Cinco creencias sobre Doha que se desmintieron durante el Mundial: ¿Cómo es la realidad en suelo qatarí?

Hinchas de Argentina, a puro aliento en el partido ante Australia por el Mundial Qatar 2022.
Hinchas de Argentina, a puro aliento en el partido ante Australia por el Mundial Qatar 2022.

El clima, el precio de la comida, las multas y la vestimenta fueron tópicos que preocupaban a los hinchas que viajaban hacia la Copa del Mundo.

Previo a realizarse el Mundial en Qatar, en los medios de comunicación circularon varias informaciones de todas las restricciones que impondría el país de Medio Oriente a quienes fueran a vivir la Copa. Cuatro de ellas fueron desmentidas durante estos 15 días.

La primera de estas creencias es acerca de lo restrictivos que serían con respecto de cualquier tipo de infracción y que cometer algún error, como abrazarse en público, traería multas impagables en dólares.

Los trabajadores de Qatar son sumamente amables y respetan todas las culturas que han venido a visitar su país. Y no se ha visto o conocido ningún tipo de maltrato o restricción a algún turista, todo lo contrario.

Hinchas de Argentina y de Australia en el clásico paseo Souq Waqif de Doha, Qatar. / La Voz
Hinchas de Argentina y de Australia en el clásico paseo Souq Waqif de Doha, Qatar. / La Voz

La segunda es con respecto al precio de la comida y del transporte aquí en Qatar. En cuanto a la comida, es más barata que, por ejemplo, en Europa. Se pueden encontrar hamburguesas, sándwiches o un plato de fideos suculento por 15 qataríes, es decir, 4 dólares. E inclusive, si escarbás, hay más barato.

Respecto del transporte, es totalmente gratis todo lo que es metro (subte) y buses, con los que podés llegar a cualquier punto de la ciudad.

La cuarta está relacionada a la vestimenta. Mucho se habló de que estaría prohibido mostrar las rodillas en la calle. Cualquier turista transita por Doha con short, malla, ojotas o musculosa, sin tener problemas, sea hombre o mujer.

La última es acerca del clima qatarí. Este Mundial fue único por haberse realizado durante los meses de noviembre y diciembre y no en junio/julio como nos tenía acostumbrados, a causa de las altas temperaturas en Qatar en verano.

Ahora, en Doha nos encontramos en otoño, pero igualmente preocupaba el calor que haría aquí, aunque no fuese verano. Lo cierto es que en el día la temperatura es sumamente agradable para estar en remera y short pero el calor no se padece en ningún momento.

Desde las cinco de la tarde, que oscurece, muchas personas comienzan a ponerse un bucito porque se pone fresco. Llegada la noche, son pocos los que continúan solo con una remera manga corta.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA