domingo 20 de junio de2021

Nacimientos en medio de la cuarentena: cuidados extremos y sin visitas de familiares
Nacimientos en medio de la cuarentena: cuidados extremos y sin visitas de familiares
Sociedad

Nacimientos en medio de la cuarentena: cuidados extremos y sin visitas de familiares

Los hospitales han tenido que armar protocolos específicos para este momento tan delicado. Incluso los controles prenatales se redujeron

  • miércoles, 8 de abril de 2020
Nacimientos en medio de la cuarentena: cuidados extremos y sin visitas de familiares
Nacimientos en medio de la cuarentena: cuidados extremos y sin visitas de familiares

Las maternidades de la provincia se adaptan al escenario impuesto por la pandemia de coronavirus. Claro, los partos no saben de emergencia sanitaria ni esperas. Así es que toman medidas para dar seguridad a los recién nacidos, a las madres y a sus familiares.

Pero además deben contemplar dos escenarios posibles: mujeres que sean Covid-19 positivo y otras que no, por lo cual deben anticiparse a su llegada y generar espacios aislados. Las medidas las toma cada hospital o clínica por su cuenta a través de protocolos, muchos de los cuales comenzaron a aplicarse desde hace unos 20 días. Por otra parte el Ministerio de Salud ha establecido parámetros para los efectores públicos y en términos generales, públicos y privados comparten criterios.

Así, pueden identificarse siete grandes estrategias.

Acompañamiento restringido durante el parto. Quienes ingresen a tener a sus hijos deberán afrontar solas el parto o la cesárea, así lo han dispuesto en varias clínicas. La premisa es reducir la circulación de gente en los efectores. "Los quirófanos son espacios chicos y no se respetan las distancias que se debe en el caso del Covid-19, por eso en cesárea o parto no ingresa el familiar", explicó el doctor Ernesto Olcese, jefe Perinatología del Hospital Lagomaggiore, la maternidad más grande de la provincia.

Sin visitas y un solo acompañante. "Durante  la estadía en el hospital, solo estaba mi esposo, tenemos un hijo de dos años, así que una noche me quedé sola porque mi familia vive en San Rafael", detalló Paola (35) quien tuvo a su segundo hijo el 23 de marzo en el hospital Español. Los horarios de visita están suspendidos,

Alta temprana. Buscan que tanto la madre como el pequeño tengan el alta en cuanto se pueda. En el Español se trata de un promedio de 48 horas de internación, tanto para cesáreas como partos. Se dan al salir todas las recomendaciones de bioseguridad como evitar las vistas para mantener el aislamiento.

Pablo Affronti, jefe de Maternidad de la Clínica de Cuyo explicó que ellos trabajan siempre con alta temprana y aclaró que de todas formas la internación "no puede ser menor a las 36 horas". 

Se extreman las medidas de higiene y seguridad. Desde el Ministerio de Salud informaron que se ha solicitado que para entrar a la maternidad se tomen los mismos recaudos que para entrar a neonatología. Quien va como acompañante debe considerar medidas como meticulosos lavado de manos, no estar enfermo y usar barbijo  para evitar transmitir microbios a través del flugge (gotitas de saliva).

Control  de estado de salud antes del ingreso. Los ingresos a los hospitales son una especie de "colador". Se hace un chequeo de quienes pueden entrar, se controla la temperatura y síntomas. Las embarazadas y acompañantes no son la excepción.

"Al ingresar a todo paciente se le toma la temperatura", explicó el jefe de la Maternidad del Hospital Español, Héctor Andrewartha. En caso de que presenten síntomas son derivados a un consultorio externo donde hay un médico infectólogo, un neumonólogo y un clínico.

Más tiempo para registrar el nacimiento. Las inscripciones de los nacimientos cuentan con más tiempo. Andrewartha explicó que una secretaria del hospital se encarga de informarlo al Registro Civil y luego este se comunica con los padres para acordar un turno. Esto antes se hacía en 48 horas y  ahora se demoran hasta 30 días.

Aislamiento de Covid-19 positivos. En algunos efectores se ha dispuesto que estas embarazadas estén junto con otros positivos y que el personal de Obstetricia se acerque a hacerles los controles, tal el caso del hospital Lagomaggiore. En tanto, otros con la infraestructura suficiente, han contemplado espacios específicos para ellas.

Es el caso de la Clínica de Cuyo. El doctor Affronti detalló al respecto: "Se han dispuesto camas exclusivamente para ellas y medidas respecto de la distancia a la que debe estar el bebé. En el protocolo hacemos un consentimiento informado de la madre, le explicamos las posibilidades que tiene (estar con el bebé a distancia o no), aunque también depende cómo se encuentra clínicamente la paciente". La orden es que estén a dos metros de distancia. Deben ser atendidos por personal exclusivo para ellos y en el Español, por ejemplo, tienen un quirófano propio.

Otras medidas

Desde el momento en que comenzaron a aparecer los primeros casos de coronavirus en la provincia de Mendoza, desde el Ministerio de Salud, Bienestar Social y Deportes se recomendó espaciar los controles de embarazos que cursan sin complicaciones. Lo que se busca, así, es evitar la circulación de grandes grupos de gente en los distintos efectores de salud.

"Las últimas semanas la obstetra no me atendió en el consultorio, sino que me dijo que directamente nos veíamos en el hospital, me indicó a que tenía que estar atenta y me seguí manejando por teléfono", detalló Paola, quien tuvo a su segundo hijo el 23 del mes pasado, en la maternidad del hospital Español. Por otra parte hay acuerdo en que en el caso de madres Covid-19 positivas lo ideal es que se evite dar el pecho, por lo que se sugiere la extracción. En caso de desear hacerlo habrá que tomar recaudos de higiene y usar barbijo.