martes 4 de agosto de 2020

Marcelo Méndez DT de la selección de Argentina de Voley. Foto: Marcelo Rolland / Los Andes
+ Deportes

Marcelo Méndez: “Agustín Loser es un chico con mucho futuro”

El seleccionador nacional destacó las condiciones que tiene el central alvearense y también hizo mención a otros dos mendocinos que dirigió en el torneo español.

Marcelo Méndez DT de la selección de Argentina de Voley. Foto: Marcelo Rolland / Los Andes

Desde siempre, Brasil ha tenido una notable superioridad sobre nuestro voley, pero lo más curioso y ambiguo es que el entrenador más ganador en el historia de la Superliga de Voleibol Brasileña es argentino; Marcelo Méndez, hoy entrenador de la Selección Argentina y múltiple campeón con el Sada Cruzeiro.

El “Cabezón” Méndez, como lo conoce el planeta voley, cumplió un año y medio al frente del seleccionado, con la que logró uno de sus grandes objetivos apenas asumió 2019; la clasificación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (pasaron a 2021). Además, en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, el equipo Albiceleste sumó la medalla de oro y con ello el bicampeonato, porque también ganó en Toronto, Canadá en 2015.

Méndez sabe muy bien lo que son los desafíos, su llegada al equipo nacional le aportó, no sólo su gran experiencia y conocimiento sino una gran actitud ganadora. “La verdad, ha sido una de las sorpresas más agradables, porque los jugadores aceptaron muy bien el trabajo y cumplieron al máximo con los objetivos y con todo lo que les propusimos”, cuenta el alineador en su charla con Los Andes.

El DT, es el máximo referente de River Plate, club con el que salió campeón como jugador y entrenador en la Liga Argentina. Un tipo que apuesta a las bases, a la captación de talentos y al trabajo en los clubes, por lo tanto ha dejado su impronta por cada institución que atravesó.

Desde hace 16 años está dirigiendo en el extranjero. Se fue en 2004 contratado por el Palma de Mallorca, que tenía como líder y capitán, al mendocino Miguel Ángel Falasca, con quien entabló una gran amistad y también lo dirigió en la Selección de España. “Era un levantador excepcional, un gran jugador y una excelente persona, me ayudó mucho cuando llegué a España. De hecho, él me recomendó con el presidente del club. Nos hicimos muy amigos”, recuerda Méndez al armador mendocino Falasca, quien falleció en junio del año pasado en Italia a los 46 años y, había emigrado a España junto a su familia a los 16.

La familia de Marcelo Méndez se instaló nuevamente en la Argentina en 2018, aunque él, pasa la mayor parte del año en Brasil dirigiendo al Cruzeiro, con quien logró febrero el 5º título sudamericano consecutivo. Está al frente del equipo brasileño desde hace 11 temporadas y ya ganó 34 títulos; 6 Superliga de Brasil; 7 Sudamericanos, 3 Mundiales; 3 Súper Copa, entre otros.

Se ilusiona con los Juegos Olímpicos, pero también sostiene que el voleibol argentino tiene que hacer una retrospectiva y mirar hacia adentro. La cuarentena del Covid-19 irrumpió en sus planes deportivos y lo tiene un poco cansado: “Sé que es necesario y acá la situación está muy difícil por los contagios, pero estoy harto del encierro y tanta videoconferencia. Además, nos habíamos ilusionado mucho con el trabajo que veníamos haciendo con la Selección para los Juegos Olímpicos, pasó todo esto y nos obliga a cambiar todo”, dice desde el otro lado del celular en algún lugar de la ciudad de Buenos Aires.

Entre sus dirigidos en la Selección está el mendocino y central Agustín Loser, a quien elogió y dijo: “Es un jugador al que no le gusta perder a nada y tiene mucho para dar todavía”.

-Hace algunos días fue tu cumpleaños y la pasaste en familia, algo positivo de la cuarentena.

-Cumplí 56 años y los pasé con mi familia, no siempre es así. El año pasado estaba en Italia con la Selección jugando la VNL (Vollleyball Nations League). Juan Manuel y Nicolás (sus hijos) en agosto se van a jugar a Francia. Lo bueno de la cuarentena es estar en familia, pero no poder salir es jodido y la verdad, a mí me tiene podrido.

-¿Cómo has trabajado con la Selección bajo este panorama?

-Desde que se paró todo hemos estados haciendo trabajo físico con los jugadores, los técnicos tratando de mantenerlos en forma y buscando cosas técnicas para corregirlos mediante videos y les pidieron un informe a ver las cosas que pueden corregir para que cuando empiecen en sus clubes o la nueva temporada en la Selección.

- Se autorizaron los entrenamientos para los clasificados olímpicos ¿Cuándo comienzan?

-Empezamos a entrenar esta semana con un grupo pequeño y vamos a ver como lo manejamos, porque tenemos jugadores fuera de Buenos Aires y en Europa ya empezaron a entrenar. Veremos aquí a quienes juntamos en Capital en un gimnasio.

-Llevás muchos años dirigiendo fuera del país y has tenido grandes resultados.

-Me fui en diciembre de 2004 y, entre España y Brasil ya son 16 años casi. El saldo es positivo, pero uno también se pierde de muchas cosas; cumpleaños aniversarios de casados y separado de la familia, pero no me fue mal, el balance es positivo.

-Dirigiste la Selección de España y fueron eliminados en el preolímpico para Beijing 2008, Esta clasificación con Argentina ¿Fue una especie de revancha o son circunstancias muy diferentes?

-Son muy distintas, es lindo ser entrenador de una Selección, pero mucho más lindo que ser técnico de la Selección Argentina. Esta clasificación olímpica me dio muchas satisfacciones. Me dio un placer enorme con la Selección poder lograr la clasificación olímpica en primera instancia.

-Armaste dos equipos, uno para el preolímpico y otro para el Panamericano; ganaron los dos.

-Si, se jugaron de manera simultánea, pudimos clasificar a los Juegos y ganamos los Panamericanos, que son muy importantes por las relaciones institucionales acá. Salimos campeones y logramos la medalla de oro. Tuvimos que dividir el equipo y cumplimos con creces. Otro de los grandes objetivos que tuvimos fue hacer jugar una cantidad de chicos que no habían jugado a nivel de mayores en torneos importantes. Los hicimos jugar en la VNL algunos y más jóvenes aún, en la Copa Japón. Eso me puso muy feliz.

-En los clubes que dirigiste ¿siempre propusiste y trabajaste mucho las bases?.

-Por supuesto, en todos los lugares donde voy trato de trabajar con las categorías inferiores, me parece que es importantes formar bien las bases, no te garantiza que vayas a salir campeón, pero si te garantiza que en los momentos de dificultades de no conseguir sponsor o plata para el equipo, se puede seguir manteniendo un nivel de juego adecuado al campeonato que juegues. En España traté de hacerlo y costó un poco más, pero en Cruzeiro si lo hacemos. En el próximo equipo de la Liga en Brasil tenemos dos levantadores, dos opuestos, dos centrales y un punta que salieron de nuestras inferiores. Un equipo con jugadores nuestros. Trabajar con las bases me parece muy importante, pero es mucho laburo.

-Este tipo de proyectos, ¿los acarreas desde la época de River?

-Me pasó en River, pero además creo mucho en ese tipo de trabajo. Cuando empecé en Ríver teníamos muchas dificultades para contratar jugadores, no podíamos competir económicamente con otros clubes y, nos dedicamos hacer crecer nuestras inferiores, nuestras bases y trabajar de la mejor forma posible en la captación de jugadores con proyección. Y, con pequeños refuerzos hicimos un equipo relativamente competitivo y pudimos salir campeones con la base del club y dos extranjeros.

-¿Sos futbolero?

-Más o menos, sigo a veces un poco a River, pero no le doy mucha bola, mis hijos nacieron prácticamente en el Monumental, por lo tanto son muy Gallinas y fanáticos.

-En España dirigiste a dos mendocinos Miguel Angel Falasca y Leandro Concina, hoy, tenés a Agustín Loser en la Selección.

-Sí, en Palma de Mallorca además de Falasca lo tuve a Concina, un fenómeno. Jugó muy bien, pero a mitad de temporada se tuvo que ir porque el equipo había caído económicamente y no se podía sostener. Ahora lo tengo a Loser en la Selección.

-¿Qué concepto tenés de Agustín?

-Es un chico con mucho futuro, que ya está rindiendo bien en la Selección y puede seguir creciendo aún más; tiene un muy buen saque, un excelente bloqueo y buen ataque. Es uno de los jóvenes que puede ayudar mucho en el futuro de la Selección Argentina.

-Julio Velasco dice que Loser es un jugador que presta atención y le gusta aprender.

-Loser aprende muy bien, pero lo que tiene es que no le gusta perder a nada. Tiene una agresividad y unas ganas de ganar siempre, que es importantísimo para su crecimiento, además del buen saque, ataque rápido y bloqueo.

-Loser se va a jugar a Francia.

-Sí, se van todos los chicos a Francia. La economía manda y no hay que vuelta que darle

-¿Uno de tus grandes objetivos era dirigir la Selección Argentina?

-Durante muchos años tuve ese objetivo, pero no se dio. Ahora me tentaron y lo hago con mucho entusiasmo y una de las cosas más lindas que estoy viviendo como entrenador.

-¿Has llegado a la Selección en uno de tus mejores momentos?

-No lo sé, pero no me quejo de mis momentos, aunque es un momento que me encuentra con mucha experiencia.

-¿Cómo encontraste a este equipo?

-Bien, creo que fue una de las sorpresas más agradables, porque los jugadores aceptaron muy bien el trabajo y cumplieron al máximo con los objetivos y con las cosas que propusimos. Además, tenemos un grupo técnico fantástico que da lo mejor en cada momento y muy capacitado, que sirve como soporte para que yo pueda tomar la decisión final respecto a lo que nos proponemos. Estoy muy contento con todo.

-La Selección Argentina llega a cierto nivel y no logra atravesar ciertos límites, ¿Qué considerás que le falta?

-Creo que falta el resultado que buscamos todos. Creo que tenemos que ampliar la base de jugadores. Hay que preocuparse por la Selección, pero también por tener más jugadores en la base, en mirar un poco para adentro y buscar el crecimiento del voleibol argentino así tendremos mejores selecciones. Hay que hacer una mirada retrospectiva para atrás, para adentro y tratar de mejorar la cantidad de jugadores seleccionables. Tener un biotipo de jugadores que nos permita competir más tranquilamente a nivel internacional. Lograr un nivel de juego y de intensidad en todo momento para seguir creciendo.

-¿Te referís a reestructurar en el trabajo de los clubes y las Ligas?

-Sí, me parece que sí. Ya no hay la cantidad de jugadores que había antes, hay que trabajar para que haya más jugadores en el voleibol argentino. Creo que pasa por el diseño de Liga y de varias cosas más para que crezca. Hay que captar jugadores que se parezcan más al modelo de un voleibolista fuerte.

-En Brasil, ¿se trabaja mucho mejor y más que en Argentina el tema de las bases en el voleibol?

-No te creas, más o menos. Lo que sucede es que son mucho más millones de habitantes y bueno, tienen mucho más de donde sacar jugadores, pero que trabajen bien en las categorías inferiores, hay pocos clubes.

-Teniendo en cuenta que algunos jugadores tienen experiencia olímpica, ¿Esta Selección puede llegar a un podio en las Olimpíadas de Tokio?

-Primero vamos a ver como salimos de este parate, pero pienso que podemos llegar bien igual. Los jugadores que tenemos son de mucha experiencia, no son viejos y creo que podemos hacer una linda combinación con los más jóvenes y tener una buena olimpíada. ¿Hasta dónde podemos llegar?. No sé. La idea es pasar el grupo, que es el grupo de la muerte. Después, cuando pasás el grupo, cualquier resultado se puede dar.

-¿Te ilusionás con una medalla?

-¡Por supuesto que me ilusiono y mucho!. Sí, me ilusiono mucho en llegar a una semifinal o llegar a un podio olímpico, que es el sueño de cualquier entrenador y de cualquier argentino voleibolista..