Agricultura y catas: INTA organiza jornadas para compartir estrategias para su control

Estas aves pueden ocasionar daños de importancia económica en los cultivos de frutales. Este jueves habrá un intercambio de experiencias locales tendientes a mitigar esa afectación.

Este jueves se compartirán diferentes estrategias para evitar el daño producido por catas en cultivos de frutales. Foto: INTA
Este jueves se compartirán diferentes estrategias para evitar el daño producido por catas en cultivos de frutales. Foto: INTA

Las catas o cotorras son aves silvestres que tienen una alimentación amplia y variada: frutos, hojas, brotes, yemas, flores e insectos. Dependiendo de la época del año, la cantidad de aves y los alimentos disponibles, pueden ocasionar daños de importancia económica en cultivos de frutales, como damascos, duraznos, ciruelos, almendros, membrillos, higuera y vid, entre otros. Según el cultivo, estos daños pueden ocurrir en estadios tempranos (yemas, flores, brotes, frutos inmaduros) y/o en maduración.

Lo más efectivo actualmente

Debido a la escala en la cual las catas se mueven y seleccionan los sitios para alimentarse diariamente, que puede alcanzar hasta 25 kilómetros alrededor de los nidos en época no-reproductiva, y las condiciones específicas de cada plantación y cuadro dentro de una plantación (cultivo, variedad, árboles alrededor, etc.), el daño suele ser muy variable en el tiempo y el espacio.

Por ese motivo, la solución que suele ser efectiva y eficiente para prevenir los daños en una única aplicación es el cubrimiento de las plantas con una red antipájaros o malla antigranizo, siempre y cuando estén instaladas de manera tal que cubran las plantas hasta el piso y no se apoyen directamente en las ramas. Todos los demás métodos tienen una eficacia media a baja, dependiendo de las condiciones locales y del paisaje alrededor, y requieren una planificación y monitoreo de eficacia y eficiencia basados en los resultados obtenidos.

Otros métodos probados en el INTA Junín

El campo de la Estación Experimental Agropecuaria Junín del INTA posee 8 especies de cultivos de frutales implantados en pequeñas parcelas (de 0,2 a 2,5 hectáreas), en un total de 8 hectáreas. En este contexto particular, diferente a una plantación comercial, los daños por catas ocurren regularmente, lo que permite poner a prueba algunos métodos para prevenir o mitigarlos.

Bajada de nidos: esta es una práctica permitida entre los meses de abril y mediados de octubre (antes de la eclosión de los huevos). A partir de los ensayos realizados en INTA Junín, utilizando este método de manera continua (repetición cada 12 meses) ha disminuido notablemente la reconstrucción de nidos en el predio y, en menor medida, el daño a los cultivos. No obstante, es un método de elevado costo cuando las estructuras (árboles, torres, edificaciones, etc.) son muy altas. Asimismo, requiere acciones de modificación de las estructuras o ahuyentamiento para evitar y diferir la reconstrucción de los nidos en los mismos sitios.

Estrategias para evitar los daños de las catas en los cultivos de frutales. Foto: INTA
Estrategias para evitar los daños de las catas en los cultivos de frutales. Foto: INTA

Ahuyentadores físicos (visuales o auditivos): existen varias alternativas de dispositivos ahuyentadores visuales, como cintas y otros elementos reflectantes de la luz (como espejos o CDs), globos con imagen de depredadores o espantapájaros. Todos estos métodos han demostrado una efectividad limitada en el espacio y el tiempo, porque actúan en función de un “efecto sorpresa” para las aves. Por este motivo, se recomienda usarlos en períodos cortos, para evitar el acostumbramiento (y, consecuentemente, la pérdida del efecto sorpresa).

Estrategias para evitar el daño producido por catas en los cultivos de frutales. Foto: INTA
Estrategias para evitar el daño producido por catas en los cultivos de frutales. Foto: INTA

Repelentes químicos: en función de la información provista por el Registro Nacional de Terapéutica Vegetal del Senasa, actualmente no existen repelentes químicos registrados para ahuyentar catas en cultivos de frutales. Las pruebas realizadas para disminuir daños por catas en manzano y granada con el único repelente registrado para repeler palomas medianas en cultivos de maíz y girasol maduro (antranilato de metilo) no fueron concluyentes.

Existen otros métodos para prevenir o mitigar los daños por aves en frutales que no han sido evaluados en INTA Junín, como los ahuyentadores auditivos, la cetrería o la promoción de aves rapaces (hacking), la modificación de los ambientes alrededor de los cuadros de la plantación o el uso de drones o láser. Dentro de estos dispositivos se encuentran los cañones de explosión a gas, pirotecnia, o emisores de sonidos mediante altavoces. Incluso algunos dispositivos combinan la parte auditiva con la visual, como las cintas o molinetes, que producen sonido al ser movidos con el viento a la vez que reflejan la luz.

No obstante, la experiencia local e internacional con estos métodos indica que cada uno tiene alcances y limitaciones que dependen de las condiciones específicas de cada plantación. Por lo que su uso amerita un cuidadoso diagnóstico del daño en cada plantación y una evaluación costo-beneficio de las alternativas disponibles en función de la historia de daño y la situación ambiental particular de cada lugar.

En cualquiera de los casos, ser recomienda un manejo planificado y estratégico, dirigido a prevenir los daños antes que curarlos, que integre múltiples métodos combinados en función de los resultados esperados. Y, a partir de los resultados de disminución de daños obtenidos, realizar los ajustes necesarios para prevenir los daños en una próxima campaña.

Jornada de experiencias de mitigación

Este jueves, 13 de junio, la Estación Experimental Agropecuaria Junín INTA ofrecerá una jornada en torno a esta temática. Bajo el título “Desafíos para el manejo integral de daños por catas en cultivos de frutales en Mendoza”, dos especialistas presentarán a la comunidad las implicancias de la cuantificación y disminución de los daños por cotorras en frutales de Mendoza.

La misma, destinada a técnicos y productores, se realizará a cabo en la sede del INTA en Junín (Isidoro Busquets s/n La Colonia, Junín), de 15 a 17. Sonia Canavelli, especialista en manejo de daño por aves, del INTA Paraná, hablará de los desafíos actuales para el manejo de daño por catas en cultivos frutales de Argentina. Y Antonio Weibel, investigador de INTA Junín, hará lo propio en relación a las experiencias locales.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA