El sorprendente informe que revela el origen del presunto submarino nazi hallado en Necochea

La confirmación se oficializó mediante un escrito enviado por la Liga Naval Italiana, institución que cuenta con reconocidos peritos que tienen un largo recorrido en la identificación de restos náufragos.

El submarino alemán en mar argentino. Foto: Gentileza
El submarino alemán en mar argentino. Foto: Gentileza

Un informe de la Liga Naval Italiana, institución que depende del Ministerio de Defensa de Italia, determinó que el casco hundido en cercanías de la embocadura del puerto de Quequén, detectado por el grupo Eslabón Perdido y confirmado por personal de Prefectura Naval Argentina, es un submarino con las características de diseño propias de los usados por el gobierno alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

Descubren un submarino alemán en el mar argentino e investigan su perteneció a la flota nazi.
Descubren un submarino alemán en el mar argentino e investigan su perteneció a la flota nazi.

Fabio Bisciotti, parte del “Grupp Studi Subacquei” de esa institución y con enorme trayectoria en identificación de naves hundidas durante la Segunda Guerra Mundial, fue contundente: “Hay 100% de seguridad que ese pecio es un submarino militar y más de 90% de certeza que es alemán”, dijo a LA NACIÓN, vía telefónica desde Italia.

De su informe surge que, en las fotos, hay “detalles que pueden compararse fácilmente con las estructuras que representan el esqueleto de un U-Boot tipo VII o IX” y que “la longitud y el ancho son totalmente compatibles con un U-Boot tipo IX, como el U-166 hundido frente a los Estados Unidos”.

Además, percibe, siempre a partir de imágenes de video que recibió para realizar su trabajo, continuidad de la línea del casco “aunque dañada en algunos puntos, (con) claros huecos transversales y tubulares”, por lo que concluye que “es un casco deliberadamente explotado”.

¿Es un submarino alemán?

“Teníamos el convencimiento de que se trataba de un submarino de la Alemania nazi por una importante cantidad de documentación y testimonios de época que confirmaban la presencia de ese tipo de embarcaciones en estas costas”, dijo a LA NACIÓN quien está a la cabeza del equipo multidisciplinario de Eslabón Perdido, Abel Basti.

Las dudas se acaban cuando los peritos, tanto argentinos como italianos, le ponen nombre específico y definición concreta a lo que para Prefectura Naval Argentina eran apenas restos de un buque hundido. La pieza determinante para aquellos se remarca, es el periscopio. A pesar de las malas condiciones de iluminación, producto de una grabación a profundidad y con corrientes marinas, no dejaría margen a discusiones.

Este hallazgo comenzó con relatos de un vecino de la zona a partir de testimonios que su abuelo le había relatado sobre presencias y desembarcos nazis en el frente de playas de los actuales parajes de Costa Bonita y Arenas Verdes, en el límite entre Lobería y Necochea, cerca del puerto de Quequén.

Un pescador que escuchó esa versión sumó la pista que se necesitaba aguas adentro: marcó coordenadas exactas del lugar donde, al lanzar redes, se les quedaban enganchadas en algo que desconocían porque no aparecía en las cartas náuticas. Los dos buques hundidos que aparecen en esos registros están a suficiente distancia de allí como para no confundirse.

Descubren un submarino alemán en el mar argentino e investigan su perteneció a la flota nazi. / Foto: Gentileza
Descubren un submarino alemán en el mar argentino e investigan su perteneció a la flota nazi. / Foto: Gentileza

El informe de los peritos argentinos describe características que hacen reconocibles los restos de un submarino que sería del tipo que sería del tipo IX que uno de los modelos que utilizó la flota de la Alemania nazi.

Bisciotti identificó el periscopio del navío y una torreta submarina “debido a algunas características como la forma distintiva atribuible a un deflector de la torreta de los U-Boot”. “La torreta fotografiada muestra, en la parte superior, el final de la plataforma donde se situaban los vigías y el alojamiento antiaéreo”, dijo.

También identificó dos escotillas. “La foto muestra sin duda su capacidad original de estanqueidad”, detalló y explicó que las de ese tipo “son fácilmente rastreables en cada plan de construcción de los U-Boot con respecto al abordaje personal y/o torpedos de acuerdo a la ubicación”, según se precisa en el comunicado difundido por Eslabón Perdido.

El experto italiano advierte en esa fotos detalles que pueden compararse fácilmente con las estructuras que representan el esqueleto de un U-Boot tipo VII o IX. “La longitud y el ancho son totalmente compatibles con un U-Boot tipo IX” y descartó por completo que pueda ser un buque de superficie. “El diseño no deja lugar a otras teorías”, afirmó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA