Una nena de 5 años murió enterrada en un pozo que hizo junto a su hermano en una playa en EE.UU.

El incidente ocurrió en la playa de Lauderdale-by-the-Sea, al norte de Miami, Florida. La profundidad del agujero, que ella y su hermano de 9 años cavaban mientras jugaban alcanzaba alrededor de 1,8 metros antes de derrumbarse.

Imágenes captadas desde helicópteros muestran una multitud de personas congregadas alrededor del área acordonada donde ocurrió el trágico suceso.
Imágenes captadas desde helicópteros muestran una multitud de personas congregadas alrededor del área acordonada donde ocurrió el trágico suceso.

En un desafortunado incidente ocurrido en la playa de Lauderdale-by-the-Sea, al norte de Miami, una niña de cinco años perdió la vida y un niño de nueve años luchó por sobrevivir después de que cayerá sobre ellos el agujero de arena en la tarde del martes.

Los servicios de emergencia respondieron al llamado cerca de las 3 de la tarde, encontrando al niño enterrado hasta el pecho, con la niña completamente sepultada debajo de él. La profundidad del agujero, que los menores cavaban mientras jugaban, alcanzaba alrededor de 1,8 metros antes de derrumbarse, según informó Sandra King, portavoz del Departamento de Bomberos de Pompano Beach.

“Fue un accidente incomprensible”, dijo King
“Fue un accidente incomprensible”, dijo King

Los testigos relataron que varios bañistas se unieron desesperadamente para rescatar a los niños, cavando en la arena con la esperanza de llegar a ellos. Los rescatistas utilizaron tablas de apoyo para evitar la caída de más arena mientras usaban palas para sacar a los niños, relató King. La vocera señaló que desconocía cuánto tiempo estuvieron enterrados.

Las autoridades locales, incluyendo agentes de la Policía del condado de Broward y equipos médicos, se movilizaron rápidamente hacia el lugar del incidente. Imágenes captadas desde helicópteros muestran una multitud de personas congregadas alrededor del área acordonada donde ocurrió el trágico suceso.

Este miércoles, la Oficina del Sheriff de Broward (BSO, por sus siglas en inglés) identificó a la niña como Sloan Mattingly, de 5 años, y a su hermano como Maddox Matttingly, de 9. La familia estaba de vacaciones en Florida, adonde había llegado desde el estado de Indiana.

Los paramédicos de Pompano Beach Fire Rescue trasladaron a la niña de urgencia al Centro Médico Broward Health en Fort Lauderdale, en donde fue declarada muerta, indicó King.

“Estábamos realizando técnicas para salvarle la vida para tratar de recuperarle el pulso, pero nunca se recuperó y fue declarada muerta en el hospital”, dijo la mujer.

Por su parte, cuando el niño fue rescatado, fue trasladado por sus propios padres a un patrullero que lo llevó a un hospital. Está en condición estable.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA