“Sarco”: la máquina que legalizó Suiza para el suicidio asistido

"Sarco" funciona liberando nitrógeno lo que adormece al paciente hasta fallecer, sin causarle sufrimiento.
"Sarco" funciona liberando nitrógeno lo que adormece al paciente hasta fallecer, sin causarle sufrimiento.

Todavía no está oficialmente aprobado, ya que se trata de un prototipo que se prevé que llegará a lo largo de 2022. Funciona liberando un gas y la persona podrá ser sepultada en la misma cápsula en la que falleció.

Suiza sorprendió al informar que darán luz verde a un nuevo sistema de eutanasia. Se trata de Sarco, una cápsula impresa en 3D diseñada para facilitar la muerte asistida y que podría cambiar los protocolos en varios países, así lo precisó Philip Nitschke, creador de la máquina, a los medios locales.

“El año pasado, buscamos asesoramiento legal de alto nivel sobre el uso de Sarco para muerte asistida en Suiza. La evaluación ya fue concluida y nos sentimos muy satisfechos con el resultado porque confirmó que no habíamos pasado ningún detalle por alto. No existe el menor problema legal”, explicó Nietschke, en una entrevista.

En Suiza, la eutanasia está permitida y se practica desde la década 40. En 2006, el Tribunal Federal suizo estableció que toda persona en uso de sus capacidades mentales, sin tomar en cuenta si eran o no enfermos terminales, tienen el derecho a decidir sobre su propia muerte.

Sarco es una cápsula que podrá usarse también como ataúd y la persona podrá ser sepultada en ella.
Sarco es una cápsula que podrá usarse también como ataúd y la persona podrá ser sepultada en ella.

Tanto así, que según las cifras oficiales, en 2020 unas 1.300 personas murieron en Suiza a través del suicidio asistido. Sólo hay dos organizaciones a cargo de la normativa y el método que usan amas es la ingesta de una medicación específica.

Pero ahora la ley analiza la posibilidad de utilizar Sacro, que propone un enfoque muy distinto: una muerte pacífica que no requiere de sustancias controladas.

“Hemos estado hablando con varios grupos en Suiza, incluidos aquellos con los que hemos trabajado antes en casos individuales de suicidio asistido, a fin de ofrecer Sarco para su uso en el país. Esto se haría en colaboración con una organización local”, explicó el médico que diseñó Sarco.

Y agregó: “A menos que surgieran dificultades imprevistas, esperamos estar listos para que Sarco esté disponible en Suiza a partir del próximo año. Ha sido un proyecto muy costoso hasta ahora, pero creemos que estamos muy cerca de ponerlo en marcha”. Además, Nitschke adelantó que se está trabajando en un tercer modelo de la máquina y “si todo va bien debería estar lista para funcionar en Suiza en 2022″.

Cómo funciona

Sarco es una cápsula impresa en 3D, que tiene la apariencia de un ataúd, pero con paneles transparentes. Se asienta sobre una plataforma elevada que se inclina en ángulo y allí la persona se acuesta.

El paciente ingresa en ella y una vez acomodado debe digitar un código que previamente le fue enviado tras una evaluación psiquiátrica y que hará que el dispositivo comience a liberar nitrógeno. Ese gas lo que hará es dormir a la persona, para luego adormecerla de manera definitiva.

Pero entre lo más llamativo del proyecto, es que la capsula le servirá de ataúd, por ende el paciente ya fallecido podrá ser sepultado en la misma cápsula.

“La muerte se producirá por hipoxia e hipocapnia, es decir, por la privación de oxígeno y dióxido de carbono, respectivamente. No hay pánico ni sensación de asfixia”, aseguró Nietschke asegurando que las personas tendrán muertes pacíficas y tranquilas.

Para su puesta en funcionamiento en Suiza, el especialista comentó que buscará un cambio en la metodología de la muerte asistida: “Actualmente, un médico o grupo de médicos deben involucrarse recetando el pentobarbital sódico y también confirmar la capacidad mental de la persona. Queremos eliminar cualquier tipo de evaluación psiquiátrica en este proceso y permitir que el individuo la controle por sí mismo”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA