el cual se les quita a los que producen para entregar la riqueza a los piqueteros, que solo viven del capital ajeno y nada producen. Terminar con el déficit fiscal y con el Estado Benefactor que gasta más de lo que ingresa. No crear ningún impuesto más bajando el monto de los existentes y disminuir los más de 160 a no más de cinco, permitiendo que quienes producen aumenten sus bienes transables y el crecimiento del país, única forma de terminar con la pobreza e indigencia. Volver a la economía libre de Alberdi, que colocó a Argentina al frente de los países más ricos del mundo a fines del siglo XIX, que el socialismo sin pausa destruyó a partir del segundo gobierno de Yrigoyen.

Se podrá estar de acuerdo o no con este programa de Milei pero es el que presenta. La oposición critica severamente al populismo, pero no exhibe un plan de gobierno coherente y estructurado para presentar en 2023. Y, sobre todo, cómo hará para terminar con la inflación y absorber los miles de millones de pesos sin valor y bonos que para lo único que han servido es para aumentar la tasa de inflación y posibilitar que el peso se siga devaluando.

Espert es liberal como Milei, con quien coincide en muchos temas. Ambos se unirán en el Congreso para presentar un frente sólido contra el cristinismo. Este es el panorama general con el que comenzamos 2022. Una incógnita difícil de desentrañar. Es posible que el oficialismo continúe con su tarea destructiva y entregue el poder a una oposición que desconocemos si estará en condiciones de tomar todas las medidas necesarias para el restablecimiento macroeconómico correcto y definitivo que necesitamos angustiosamente. Otra frustración como la de Macri sería catastrófica.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA