sábado 31 de octubre de 2020

Durante la temporada 2019 y cuando Juani estaba internado, los hermanos Rubia y Gastón Guevara, se acercaron hasta la clínica a saludarlo, darle ánimo y le llevaron una camiseta de San José. Un gesto que lo hizo muy feliz. / GENTILEZA
+ Deportes

El básquet y el deporte mendocino están de luto: falleció Juan Ignacio Moreno, juvenil del Club Mendoza de Regatas

El corazón de "Pepe" dejó de latir a los 20 años, tras una ardua lucha contra una leucemia que lo golpeó en los últimos años. El ambiente del básquet mendocino y del deporte general lo despiden con mensajes hermosos. Cada vez que pudo, Juani volvió a las canchas a disfrutar de su pasión.

Durante la temporada 2019 y cuando Juani estaba internado, los hermanos Rubia y Gastón Guevara, se acercaron hasta la clínica a saludarlo, darle ánimo y le llevaron una camiseta de San José. Un gesto que lo hizo muy feliz. / GENTILEZA

“Las mejores y más bonitas cosas del mundo no se pueden ver ni tocar, sino sentirlas con el corazón, como todo el básquet de Mendoza te sentirá siempre Juani Moreno”.

Otro golpe al corazón. Al Alma. Nos duele escribir estas palabras. Inexplicable. Pero, el corazoncito de “Pepe” dijo basta. El jugador de 20 años del Club Mendoza de Regatas y fanático del juego de Lucas “Mula” Rubia; Facundo “Garza” Rubia y el “Negro” Guevara, se convirtió en ángelito.

Desde ahora, cuidará a todos desde el cielo. Luchó y peleó todos los días desde que le detectaron que padecía leucemia. Durísimo. Sin embargo, jugó siempre con la frente en alto. Empujado por el amor de sus padres, hermano, familia, amigos y todos el ambiente del básquet.

Cuando el tratamiento le daba un minuto, volvía a las canchas a ver a sus ídolos y disfrutar del básquet de Mendoza. Era fanático. Y en el parquet con una pelota naranja era feliz.

Hoy, se jugó la ¡última bola! Y el “Flaco” arriba, lo seleccionó para que integre su equipo de estrellas. A todo el básquet de Menoza y a su familia, los inunda el dolor y la tristeza. Pero, Juani dejó de sufrir. Descansá en paz crack.

Y desde arriba, disfrutá que tus ídolos te seguirán dando alegrías. ¡Fuerte abrazo Pepe!