Deliciosas croquetas de calabaza

Deliciosas croquetas de calabaza

¿Existe en el mundo un plato más irresistible y versátil que las croquetas?

Imprescindibles a la hora del aperitivo, es un bocado estupendo para abrir cualquier menú o para alegrarnos la cena. Hoy te proponemos sorprender en casa con una original variante de la receta tradicional: unas deliciosas croquetas de calabaza.

Ingredientes

· 2 bolsas (65 g) de puré de papas con calabaza

· 200 ml de leche entera o semidesnatada

· 160 ml de agua

· 20 g de mantequilla

· 2 cucharadas de queso rallado

· 100 g de cebolla caramelizada

· Harina de trigo

· 2 huevos y 1 yema

· Pan rallado

· Nuez moscada rallada al gusto

· Sal al gusto

· Aceite de oliva virgen extra abundante para freír

Paso a paso

El primer paso, un rico puré

Hacemos el puré de papas y calabaza con la leche y el agua, siguiendo las instrucciones del paquete, para obtener un puré espeso. Lo reservamos.

Seguimos con la masa de las croquetas

Picamos la cebolla caramelizada y la mezclamos con el puré en un bol. Añadimos el queso, la mantequilla, la yema de huevo y una pizca de nuez moscada. Mezclamos suavemente y lo tapamos con plástico film, en contacto con la masa para que no se forme costra, y dejamos en la heladera, como mínimo dos horas.

El turno del rebozado

Disponemos un plato hondo con harina, otro con los dos huevos ligeramente batidos y otro con pan rallado. Preparamos también un plato grande y ponemos abundante aceite de oliva en una sartén profunda o un cazo.

Vamos tomando pequeñas porciones de masa y boleamos con las manos o dos cucharas para formar las croquetas, procurando que tengan un tamaño similar, no demasiado grandes. Las rebozamos pasándolas primero por harina, luego por el huevo batido y, por último, por el pan rallado. Sacudimos suavemente el exceso y las vamos dejando en el plato. Cuando estén todas, las dejamos 10 minutos en la nevera.

A freir y disfrutar

Preparamos una fuente cubriéndola con papel de cocina y ponemos a calentar el aceite. Cuando esté bien caliente, pero sin que llegue a humear, a unos 180ºC, vamos friendo las croquetas por tandas, para que no se baje la temperatura. Cocinamos hasta que estén bien doradas, las retiramos y dejamos escurrir sobre el papel absorbente.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA