Condenan a 18 años de cárcel a un joven por intentar incendiar una iglesia donde se hacían shows de drags

El hombre tiene 20 años y fue sentenciado por “crímenes de odio”. Según informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el acusado era miembro del grupo neonazi White Lives Matter.

Aimenn Penny, de 20 años, se declaró culpable en octubre pasado de intentar prender fuego a la Iglesia Comunitaria de Chesterland.
Aimenn Penny, de 20 años, se declaró culpable en octubre pasado de intentar prender fuego a la Iglesia Comunitaria de Chesterland.

En Ohio, EEUU, un hombre fue sentenciado hoy a 18 años de prisión por intentar incendiar una iglesia que planeaba albergar espectáculos de drag, según informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Aimenn Penny, de 20 años, se declaró culpable en octubre pasado de intentar prender fuego a la Iglesia Comunitaria de Chesterland. La sentencia impuesta fue de 216 meses de prisión y tres años de libertad supervisada, dado que “cometió crímenes impulsados por el odio”, según explicó la fiscal federal Rebecca Lutzko, del Distrito Norte de Ohio.

El 11 de marzo, Penny y otros miembros del grupo protagonizaron una protesta durante un evento de una hora de cuentos sobre drag queens en Wadsworth, Ohio. Durante la protesta, exhibieron banderas nazis y profirieron insultos raciales y homofóbicos, según lo documentado en los tribunales.

Los documentos judiciales revelan que Penny era miembro del grupo neonazi White Lives Matter, y perpetró el ataque con dos cócteles Molotov el 25 de marzo, una semana antes de que la iglesia planeara albergar dos eventos de espectáculos drag, donde hombres se visten y maquillan como mujeres.

La iglesia atacada por Penny  (google map)
La iglesia atacada por Penny (google map)

Aunque el ataque causó daños limitados, destruyendo un cartel y quemando una puerta, los investigadores destacaron la intención y el motivo detrás de la agresión.

Cuando Penny fue arrestado el 31 de marzo de 2023, agentes del FBI registraron su casa y encontraron manifiestos de carácter ultraderechista y una bandera de White Lives Matter, un movimiento supremacista blanco.

“Tales actos de violencia extremista no tienen cabida en nuestras comunidades y el Departamento de Justicia está comprometido a llevar ante la justicia a quienes utilicen o amenacen con la violencia para impedir que sus conciudadanos ejerzan libremente sus derechos fundamentales”, aseguró el fiscal general adjunto Matthew G. Olsen tras conocerse el fallo judicial de acuerdo a lo informado por medios locales.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA