lunes 25 de enero de 2021

Melissa Nosti, ex asistente de docente y azafata que fue condenada por abusar de un chico de 15 años - Facebook
Mundo

Abusó sexualmente de un estudiante de 15 años, estuvo 7 días presa y la liberaron

Se trata de una mujer de 33 años que se desempeñó como asistente de docente en una escuela. Luego, encontró trabajo en una aerolínea. Los motivos que le permitieron acceder al beneficio.

Melissa Nosti, ex asistente de docente y azafata que fue condenada por abusar de un chico de 15 años - Facebook

Una mujer australiana de 33 años, condenada por abusar sexualmente de un chico de 15 años, fue liberada tras pasar siete días en la cárcel, pese a que inicialmente tenía que cumplir una sentencia de 18 meses.

Melissa Nosti (33) reside en Sídney. En 2010, cuando oficiaba de asistente de docente en una escuela, abusó de un estudiante de 15 años. Después, la mujer se desempeñó como azafata de la aerolínea Tiger Air.

De acuerdo con Daily Mail, la Justicia llegó a un veredicto hace dos semanas en el cual la australiana fue sentenciada a 18 meses de cárcel con un período de seis meses de libertad condicional después de declararse culpable. Pero hubo un giro inesperado en el caso, que benefició a la mujer.

Nosti salió bajo fianza después de pasar solo siete días en la cárcel de mujeres. A través de videoconferencia, Nosti se presentó a la fiscalía local de Burwood junto a su abogado para apelar la sentencia. Según el letrado, la mujer tenía “bajo riesgo” de reincidencia -ratificado en el informe médico- y hasta logró conseguir un empleo previo a la condena.

La mujer tiene "bajo riesgo de incidencia" y accedió a un beneficio - Facebook Melissa Nosti

“Ella ha tenido un historial laboral después de lo que sucedió y estaba inmersa en la industria de las aerolíneas”, destacó el defensor.

Por su parte, la jueza Susan Horan consideró que las declaraciones de la víctima de abuso fueron “impactantes” y “convincentes”, por lo que, pese al beneficio al que accedió Nosti, la mantendrán vigilada.

En su libertad condicional, la ex azafata está obligada a asistir a las audiencias de apelación en los próximos meses, no contactarse con el menor abusado, no estar en compañía ni entablar relaciones con niños, tampoco cambiar de domicilio y debe facilitar la contraseña de su celular en caso de que así lo solicite la Policía.