miércoles 20 de enero de 2021

El Papa Francisco se vacunó este miércoles con la primera dosis de la vacuna Pfizer contra el Covid-19. - AP
Mundo

El Papa Francisco recibió la vacuna contra el Covid-19 y fue inoculado en el Vaticano

El máximo pontífice, de 84 años, recibió la primera dosis de la vacuna Pfizer y en tres semanas recibirá la segunda. Desde la prensa de Bergolglio no dieron a conocer fotos del momento.

El Papa Francisco se vacunó este miércoles con la primera dosis de la vacuna Pfizer contra el Covid-19. - AP

Este miércoles, el papa Francisco, de 84 años, recibió la primera dosis de la vacuna Pfizer y BioNTech contra el coronavirus en la primera jornada de la campaña de vacunación organizada para el Vaticano, según informaron fuentes de prensa cercanas al pontífice argentino.

El máximo pontífice fue vacunado “en un sector del atrio del Aula Pablo VI acondicionado especialmente” para la aplicación de las vacunas donde recibió la primera dosis de la inyección y en tres semanas recibirá la segunda, como previsto para el covid-19. Aunque ninguna foto ha sido distribuida hasta ahora.

Desde su alrededor, el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, confirmó por su parte el inicio de la campaña de vacunación para los cerca de 5.000 residentes y empleados del Vaticano. Por su parte, varios prelados, obispos y cardenales han contraído el virus en los últimos meses, entre ellos el cardenal Crescenzio Sepe, arzobispo de Nápoles, quien observa un periodo de aislamiento tras haber dado positivo a la prueba de covid.

El médico personal del papa por cinco años, Fabrizio Soccorsi, murió el sábado a la edad de 78 años tras “complicaciones por el covid-19” cuando estaba “hospitalizado por una patología cancerosa”.

Francisco canceló todos sus viajes al exterior desde el inicio de la pandemia en marzo del 2020 y puso en duda la celebración de su visita a Irak, prevista del 5 al 8 de marzo de este año.

El papa emérito Benedicto XVI, de 93 años, quien reside retirado en un monasterio dentro del Vaticano, también figura entre los primeros vacunados, según confirmó su secretario privado, el arzobispo Georg Gänswein.


Por las redes