Las claves de Argentina-Países Bajos con el reciente y positivo antecedente del Ecuador de Gustavo Alfaro

Lionel Scaloni, D.T. del seleccionado Argentino en el Mundial de Qatar 2022
Lionel Scaloni, D.T. del seleccionado Argentino en el Mundial de Qatar 2022

Mientras Scaloni define el planteo y sus intérpretes para el trascendental duelo de cuartos de final del próximo viernes, el DT argentino que dirige al seleccionado ecuatoriano analizó a Países Bajos en varios encuentros previos a la Copa del Mundo, tomó nota y lo superó ampliamente en el duelo (1-1) de la fase de grupos, a tal punto que recibió el elogio del técnico neerlandés.

Argentina está a horas de afrontar el choque más importante en lo que va de la Copa del Mundo y, quizá, de la era Lionel Scaloni después de la final de la última Copa América ante Brasil en el Maracaná.

En consecuencia, un partido grande necesita de un planteo que esté a la altura de las circunstancias. Y en eso anda el cuerpo técnico de la Selección argentina, que en las últimas horas debe haber repasado cientos de veces los partidos que disputó Países Bajos en este Mundial de Qatar 2022.

En este juego de ajedrez que suele armarse en la previa, con fichas de un lado y del otro de la pizarra magnética, hay un antecedente que no es menor. Hubo un técnico argentino que ya le ganó el duelo táctico a Louis Van Gaal en esta Copa del Mundo: Gustavo Alfaro. “Ecuador jugó mejor que nosotros, ganó todos los duelos y podría haber ganado el partido”, se rindió el ex técnico del Barcelona y el Manchester United en la conferencia de prensa posterior al encuentro.

Por la segunda fecha del Grupo A, el viernes 25 de noviembre pasado, en el Khalifa International Stadium de Doha, los tulipanes y la Tri igualaron 1-1. Cody Gakpo abrió la cuenta para los de Van Gaal en el amanecer del partido, y Enner Valencia lo empató a poco de comenzado el complemento para Ecuador, que fue más en esa última parte y pudo haberlo ganado con un zurdazo de Gonzalo Plata que reventó el travesaño.

En una columna publicada por Clarín, Alfaro reveló algunos secretos del planteo táctico-estratégico con el que logró superar al equipo de un viejo zorro como Van Gaal. En su gira por Europa, “Lechuga” asistió a cuatro partidos de Países Bajos y así pudo elaborar un análisis macro de su estilo (por supuesto siempre sustentado en el trabajo del analista de videos).

En primer lugar, hay que saber que los naranjas suelen utilizar un sistema de juego que no sale del 3-4-1-2 o 3-5-2. Entre sus características, es un equipo que gesta su modelo desde el juego interior, siempre con Frankie De Jong como eje central, y finaliza por afuera con los carrileros: Denzel Dumfries, por derecha, y Daley Blind, por izquierda. La apertura de los ataques por las bandas le permiten llegar con mucha gente dentro del área (al menos con cuatro jugadores), lo que amplía las posibilidades de convertir. En ese sentido, en primer lugar, Argentina deberá tener la fortaleza suficiente para cortar los circuitos de juego por adentro o bien, ganar los duelos individuales por las bandas y tener siempre superioridad numérica en su propia área.

Por esa razón, al margen de la presencia o no de Rodrigo De Paul, Scaloni está pensando seriamente en poner un “5″ más posicional (Leandro Paredes o Guido Rodríguez) para que De Jong no se sienta cómodo y esté vigilado por los internos: Enzo Fernández y Alexis Mac Allister.

Lionel Scaloni, entrenador de la selección argentina en el Mundial Qatar 2022. (AP)
Lionel Scaloni, entrenador de la selección argentina en el Mundial Qatar 2022. (AP)

El triunfo neerlandés frente a Bélgica 1-0 por la Nations League fue lo que llamó la atención de Alfaro. Sucede que los belgas tuvieron la mayor posesión del balón, la administraron bien y superaron a Holanda en el trámite, aunque no en el resultado. Aquella noche, el equipo de Roberto Martínez -que quedó eliminado en primera fase en este Mundial de Qatar- se paró 3-4-3 y, mediante algunos movimientos interesantes en la salida desde el fondo, lograron poner contra las cuerdas al Naranja.

Gustavo Alfaro comentó que a partir de allí decidieron planificar el partido sobre cinco ejes: jugar en espejo, ganar la batalla en la mitad de la cancha, manejar los tiempos, tener eficacia y aprovechar las acciones de pelota parada.

¿Qué es jugar en espejo? Utilizar el mismo esquema que el adversario. En este caso, Ecuador se paró con idéntico dibujo táctico que Países Bajos: tres centrales, cuatro mediocampistas y tres atacantes. “Si el rival jugaba con dos mediocampistas por adentro o con tres, cambiaba el posicionamiento de Gonzalo Plata en fase defensiva”, explicó Alfaro. Esa noche, Ecuador se paró igual que su rival de turno: 3-4-3, una variante que también está en la consideración de Scaloni. En ese caso, Lisandro Martínez sería el tercer marcador central

Ecuador y Holanda en su partido por la segunda fecha del Grupo A. (AP).
Ecuador y Holanda en su partido por la segunda fecha del Grupo A. (AP).

“La batalla de la mitad de la cancha se basaba en evitar que pudieran gestar juego por los pasillos interiores del campo”, expresó Alfaro. Para esto, la idea del entrenador que fue campeón con Arsenal se basó en cerrar a sus extremos (Preciado y Estupiñán) para que los jerarquizados centrales de Países Bajos (Timber, van Dijk y Aké) no filtraran pases en esa zona intermedia. Esto obligaba a salir hacia uno de los costados del campo de juego, en los que aparecía una marca colectiva más agresiva que orientaba la presión y compactaba al equipo rival hacia una banda.

El partido del conjunto que dirige Van Gaal fue tan pobre que solamente remató dos veces en 90 minutos, la peor marca en partidos mundialistas. “Según los registros de GPS, De Jong fue el jugador que más corrió y Gonzalo Plata, encargado de taparlo, corrió 150 metros menos que él, pero disputó ocho minutos menos. En igual cantidad de minutos lo hubiera superado, es la demostración perfecta de lo que sucede cuando el talento se pone al servicio del equipo”, resaltó el seleccionador argentino que dirige a Ecuador.

Para evitar la primera línea de presión que tan bien trabaja Países Bajos con tres atacantes veloces y potentes (como Depay, Klaassen, Gakpo), Ecuador ensanchaba la línea de defensores y el bueno de Méndez se metía entre el stopper derecho y el líbero con el fin de generar superioridad numérica en zona de inicio de juego. Además, Caicedo se ubicaba como pivote y si salía a tomarlo algún mediocampista contrario, saltaba la presión holandesa y le regalaban metros libres a Valencia o Estrada sobre la posición de Van Dijk. Ajedrez puro.

Una vez que superaba ese obstáculo en las salidas, comenzaba otra aventura. Como los carrileros armaban la línea de 5 en el conjunto europeo, entonces la premisa era mover rápido la pelota de lado a lado, para que se le hiciera ancho el recorrido a los mediocampistas centrales. Aquí es donde aparece otro detalle de Alfaro para marcar debilidades con un ojo clínico: “Elegimos atacar de diferentes maneras a los carrileros, por el lado de Dumfries, jugar al espacio, explotar la espalda. En cambio, en el sector de Blind notamos que retrocedía mejor y decidimos lastimar provocando 1 versus 1″, expresó el DT en su artículo.

El último ítem de los cinco ejes que faltaba desarrollar es la pelota parada. Tanto a favor como en contra. Alfaro notó que había varios centímetros de diferencia entre un seleccionado y otro, por eso decidió el ingreso de Jackson Porozo, de 1,92 m, como stopper derecho. Es un arma, no sólo por los buenos cabeceadores y jugadores altos, sino también por los grandes ejecutantes.

En cuanto a la pelota parada en defensa, el arquero Noppert mide más de dos metros, por eso le generan bastante libertad en el área chica así puede salir a cortar. Gakpo (1,93 m) se coloca en el primer palo y Van Dijk (1,95 m) marca en zona en la parte central, por eso la idea de Alfaro era evitar el centro al corazón del área. El laboratorio del “Profesor” tenía como premisa jugar el centro al primer palo con una pelota baja para anticipar a Gakpo.

De hecho, en ese partido Ecuador hizo un gol a la salida de un tiro de esquina que Plata ejecutó a media altura y que Estupiñán terminó desviando tras un remate de Preciado. Sin embargo, no fue convalidado por un offside de Porozo.

Países Bajos es una de las tres selecciones que sigue en carrera y que todavía no perdió en este Mundial de Qatar (las otras son Marruecos e Inglaterra), pero estuvo en jaque contra Ecuador y Alfaro hizo un planteo estupendo adaptado a las características y virtudes de sus futbolistas. Un libreto que puede ayudar a Lionel Scaloni y a la Selección Argentina a minimizar las bondades del próximo obstáculo de la Scaloneta, que será tan o más difícil que Arabia Saudita, México, Polonia y Australia.

En consecuencia, si la entusiasta Ecuador de Gustavo Alfaro pudo neutralizar y dominar a Países Bajos, ¿por qué Argentina no? Las cartas están sobre la mesa. Que comience el juego...

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA