lunes 26 de octubre de 2020

El último documental de Kirsten Johnson estrenado en Netflix tiene como protagonista a su padre.
Espectáculos

Una película de Netflix para fantasear y esperar con amor al destino

El documental “Descansa en Paz, Dick Johnson” es un registro que juega con la realidad y la ficción, sobre los últimos años de un hombre con alzheimer. Disponible en esa plataforma.

El último documental de Kirsten Johnson estrenado en Netflix tiene como protagonista a su padre.

“No entiendo porque elegiste hacer documentales cuando pagan más por las películas de ficción”, le dice Dick Johnson a su hija Kristen, al decidir ser el protagonista de la película que recorrerá los últimos años de su vida.

Y para la cineasta estadounidense Kristen Johnson le resulta más interesante y atrapante la vida real, que la ficción. Por eso, al enterarse de que su padre fue diagnosticado de alzheimer le propone documentar sus últimos años, como una forma de cariño, agradecimiento hacia él y transitar la espera de la muerte de una manera diferente.

“Descansa en paz, Dick Johnson” es el reciente documental de la realizadora estrenado en Netflix, donde registra en primer plano la convivencia con su padre enfermo, un psiquiatra jubilado que pasado los 80 años comienza a padecer alzheimer, al igual que su difunta esposa.

El filme además de conmover con situaciones cotidianas y tristes propias de la enfermedad y su entorno, la idea principal es que el protagonista mientras su memoria se lo permita, no solo viva ese letargo a la muerte como cualquier padeciente, sino que se anime a jugar, fantasear y filmar distintas versiones sobre su muerte, algo que la ficción y el cine permiten.

Con humor y ternura, la documentalista pone en primer plano la personalidad de su padre, un hombre listo, alegre, que disfruta de una torta dulce de chocolate y que como buen psiquiatra acepta la enfermedad, para hacer más placentero el viaje. Dejar de trabajar, de manejar, mudarse a Nueva York con su hija para que lo cuide son algunos de los cambios radicales que sufre Dick, aunque la ironía y la lucidez de su personalidad hacen menos perturbador el trance.

Y entre tanta realidad y melancolía, las escenas de ficción le dan el toque surrealista que necesita esta historia, cruda y utilizada en el cine. Es ahí donde Dick es parte del set de filmación y conoce la cocina del séptimo arte. Morir aplastado por una caja de plástico, una torpe caída de la escalera y hasta filmar y escuchar su propio funeral son algunos de los recursos que utiliza la cineasta, para tratar un tema tan recurrente como la muerte, de una manera original, sin perder el dramatismo y la naturalidad propia del género.

Dick Johson, un anciano de 83 años es el protagonista de este documental que refleja sus días con una enfermedad terminal.

“Descansa en paz, Dick Johnson” es un logrado homenaje a su padre, que sigue vivo, pero que inmortalizó en este filme. Un relato real y conmovedor, que muestra cómo la vida del hombre se consume como una vela y su memoria cada vez más débil desfiguró aquella persona que fue. Una forma diferente y sentimental de mostrar un tópico muy utilizado en el cine, como el alzheimer y la pérdida irremediable de un padre, donde el diagnóstico se repite, pero la fórmula es lo que cuenta.

“Descansa en Paz, Dick Johnson” (2020/ Estados Unidos). Dirección: Kirsten Johnson. Guión: Kirsten Johnson, Nels Bangerter. Disponible en Netflix. Duración: 90 minutos. Nuestra Calificación: Muy buena.