La voz del mendocino Marcelo Larrondo: jugador libre, la final Boca vs. Central y su etapa en este River multicampeón

El delantero nacido en Tunuyán, afirmó que hoy es jugador libre pero que piensa seguir vinculado al fútbol tanto como jugador y luego como entrenador. Recordó la polémica final de la Copa Argentina 2015 entre el Xeneize y Central.

Tridente mendocino en River Plate: Pity Martínez, Marcelo Larrondo y Enzo Pérez. / Los Andes.
Tridente mendocino en River Plate: Pity Martínez, Marcelo Larrondo y Enzo Pérez. / Los Andes.

“El 30 de junio se terminó mi contrato con Tigre y estoy en libertad de acción como tantos colegas que se encuentra en una situación similar. Tuve propuestas de clubes de Chile y Perú, pero lo único que pienso es en que todo vuelva a la normalidad. Mi idea es jugar cuatro años más”, dice el mendocino Marcelo Larrondo, 31 años, y un largo y fluctuante recorrido en el fútbol.

Y en una charla con Ataque Futbolero, habló de varios temas, especialmente de su paso por Rosario Central, aquella polémica final de Copa Argentina con Boca y su paso marcado por las lesiones en River.

ROSARIO CENTRAL Y LA FINAL CON BOCA EN EL 2015

“En Central fue el equipo donde más cómodo me sentí... Me lo crucé a (Diego) Ceballos en la Primera Nacional, cuando jugamos con Tigre contra All Boys. Le dije ‘no te podés seguir equivocando’ y me respondió que no me confundiera con él. Ahí le recordé la final de la Copa Argentina contra Boca, se dio vuelta y se fue. En esa final en Córdoba cometió errores con intención”.

“Cuando me fui de Central fue un momento feo y debí cerrar las redes sociales porque me amenazaban a mí y a mi familia”.

SU TIEMPO EN RIVER Y LAS LESIONES

“De mi paso por River rescato lo positivo, que ganaba copas como loco, pero yo quería estar en la cancha. Si no hubiese sido por las lesiones, hoy seguiría ganando títulos en River. Mis lesiones no fueron tan graves, se trató de meniscos y cartílagos y fueron muy exigidas las recuperaciones. En Central mis recuperaciones tenían que ser de tres o cuatro meses y a los 20 días ya estaba corriendo. Mi desesperación y la de los dirigentes y el técnico por jugar me fueron en contra. Y en un momento se hizo algo psicológico. Después de River, me fui a Chile y jugué un año entero en cancha de césped sintético y no me pasó nada”.

SUS RECUERDOS DE ITALIA

Después de jugar en Desamparados de San Juan y Progreso de Uruguay, el mendocino estuvo entre 2009 y 2015 en Italia, donde jugó en Siena, Fiorentina y Torino. “Mi paso por Italia me hizo madurar como jugador y persona”, recordó.

“Con Ciro Immobile tenía una muy buena relación y muchas veces íbamos a comer a restaurantes argentinos”.

“Antonio Conte vive los partidos con muchísima intensidad, como así también los entrenamientos. Si te veía algo flojo en un primer tiempo, en el vestuario te quería cagar a trompadas, ja”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA