Video: Ucrania denunció que el ejército ruso bombardeó un teatro lleno de refugiados

El teatro de Mariupol donde se habían refugiado “centenares de civiles” fue bombardeado en un ataque de fuerzas de Rusia.
El teatro de Mariupol donde se habían refugiado “centenares de civiles” fue bombardeado en un ataque de fuerzas de Rusia.

Ocurrió en Mariupol, ciudad que que lleva semanas bajo asedio de las tropas del Kremlin. Autoridades locales no informaron la cantidad de personas muertas.

La guerra entre Rusia-Ucrania sigue sumando tristes capítulos. En esta ocasión, un teatro de Mariupol donde se habían refugiado “centenares de civiles” fue bombardeado en un ataque de fuerzas de Rusia.

La novadad fue confirmada por la alcaldía de esa ciudad portuaria del sudeste de Ucrania, asediada hace semanas en esta guerra por las tropas del Kremlin.

A través de Telegram, las autoridades expresaron: “El avión soltó una bomba sobre el edificio que albergaba a centenas de civiles. Resulta imposible establecer un balance inmediato, porque los bombardeos en esa zona residencial prosiguen”.

“La entrada del refugio está bloqueada por los escombros. Estamos verificando informaciones sobre las víctimas”, agregó.

Además, las autoridades de Mariupol publicaron una foto del teatro con su fachada destruida.

También el canciller Dmytro Kuleba denunció el bombardeo: “Otro horrendo crimen de guerra en Mariupol. Ataque ruso masivo al Teatro de Drama, en el que se escondían cientos de civiles inocentes. El edificio ahora está completamente destruido”, escribió, además de mostrar la imagen del teatro antes y después del ataque.

Concluyó su mensaje con un ruego: “¡Salven a Mariupol! ¡Detengan a los criminales de guerra rusos!”.

El vicealcalde dijo que en el lugar había más de mil personas, a las que no se había podido evacuar por las dificultades en la seguridad de los corredores humanitarios que Ucrania viene denunciando casi desde el inicio de la guerra.

Desde el Ministerio de Defensa de Rusia negaron haber participado del ataque al teatro de Mariupol, así como haber asesinado a diez personas que esperaban para conseguir pan en Chernígov, a pesar de que circuló un video que muestra los minutos posteriores a ese ataque de las fuerzas de Putin.

En el caso del teatro, atribuyó la explosión a un batallón nacionalista ucraniano, Azov. A esa misma agrupación había señalado por el feroz bombardeo de la maternidad y el hospital pediátrico de Mariupol, que conmocionó al mundo la semana pasada.

El Teatro Regional de Drama del Donetsk es uno de los centros más importantes de la actividad escénica en Mariupol. El edificio actual fue construido en 1960. Era sede de varios festivales y por sus escenarios pasaron obras de autores locales, otros europeos (como Shakespeare) y rusos, entre ellos Aleksandr Pushkin y Leon Tolstoi.

Levantado en plena época de la Guerra Fría, el subsuelo estaba especialmente diseñado para afrontar posibles bombardeos.

Con esas características, se erigió en uno de los refugios para los cientos de civiles que intentan escapar de Mariupol, bajo fuego ruso. Entre los civiles que se encontraban allí había niños y adultos que necesitaban atención médica, señalaron representantes ucranianos.

Inscripciones en ucraniano visibles desde el aire marcaban la presencia de chicos, con el objetivo de evitar esta clase de ataques. Así lo muestra una imagen satelital provista por la compañía Maxar. Además, el diputado Vadym Halaichuk aseguró a la BBC que las tropas rusas habían sido informadas sobre la función del edificio.

En videos que se difundieron en las últimas horas se observa cómo era la vida dentro del teatro: los pasillos a oscuras, las personas aglomeradas bajo la aparente protección de las columnas en los espacios centrales, con escasos víveres sobre las mesas o en el suelo e iluminadas con faroles o con algún rayo de luz que ingresaba por las pocas ventanas.

Además, este miércoles Ucrania denunció el bombardeo de otro edificio donde se refugiaban decenas de civiles. El ataque aéreo fue contra la piscina de Neptun, un centro acuático que había sido modernizado hace dos años y que brindaba en los últimos días techo a los desesperados pobladores de Mariupol.

“Las mujeres embarazadas y las mujeres con niños ahora están bajo los escombros”, dijo el jefe de la administración militar regional de Donetsk.

“Están tratando de destruir físicamente a los residentes de Mariupol, que durante mucho tiempo han sido un símbolo de nuestra resistencia”, agregó Pavlo Kyrylenko sobre los ataques incesantes en esa localidad.

Por otro lado, las Fuerzas Armadas ucranianas señalaron a Moscú por el ataque con misiles contra un convoy que había partido de Mariupol y se dirigía a Zaporizhzhya, cuya central nuclear fue bombardeada hace 12 días.

Entre el 24 de febrero, día en que Rusia lanzó su invasión, y el 15 de marzo, se registraron 726 muertes y 1.174 heridos entre la población civil, según la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

De acuerdo con los datos de este organismo, “la mayoría de las víctimas civiles registradas fue causada por el uso de armas explosivas con amplia zona de impacto, incluido por el bombardeo con artillería pesada y lanzacohetes múltiple, así como ataques aéreos y de misiles”.

Sin embargo, el balance de las autoridades de Mariupol es más preocupante: según sus estimaciones, más de 2.000 civiles murieron solo en Mariupol, sitiada y bombardeada desde hace varios días por las fuerzas rusas.

Las últimas denuncias de Ucrania elevaron la indignación internacional contra el accionar de Rusia. En ese sentido, luego de los ataques más recientes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó de “criminal de guerra” a Vladimir Putin, un comentario que Moscú tildó de “inaceptable”.

Un puerto estratégico

Se trata de un enclave estratégico en el conflicto. Con 450.000 habitantes, es la última gran ciudad al borde del mar de Azov bajo control de Kiev.

Se encuentra en la zona del Donbás, a casi 800 kilómetros de la capital del país. También está a 55 kilómetros de la frontera rusa y a unos 85 kilómetros del territorio separatista de Donetsk.

En caso de caer en manos rusas, el Kremlin se aseguraría la continuidad territorial entre sus fuerzas llegadas de la Crimea anexionada y las tropas separatistas y rusas del Donbás.

Revés para Rusia en tribunales internacionales

Este miércoles, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) instó a Rusia a detener la invasión a Ucrania. Por trece votos a dos, le exigió a Moscú “suspender de forma inmediata las operaciones militares”.

Anton Korynevych, representante ucraniano ante ese órgano de la ONU, dijo que la medida fue una “victoria” para su país.

“En palabras fáciles, el tribunal le dijo a Rusia que debe detener, cesar y suspender las operaciones militares en Ucrania iniciadas el 24 de febrero”, expresó Korynevych en el Palacio de la Paz, la sede de la CIJ en La Haya.

Sin embargo, el Kremlin podría no respetar las cautelares de la CIJ, cuya aplicación depende de la voluntad de los Estados y, eventualmente, del Consejo de Seguridad de la ONU, en el que Rusia cuenta con derecho a veto.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA