Más de 300 bodegas podrán exportar sin riesgos ni sanciones, “por el precio de una camisa”

"Por el costo de unas zapatillas", más de 300 bodegas mendocinas y empresas de otros sectores, podrán exportar sin riesgos e incluso adelantar cobros descontando facturas aseguradas ante bancos y SGR. La novedosa propuesta de ProMendoza
"Por el costo de unas zapatillas", más de 300 bodegas mendocinas y empresas de otros sectores, podrán exportar sin riesgos e incluso adelantar cobros descontando facturas aseguradas ante bancos y SGR. La novedosa propuesta de ProMendoza

ProMendoza se encuentra promocionando “seguros a la exportación”, que funcionarán de forma colectiva para que puedan acceder empresas con exportaciones anuales de u$s50 mil a u$s300 mil dólares, para las que antes era imposible pagar la prima.

A partir de ahora, las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPymes) podrán adquirir un seguro a la exportación, una herramienta que estaba destinada a las grandes empresas, por incluir dos requisitos muy costosos, pero que ahora se baja “de forma colectiva” a cualquier exportador mendocino.

En resumen, se trata de una herramienta que pone a disposición ProMendoza y que permitirá asegurar las ventas al exterior (cobrar sí o sí por la mercadería despachada); e incluso hasta negociar facturas en bancos y Sociedades de Garantía Recíproca, como si se tratara de un cheque u ON, y se convertiría así en una herramienta más de financiación “a tasas bajísimas”.

“Esto apunta a hacer accesible la protección ante el riesgo de no cobro. Dicho en términos criollos evita que no se cobre por una exportación”, adelantó el Gerente General de ProMendoza, Mario Lazzaro, a diario Los Andes.

De acuerdo con Lazzaro, normalmente existen tres modos para despachar la mercadería:

  • Solicitar un anticipo (del 100% o x% y la diferencia contra embarque o aviso de embarque), es la modalidad más conservadora y se utiliza para las primeras exportaciones;
  • Cartas de crédito, que brindan otra protecciones, pero tienen costos tanto para quienes las emiten como para quienes las reciben, además de otras complejidades;
  • Y la tercera, es “enviar a crédito”, con treinta días a partir de la recepción de la mercadería, por ejemplo, si ningún instrumento de cobertura, excepto la factura.

“El seguro de crédito viene a cubrir esa tercera posibilidad. Se trata de un instrumento novedoso para Mendoza, pero que en el mundo surgió después de la Segunda Guerra Mundial, ante una economía resentida en todo el globo, pero con muchas necesidades de comerciar, y que fue fundado por el gobierno Francés como Coface (en castellano, Compañía Francesa de Aseguramiento al Crédito), que luego se privatizó y dio lugar a diversas compañías en Europa, que funcionan en el mundo, incluso hay una oficina en Mendoza”, explicó Lázzaro.

Los seguros a la exportación son tan importantes, que incluso en la jerga exportadora se denominia “Cofacear " a cubrir el riesgo ante un despacho. Sin embargo, para los exportadores más pequeños, se presentan dos problemas antes de adquirir dicha protección: se les pide que exporten desde 300 mil dólares anuales y tienen que tener al menos 6 clientes en el exterior. Para salvar esta situación, fue que surgió esta herramienta colectiva de ProMendoza.

Un seguro por el precio de una camisa o un par de zapatillas

En Mendoza, muchas pequeñas empresas exportadoras no cubren los requisitos de cantidad de clientes o montos anuales para acudir a Coface, pero sí, requieren de una cobertura de riesgo. Ante esto, ProMendoza, en un trabajo mancomunado con Mendoza Fiduciaria y la empresa norteamericana United Risk Consultants (con sede en Dallas, Texas, EE.UU), armó una póliza a la que pueden adherir las empresas locales y acceder a un seguro accesible.

“Hicimos un relevamiento, y solo en el sector vitivinícola, en donde hay más de 400 bodegas exportadoras, 318 no superan ese monto anual que se pedía, van a poder cubrir sus exportaciones”, comentó el titular de ProMendoza.

Adhiriendo al seguro de forma grupal, aunque se mantengan las condiciones para Coface (más de 6 clientes y más de 300 mil dólares de exportaciones anuales), para las empresas ahora el mínimo será de u$s50 mil.

“La adhesión sería a un costo muy accesible, entre 50 mil y 100 mil dólares (de exportaciones anuales), serían 10 mil pesos por mes; y hasta 300 mil dólares, entre 18 mil y 20 mil pesos por mes”, completó Lazzaro.

Por el costo de una camisa o un par de zapatillas, se accede a una herramienta, que tiene las siguientes ventajas”:

  • Protege frente a un no pago: a los 60 días de la denuncia la compañía aseguradora abona el 90% de lo que se debía cobrar y el 10% restante, cuando le terminan de cobrar al deudor; la acción de recobro la hace Coface o la compañía que intervenga (se ahorran costos en litigios);
  • Evita sanciones: El Banco Central hoy obliga a ingresar las divisas a los 180 días de embarcar, de lo contrario, puede caber una sanción al exportador o la autoridad monetaria exige que se haga una acción judicial al importador que no paga para demostrar que esa es la razón por la que no se han ingresado las divisas. En cambio, teniendo este seguro, se obtiene esa justificación, sin sanciones, y sin que el Central afecte cobros de reintegros.
Emilio Sottano es el asesor al que tienen que acudir las empresas interesadas: esottano@promendoza.com
Emilio Sottano es el asesor al que tienen que acudir las empresas interesadas: esottano@promendoza.com

El interés de ProMendoza

El Gerente de la entidad aclaró que, además de lo explicado, se trata de una herramienta muy importante para impulsar las ventas, porque el exportador puede ofrecer un pago a 180 días, en lugar de solicitar pagos por anticipado.

Además, se configura como una herramienta de pago muy poderosa. “Es una factura con cobro asegurado. El banco, o una SGR, podría descontarlo, porque no tiene componente de riesgo, significa financiarse a tasas muy baratas.

“Estamos en conversaciones con los bancos y Cuyo Aval, para ofrecer un paquete completo, porque, además, cuando el Banco la cobre estará indexada, es decir, lo cobrará en dólares y el cobro está asegurado. Así, la empresa podría generar rápidamente su capital, darle facilidades a sus clientes y evitar sanciones del Banco Central; al tiempo en que compite con empresas europeas”, cerró Lázzaro.

¿Cómo solicitar la herramienta?

Emilio Sottano es el asesor al que tienen que acudir las empresas interesadas: esottano@promendoza.com

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA