El Iscamen inauguró un nuevo centro de almacenamiento de envases vacíos de fitosanitarios

Los fardos ya compactados de envases de agroquímicos enviados por el Iscamen a la planta de reciclado de Junín / Gentileza
Los fardos ya compactados de envases de agroquímicos enviados por el Iscamen a la planta de reciclado de Junín / Gentileza

El espacio está ubicado en Kilómetro 8, Guaymallén, y su habilitación tiene como objetivo promover la sustentabilidad y el cuidado del ambiente

En Mendoza, el programa de gestión de envases vacíos de agroquímicos, pionero en el país, comenzó a desarrollarse en 1998, bajo el nombre de “Limpiemos el Campo”. La normativa establece que los productores están obligados a entregar estos envases en los centros de acopio que se generan en la provincia. Como el Iscamen y la Dirección de Protección Ambiental son los organismos competentes para la aplicación de la ley, el Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza inauguró un nuevo espacio con este fin, en Kilómetro 8.

Este nuevo centro, que operará dentro del sistema de gestión de Campo Limpio, es el resultado del trabajo en conjunto del Iscamen, el Municipio de Guaymallén, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la provincia y la Asociación civil Campo Limpio. El plan de trabajo interinstitucional contempla incorporar nuevos centros de almacenamiento transitorio, así como ampliar los centros existentes.

El presidente del Iscamen, Alejandro Molero, sostuvo que esta inauguración “habla de una provincia que marcha a la vanguardia en el cuidado y la preservación del ambiente”. En este sentido, destacó las diferentes herramientas con las que el Iscamen protege su patrimonio agroecológico, que tienen como norte la sustentabilidad y el cuidado de las generaciones futuras. “Mendoza toda acaba de dar un paso más hacia la producción saludable y el cuidado del ambiente con esta inauguración”, precisó.

El intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, destacó que “el gran desafío es la preservación del cinturón verde, evitando el avance inmobiliario indiscriminado”. Sostuvo que “ese es el empeño de todas las áreas municipales porque esas son las causas fundamentales, en las que vale la pena embanderarse, ya que son el legado para las generaciones futuras”.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la provincia, Humberto Mingorance, explicó el trabajo articulado entre organismos, municipios y organizaciones en lo que denomina “gestión circular”, dado que son “casos exitosos donde hay un Estado y una sociedad presentes, de manera articulada y eficiente, en pos de un rédito que no es solo económico sino además ambiental y social”.

Finalmente, el director ejecutivo de la Asociación Campo Limpio, Ignacio Stegmann, destacó la interacción entre todos los actores y, fundamentalmente, la capacitación en fincas de los productores. Indicó que, en la actualidad, 18 provincias se han incorporado al Sistema de Gestión de Campo Limpio y que este nuevo centro de Guaymallén es el número 59 en el país, esperando recuperar este año a nivel nacional 3,5 millones de kilos de plástico. Se trata de “cuidar la tierra y el ambiente de manera efectiva”, finalizó.

Pasos del programa

Oscar Astorga, coordinador del Programa Agroquímicos, explicó los diferentes pasos del programa, que se inicia con el trabajo en campo, donde el Iscamen reparte de forma gratuita bolsones a los productores agrícolas de toda la provincia. Estos deben colocar en ellos los envases previamente lavados e inutilizados. En este paso, se realiza el triple lavado del envase, que permite la descontaminación de este para su procesamiento. La inspección visual permite categorizar a los envases en tipo A y tipo B.

Cuando estos bolsones son completados e identificados, son entregados por los productores en los Centros de Almacenamiento Transitorio (CAT) del Iscamen o son llevados a las mismas casas expendedoras de agroquímicos donde compraron el producto. Una vez en el CAT, los envases son compactados y procesados en fardos para su entrega a la industria plástica habilitada como operadora para el tratamiento de este tipo de productos. De acuerdo con la normativa, los productores tienen un plazo de entrega de los envases triplemente lavados de 150 días desde la fecha de compra.

A nivel nacional, la Ley 27279, impulsada en 2016 por el modelo del Iscamen, establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión de los envases vacíos de fitosanitarios, determinando su obligatoriedad. Mendoza adhiere a este marco legal.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA