Lepra y Mal de Chagas: más razones para evitar la caza de piches

A pesar de que en la provincia está prohibida la cacería de piches para su posterior consumo, estos animales son muy buscados por su piel y su carne. Sin embargo, más allá de su preservación, existen otros motivos para evitar la matanza de estos ejemplare

Si bien en Mendoza las cacerías de piches están prohibidas, son habituales los procedimientos en los que se decomisan decenas de ejemplares muertos. Uno de los casos más recientes y difundidos es el que se registró en el departamento de San Rafael a principios de 2014. En este contexto es importante tener en cuenta que

la prohibición no sólo está vinculada a la preservación de estos animales, sino que además existen argumentos relacionados a la salud.

Y es que un estudio ha demostrado que los piches, también conocidos como quirquinchos o armadillos,

pueden contagiar enfermedades como la lepra

. De esta manera, el ser humano y los quirquinchos se presentan, hasta el momento, como las únicas especies capaces de portar la bacteria que produce esta enfermedad.

Por otra parte, los piches también pueden estar infectados con la bacteria que causa el

mal de Chagas

y, por lo tanto, pueden transmitir esta enfermedad a los humanos. En este punto, la manera más común de contagio se produce si la sangre de los animales muertos entra en contacto con alguna herida de los cazadores. Por ello, más allá de la preservación de la especie, la caza de armadillos también debe evitarse por motivos sanitarios.

CONTINUAR LEYENDO NOTA COMPLETA

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA