miércoles 2 de diciembre de 2020

Marcos Gelabert firmará su contrato con el Lobo esta semana y será nuevo refuerzo para lo que vendrá.
+ Deportes

Gelabert, el nuevo ”cinco” mensana

A sus 38 años, el volante pampeano es el elegido para reemplazar a Iván Ramírez. Además, el Lobo cerró la llegada de Matías Vera, lateral proveniente de Lanús.

Marcos Gelabert firmará su contrato con el Lobo esta semana y será nuevo refuerzo para lo que vendrá.

“Solo falta un tres”. Así, dicho con total apasionamiento, las palabras del titular mensana, Fernando Porretta, parecen hablar de una dirigencia que no puede descalzarse la piel blanquinegra cuando habla del equipo y los proyectos futuros.

La salida de Iván Ramírez provocó la búsqueda de un volante central de experiencia y en las últimas horas se confirmó la llegada de Marcos Gelabert, quien jugó la última temporada en San Martín de San Juan. El volante pampeano, a sus 38 años, es todo un emblema de la categoría, mostrando buena ubicación y gran lectura de juego.

En las últimas semanas, la salida de Ramírez, quien dio el salto de categoría y pasó a Central Córdoba de Santiago del Estero para jugar en la Primera División, obligó a la dirigencia del Lobo a moverse en la búsqueda de un reemplazo. Fue así como, tras contactos y referencias varias, llegó la propuesta para Gelabert, quien llegará a Mendoza en los próximos días para cerrar el acuerdo.

Sin embargo, la llegada del volante central no fue la novedad de los últimos días. Tal como confirmó la dirigencia mensana, hubo acuerdo con Matías Vera, lateral derecho proveniente de Lanús, quien debutó en Primera División en enero de este año y será el reemplazante de Alejandro Molina, nuevo refuerzo de San Martín de San Juan.

Vera, quien cumplió 22 años hace unos días, llegará a la provincia en los próximos días para iniciar la cuarentena y firmar el contrato que lo unirá con la entidad de Parque General San Martín.

Tal como indicó el titular de la entidad, Fernando Porretta, las salidas de Lucio Compagnucci, Luis Castillo, Lisandro Cabrera, Emmanuel García, Maki Salces, Félix Orode y Gonzalo Berterame serán cubiertas con chicos de la entidad. “Estoy convencido que tenemos que armar un equipo para los próximos dos o tres años y este es el momento para armarlo porque tenemos una base importante. La experiencia que tenemos con Vera y Lentini es clave para eso. Queremos armar un equipo que juegue los próximos torneos y donde destaquen los valores surgidos en la entidad. Eso es algo que nunca pudimos lograr”, confió el directivo.

La intención es utilizar a los juveniles que vienen surgiendo para reemplazar las bajas del último semestre. “Tenemos jugadores de las inferiores que vienen pidiendo su lugar y ya comenzamos con la firma de contratos”, finalizó Porretta.

Además, se confirmó la renovación de vínculos por tres años para Lucas Carrizo y Nicolás Romano.

Lo que viene: Una columna vertebral y varios juveniles

Cuando comience la pretemporada, el próximo lunes 7 de setiembre. Gimnasia y Esgrima tendrá solo seis jugadores por encima de los 25 años: Tomás Marchiori, Renzo Vera, Diego Mondino, Marcos Gelabert, Cristian Llama y Ramón Lentini. El resto será un conjunto de juveniles con sentido de pertenencia y ganas de mostrar sus condiciones.

Esa será la apuesta de la Comisión Directiva para lo que vendrá. “Una columna vertebral que sostuvimos del semestre pasado, rodeada de juveniles”, contó Porretta.

Cristian Llama será el encargado de dar forma al juego del equipo de Diego Pozo. Es fundamental en la estructura.Marcelo Rolland | Los Andes

La intención es tener un plantel de 28 jugadores para la Primera Nacional y un selectivo de 22 jugadores, donde el cuerpo técnico de Diego Pozo estará al frente, acompañado de otros entrenadores. La decisión es dar forma al sueño mensana: “un plantel donde destaquen los valores de la cantera”.