Rusia acusó a Occidente de fomentar la guerra y buscar quedarse con sus reservas de oro

Votación en la Asamblea General de la ONU a favor de que Rusia pague las reparaciones en Ucrania.
Votación en la Asamblea General de la ONU a favor de que Rusia pague las reparaciones en Ucrania.

“Occidente intentó politizar la declaración final del G20 colando un lenguaje de condena a Rusia”, afirmó el canciller Serguéi Lavrov.

El conflicto ucraniano “es una guerra híbrida desatada y preparada por Occidente durante años”, declaró este martes el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, durante una rueda de prensa en el marco de la cumbre del G20 en Bali, Indonesia.

En una largo intercambio con los medios presentes, el canciller habló sobre las repercusiones de la operación especial en Ucrania, criticada por Occidente, y el pacto para exportar cereales desde Ucrania, bajo la mediación de Türkiye. Lavrov abordó las posibilidades de negociación con Ucrania para terminar el conflicto así como la embestida de Occidente para debilitar la influencia de Rusia en el mundo.

El canciller calificó de “irreales e inadecuadas” las propuestas presentadas durante la cumbre del G20 por Ucrania para iniciar negociaciones de paz. “Kiev se niega categóricamente a cualquier negociación y presenta condiciones que son a toda vista irreales e inadecuadas dada la situación”, dijo Lavrov.

De acuerdo con Lavrov, la Unión Europea y la OTAN son desde hace tiempo participantes de esta guerra híbrida a través del suministro de armas y el entrenamiento de tropas, mientras que EE.UU. proporciona los datos inteligencia y participa en la selección de objetivos. Además, el canciller ruso instó al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a que la organización adopte una postura más imparcial en la cuestión de la solución del conflicto en Ucrania.

Por su parte, el portavoz del Gobierno ruso, Dmitri Peskov, expresó este martes el rechazo de Moscú a la resolución aprobada durante la jornada de ayer en la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el pago de reparaciones a Ucrania. Peskov enfatizó que Rusia está “categóricamente en contra de esta resolución” mientras aseguró que la misma es “una decisión no obligatoria jurídicamente” por lo que Moscú así la considera.

Al mismo tiempo, el vocero señaló que los organizadores del proceso del proyecto de la resolución “tratan de finalizar el robo de nuestras reservas de oro y monedas extranjeras que fueron bloqueadas de manera totalmente ilegal”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA