Independiente Rivadavia: un equipo con carácter e identidad en proceso de construcción

Fútbol. A pesar de la derrota de la Lepra ante Rosario Central, Rodolfo De Paoli destaca la evolución del equipo y se prepara para enfrentar a Instituto de Córdoba, que ayer empató con Talleres, con mucho optimismo.

El entrenador, Rodolfo De Paoli sumó dos triunfos y dos derrotas al frente de Independiente Rivadavia, en cuatro encuentros.
El entrenador, Rodolfo De Paoli sumó dos triunfos y dos derrotas al frente de Independiente Rivadavia, en cuatro encuentros.

Independiente Rivadavia está transitando su primera temporada en la Liga Profesional y, si bien la Copa de la Liga 2024 recién comienza, el equipo del Parque ha expuesto mucho carácter y, principalmente, va encontrando una identidad de juego, algo que pudo apreciarse en su último partido disputado en San Nicolás, a pesar de que los azules perdieron 1-0 frente a Rosario Central.

Más allá de la derrota, el once alineado por Rodolfo De Paoli mostró su mejor versión en los primeros 45 minutos, con un dominio absoluto al que sólo le faltó definición. De hecho, el arquero del Canalla, Jorge Brown, terminó siendo la gran figura.

Tras su regreso en colectivo, la Lepra retomó las prácticas pensando en el partido que tendrá el próximo jueves a las 21, en La Catedral, frente a Instituto de Córdoba, por la quinta fecha del torneo, donde ha ganado dos partidos y perdido los restantes.

El “Relator”, pese a la caída, se mostró muy conforme por el rendimiento de sus dirigidos durante la primera fracción, en la que el actual campeón de la Copa de la Liga no le generó ninguna situación de peligro y no llegó nunca con claridad al arco defendido por Gonzalo Marinelli.

“Jugamos un gran partido y, para mi gusto, fue el mejor de los cuatro que hemos disputado, pero lamentablemente no marcamos. Ellos contaron con un arquero que estuvo iluminado. En el segundo tiempo Broun sacó una pelota impresionante que cabeceó Francisco Petrasso, caso contrario hubiese terminado en empate”, deslizó De Paoli.

- Joel Soñora llegó y lo hiciste debutar...

-Sí, jugó bien y jugó poquito igual. La idea es que ellos se pongan a tono con el resto del plantel, pero llegó prácticamente el día anterior.

- ¿Franco Di Santo como se encuentra?

- Franco está haciendo trámites en Buenos Aires, pero ya está entrenando para ponerse a la par del resto del plantel.

- El pibe Sebastián Zeballos reemplazó a Antonio Napolitano.

-La aparición de este chico Zeballos ha sido una sorpresa para todos, ingresó por Napolitano porque necesitábamos otro Reali en la punta derecha y la verdad, lo hizo muy bien.

- ¿Terminaste conforme a pesar de la derrota?

- Sí, yo me quedé preocupado con los 25 minutos del primer tiempo de Huracán y, me sorprendió la gran reacción del equipo en el segundo, donde los pasamos por arriba. Y obviamente, me golpeó en el debut, después de lo bien que habíamos jugado frente Independiente, que en una jugada aislada ellos se pusieron en ventaja. Por eso, de los cuatro partidos, estoy seguro que fue el mejor. También, hay que analizar contra quién jugamos, porque del otro lado hubo un rival que salió campeón. Fue el mejor partido, porque se hicieron cosas que en otros no hicimos y, el rival, para mí fue el más difícil.

-Independiente ha demostrado mucha intensidad de juego en los cuatro partidos durante 25 o 30 minutos. ¿Por qué?

- La idea es que es que sea más sostenido, pero al jugar cada 4 o 5 días es muy difícil sostenerlo. Hay que entender que el equipo recién cumplió un mes desde que empezamos a trabajar, donde llegaron 20 jugadores y estamos en Primera División, con todo el respeto que merece la Primera Nacional. Hemos jugado contra un Independiente, que se armó para salir campeón; Rosario Central que es el último campeón, Huracán, peleó la Copa de la Liga y se reforzó y, Gimnasia, que venía de ganar en Córdoba. Todos los rivales y partidos son muy difíciles.

-Asenjo y Ramis ingresaron sobre el final, ¿cuál fue el motivo?

-Asenjo venía con una molestia en el tobillo y no queríamos arriesgarlo. Obviamente que empatar era importante, pero era un riesgo y se puede perder a un jugador para todo lo que viene. Además, como se estaba dando el partido, Central de contragolpe podía liquidarlo en cualquier momento, y queríamos sostener el equipo hasta el final. Nos faltó esa puntada final, Soñora tuvo una jugada muy clara que si le salía empataba sobre la hora. Creo que salió todo muy bien y no me arrepiento de nada. Cuando le das la confianza a los jugadores, tenés que ponerlos y no sacarlos, es algo que estamos logrando sostener. Hemos armado el mismo once inicial cuatro veces consecutivas y, seguramente, vamos a repetir equipo el próximo jueves.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA