Fabrizio Angileri: “El mundo River te hace sentir que siempre hay que estar en lo más alto”

Fabrizio Angileri: “El mundo River te hace sentir que siempre hay que estar en lo más alto”
Cada vez que las obligaciones lo permiten, Angileri vuelve a la casa paterna para recargarse de energías. “Se siente mucho estar lejos de la familia”, dice.

Entrevista. El juninense estuvo de visita en su pueblo natal y habló con MAS Deportes sobre su gran presente en River, la convocatoria a la preselección y el deseo de seguir aprendiendo sobre el juego.

Entrar en la intimidad de Fabrizio Germán Angileri no es fácil. Pero no porque este mendocino nacido hace 27 años en el Este provincial haga pesar su condición de el lateral izquierdo titular de River Plate, sino por su poca acostumbrada exposición a los micrófonos y los flashes.

Sin embargo, en un alto de su visita a la casa familiar en Junín, en medio de sus vacaciones tras el final de la competencia oficial, y a pocos días de retornar a Buenos Aires para comenzar con una nueva pretemporada, el “Turquito” aceptó el mano a mano con MAS Deportes.

- ¿Siempre que podés volvés a Junín?

-Siempre. Ahora lo veo desde otro lado ya que me toca estar mucho en Buenos Aires. Antes estaba mucho con mi familia cuando jugaba acá en Mendoza. La verdad es que se siente mucho estar lejos de los seres queridos y cada vez que tengo un tiempo, me vuelvo.

- Pasaste de la paz de un pueblo del interior a Buenos Aires, ¿Te costó mucho adaptarte?

-Si, al principio mucho. Es una ciudad a la que tenés que agarrarle la mano al tránsito, a la gente, a todo… Por suerte me fui acostumbrando y ahora la vida cotidiana es mucho más tranquila.

- ¿Cómo fueron tus comienzos en el fútbol?

- Arranque a los cinco años en la Escuela Deportiva Junín, jugando torneos de LIMFI (NdR: Liga Mendocina de Fútbol Infantil) porque no nos daba la edad para jugar la Liga Mendocina. A los 9 años pasé al Atlético Club San Martín y estuve ahí hasta los 12 años, cuando tuve la posibilidad de irme a Boca Juniors, donde hice la prueba para entrar a inferiores. En 2010, con 15 años, estuve a prueba en River pero no quedé porque me operaron los meniscos. Y a los 16, a través de Alberto Salomón, a quien tuve de técnico en San Martín, hice contacto con el “Gato” Oldrá, quien me llevó a Godoy Cruz.

- Tus inicios fueron como volante ofensivo…

- ¡Siempre me gustó jugar de delantero; de 9 (risas)! Pero en Junín jugué en todos los puestos del mediocampo.

- ¿Y la posición definitiva sobre la banda izquierda quién te la dio?

-En el 2012, en un Sub17 que fuimos a jugar a Chile, el profe Miguel Nievas me puso como volante por izquierda y tuvimos la suerte de salir campeones y conformamos un lindo grupo. Cuando regresé a mi categoría, que ese año empezó a jugar en AFA, quedé como volante por izquierda. Y Martín Palermo, que era el entrenador de Primera División, me vio y me mandó a jugar en Reserva los tres últimos partidos de aquel año. Y ya en 2013 me convocó para hacer la pretemporada con el plantel mayor.

- ¿Y el debut en Primera División cómo fue?

- No me lo esperaba. Salté muchas etapas de preparación cuando era chico y se me dio todo muy rápido. Empezaba a pensar en dejar el fútbol y todo fue tan vertiginoso que era el destino que debutara en Godoy Cruz. Con el tiempo, con el apoyo de mis compañeros, me fui adaptando a Primera y lo que significaba ser jugador profesional.

- Sin embargo, seguramente, en nada se parece todo lo anterior a lo que te tocó vivir cuando llegaste al mundo River…

- Sin dudas. Es un club donde todos, dirigentes, hinchas y cuerpo técnico, te hacen saber que uno se debe preparar estar en lo más alto y uno va entendiendo con el paso del tiempo lo que es este club en el día a día. Al principio me costó mucho, como a tantos otros jugadores, pero por suerte me fui adaptando de la mejor manera a lo que me pedía el cuerpo técnico. Hoy me siento feliz de estar donde estoy.

- Encima bajo el mando de quien hoy es el mejor entrenador del fútbol argentino: Marcelo Gallardo…

- Es un verdadero profesional; un técnico muy inteligente, con mucha intensidad. Y eso es lo que caracteriza al equipo para jugar. A cada jugador que va llegando a River siempre se le da un periodo de adaptación a todo lo que él pretende. Es un gran técnico y su principal virtud es que enseña mucho.

- Uno puede agregar además que, a su facilidad para leer el juego y saber cambiar sobre la marcha, destaca su capacidad para sacar el mejor rendimiento de cada jugador…

- Tiene mucha facilidad para llegar al jugador. Te cambia la personalidad y está en esos detalles que a uno lo hacen mejor jugador. Cuando prestas atención a esos detalles, es inevitable no mejorar. Ese crecimiento ha quedado de manifiesto en muchos jugadores que llegaron a River y se adaptaron esa manera de jugar que tiene Marcelo.

Durante el último semestre, el lateral izquierdo mendocino convirtió cuatro goles y sumó seis asistencias para atraer la atención de varios clubes europeos. Mientras, Gallardo piensa en retenerlo.

- Viviste un semestre de muchas alegrías y también la máxima tristeza en tu vida…

- Arrancamos el año en semifinales de la Copa Libertadores y tuvimos la mala suerte de quedar afuera ante Palmeiras. Luego de unos días de descanso volvimos a arrancar y tampoco pudimos alcanzar el objetivo del título. Fue un semestre agotador, con muchos partidos en pocos meses. Y en medio de todo eso pasó lo de mi papá (NdR: falleció el 19 de marzo tras un problema de salud) y por fortuna tuve la suerte de poder salir de ese momento para mantener el nivel que tenía.

- Quedó claro que el mundo River hizo lo posible para acompañarte en esos días tan tristes…

- Desde que inició todo el problema de mi papá hasta el final, tuve el apoyo de todos: dirigentes, compañeros, cuerpo técnico e hinchas. Ellos eran el sostén en el día a día de esas dos semanas donde junto a mi familia la pasamos tan mal. Fue un tiempo de mucho sufrimiento y yo iba a entrenar sabiendo que tenía el aguante de todos. Lamentablemente mi papá falleció y en la vuelta al club supe que tenía que seguir adelante porque con él teníamos unos objetivos que queríamos cumplir.

- ¿Tu primer gol en River fue como lo soñaste?

- Me hubiera gustado que fuera en un partido importante y que definiera algo. Fue un lindo gol porque la agarré de volea. Lo disfruté mucho porque no soy un jugador que haga muchos goles. Después tuve la posibilidad de hacer un par más, pero el primero lo disfruté de una forma especial porque no soy de convertir demasiado. Es una felicidad enorme ayudar al equipo a ganar; son sensaciones únicas para el jugador.

Angileri positivo

- Incluso anotaste uno en la histórica noche ante Independiente Santa Fe, donde jugaron con Enzo Pérez al arco y sin suplentes…

- Fue un partido épico. Gracias a Dios tuve la posibilidad y la suerte de hacer un gol.

- ¿Qué les dijo Gallardo aquella vez?

-La orden fue salir a ganar. Ellos iban a intentar lastimar de cualquier lado y nosotros nos encontrábamos en una situación límite donde debíamos ganar para seguir con chances porque Junior había ganado el día anterior. Fue una locura aquel vestuario tras el triunfo.

- Formaste parte de una lista de preseleccionados en la previa de esta Copa América, ¿pudiste hablar con Scaloni?

-No. Es cierto que estuve en la lista de preseleccionados, pero no tuve contacto con nadie de la selección.

Fabrizio Angileri convocado a la Selección

- Imagino que te hacía mucha ilusión jugar con Messi en la Selección Argentina...

-Hubiera sido muy lindo. Creo que por estas cosas se empieza y fue muy importante ver mi apellido en esa lista. Muchos jugadores quisieron estar en esa lista y yo lo conseguí. Si mantengo el nivel y la humildad con que siempre me moví, voy a volver a tener oportunidades con la camiseta que siempre soñé jugar.

- ¿El retiro será con la camiseta de San Martín?

-Sin dudas. Soy hincha de San Martín desde chiquito, más allá de haber vestido la camiseta de Godoy Cruz, al que considero mi segunda casa. Ahí viví mucho tiempo en el club y pasé momentos buenos y malos. Le agarré cariño y le deseo lo mejor, pero soy hincha de San Martín y esperemos que cuando me esté retirando pueda vestir la albirroja.

-Si tuvieras que elegir una liga europea, ¿cuál sería?

-Me gustan la liga inglesa e italiana; son sueños que a uno le gustaría alcanzar. Pero después, si llega una oferta de cualquier club europeo que convenga, bienvenido sea. Tengo que estar tranquilo y seguir haciendo las cosas bien.

El mendocino Fabrizio Angileri con los ojos en el fútbol europeo.

En la vidriera: desde Italia y España lo siguen con atención

Es esperable qué con el nivel mostrado durante este último tiempo, algunos futbolistas de River empiecen a sonar en clubes de Europa. Y con la complicada situación que atraviesa Argentina, no es utópico pensar que muchos busquen emigrar para lograr una mayor diferencia económica. Fabrizio Angileri es uno de los puntos más altos del equipo y su juego está despertando el interés de algunos clubes de Europa que podrían enviar una oferta durante este receso.

Según informó el periodista Juan Patricio Balbi de ESPN, el ex Godoy Cruz aparece en la órbita del Milan y Lazio de Italia y también del Valencia de España. El contrato del marcador de punta con River vence el próximo 30 de junio -con una cláusula de 15 millones de dólares- y cuenta con pasaporte comunitario, un ítem en el que muchos clubes del exterior suelen fijarse a la hora de contratar un futbolista y suele facilitar muchas transferencias. Por ahora fueron solo sondeos, pero en Núñez están atentos porque en cualquier momento puede aparecer un ofrecimiento concreto por el juninense.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA