jueves 25 de febrero de 2021

Con un álbum en camino, Montaner adelanta el primer sencillo, "Amén".
Espectáculos

Ricardo Montaner habla de “Amén”: la felicidad de trabajar en familia

En menos de un mes, la canción donde canta junto a sus hijos Evaluna, Mau, Ricky y su yerno Camilo, supera las cien millones de reproducciones.

Con un álbum en camino, Montaner adelanta el primer sencillo, "Amén".

Luego de un 2020 lleno de sorpresas, cambio de planes y muchas emociones, llegó un momento de calma para Ricardo Montaner y su familia. Obviamente: para él, como para la mayoría de los artistas, fue casi un año perdido. Pero lejos de afrontarlo desde una perspectiva pesimista, lamentándose por lo que no fue, la familia Montaner encaró el cierre de un año tan caótico con una canción que transmite un mensaje esperanzador, donde el protagonista principal es la fe: “Amén”.  

Adoptando cada uno su estilo y logrando una armonía en lo musical, los Montaner presentaron el 23 de diciembre este himno, “un canto de auxilio universal”, como lo describen ellos. El tema tocó el corazón de las personas en diferentes partes del mundo, que sumaron ya más de 100 millones de reproducciones al video en YouTube.

“La música es una especie de elemento de evocación. Pueden pasar años y con la música evocás momentos transcendentales en tu vida, situaciones o lugares. Pienso que ‘Amén’ con el tiempo se va a volver en un momento de evocación para personas que hayan pasado un momento particular en estos tiempos, pero no fue lo que buscamos. Lo que buscamos es que quede colgadito como un mensaje para que la gente se arrope con él en el momento que más lo necesiten”, declaró Ricardo en una conferencia exclusiva en la que estuvo junto a su familia y a la que asistió Los Andes.

“Amén” nació de la unión de Camilo, Evaluna, Mau, Ricky y Ricardo Montaner. Cinco estilos diferentes, cinco personalidades totalmente singulares que se encuentran en este canto hacia un propósito que va mucho más allá de cualquier interés comercial. Como asegura Ricardo, “cada uno tiene una manera diferente de pedir auxilio. A medida que el tema avanza, cada uno pide auxilio desde su propia forma”.

El video se realizó bajo la dirección de Marlene Montaner y fue hecho en una sola toma, por lo que presenta una estética sencilla, sobria, pero con una fuerza visual inigualable: cada artista irradia su luz.

Cada uno aportó desde su creencia, fe y sentimientos, logrando una armonía tanto en lo musical como en lo espiritual. “La aproximación de una persona a Dios es muy particular, como la huella digital de cada persona. Cambia la relación de persona y persona, y esta canción es el resumen de eso, la aproximación de cada uno y la manera diferente en cómo nos tiemblan los pies y la manera diferente en la que caemos de rodillas ante Dios”, expresa a su vez Camilo.

Abocados a sus creencias y fieles a su religión, cada uno desde su lugar aporta su propio estilo a “Amén”, un tema que, además, surgió antes de la pandemia. Se pensó en 2019, pero se estrenó un año después.

Durante el proceso de creación, Mau cuenta que fue mucho más sencillo de lo que esperaban: “La canción como tal surgió mucho más natural de lo que pensábamos, porque era nuestra primera canción en conjunto. Todos los estilos son tan distintos que creo que uno de los retos más grandes era coincidir musicalmente en algo que nos sintiéramos cómodos todos, pero en esta canción surgió solito todo. Realmente puedes escuchar cada uno de los estilos de nosotros dentro de ‘Amén’. Eso me enorgullece, ya que era difícil coincidir en los tiempos, estar todos juntos, pero ver cómo esta canción surgió tan naturalmente y que no hubo tensión ni esfuerzo, sino que Dios movió las piezas necesarias para que funcione, me dio mucha felicidad”.

Sobre la inesperada respuesta de parte del público, RicardoMontaner expresa que “hacer música y componer tiene más parecido con hacer el amor que con un plan de marketing. La conexión de una canción con un artista y el público no se puede explicar, por algo la gente conectó de cierta forma. Es como cuando conoces a una persona y está ese ‘no sé qué’. Esta canción tiene un ‘no sé qué’ que más allá de estar juntos, ser linda y todo, si no tiene ese no sé qué no pasa nada”.

Un nuevo disco en camino

Ya conocimos “Amén”. Ricardo ya nos había adelantado que este es el primer sencillo de su nuevo álbum que prepara para dentro de unos pocos meses, en el que en más de una de sus canciones tendrá la participación de sus hijos y yerno.

El cantautor, luego de lanzar su disco homónimo en 2019, palpita este nuevo lanzamiento que espera poder ver la luz entre marzo y abril de este nuevo año.

“De todos los temas, siete u ocho los trabajamos juntos. Estamos todos involucrados en la composición. Espero antes de marzo o abril lanzar el disco, que también se va a llamar ‘Amén’. Antes de ello, un sencillo que ahora mismo no voy a comentar pero es un tema que canto a dúo y espero que la gente lo reciba bien”, adelanta Ricardo.

Y fanático de su padre, Mau asegura que la colaboración que próximamente podremos conocer de este nuevo disco será excepcional. “Puedo decir que es el dúo que todos esperaban y que todo el mundo dice ‘yo no puedo creer que no haya sucedido antes’, es exactamente eso, pero de la manera más cool que puedan imaginar. En el momento en que lo escuches quedarás sorprendida”.

Sin adelantar mucho más sobre esta misteriosa participación, Ricardo sí nos cuenta sobre la esencia que tendrá su 24° álbum de estudio. “Son canciones de amor muy inspiracionales, para meterte dentro de ti misma y ponerte a pensar. Habrá canciones de amor de pareja, pero especialmente dedicado al espíritu”.

Creatividad y reconexión

El 2020 fue un año clave para los Montaner. En medio de la tormenta que trajo el coronavirus al mundo, esta reconocida familia de artistas encontró la oportunidad para reconectarse entre ellos y con ellos mismos.

Juntos por primera vez, Montaner se une a sus hijos y yerno para dar un mensaje esperanzador.

Viendo el confinamiento desde un aspecto positivo, Ricardo cuenta que el suyo pasó por lo creativo y la conexión con su familia. “Los cinco trabajamos en nuestros álbumes. Entonces creo que la parte positiva pasa por ahí y por otro lado, que aunque no parezca, con esto de los viajes a veces se pierde la dinámica de las charlas profundas, y nos ha tocado estar especialmente los primeros meses prácticamente viviendo todos juntos en casa y hemos tenido charlas larguísimas, incluso reveladoras, porque hacía tiempo que no teníamos charlas tan largas y abundantes. Eso me quedó como un legado de este tiempo”.

Por otra parte, y de cara al año que comienza, ya con proyectos en breve, el cantautor cuenta que si bien enfoca parte de sus energías a lo laboral y profesional, espera que el 2021 esté apuntado a una renovación más enfocada a lo personal.

“Decidí que este es un año de renuevo, tanto de mi vida interior como mi vida personal y profesional. Eso incluye una serie de retos que, si Dios quiere, cumpliremos. Retos no apuntados a lo material o la ambición, sino con la satisfacción personal, la plenitud, y hacia eso me enfoco.  Creo que la puerta se abrió maravillosamente bien con ‘Amén’. Fíjate lo maravilloso de la canción y lo que dice, que nos muestra a nosotros desde la intimidad y humildad más absoluta. En general los artistas públicamente mostramos otra cosa, no nos mostramos adentro de nosotros, normalmente ponemos la cara bonita, no dejamos ver lo vulnerable de nosotros. Pero con ‘Amén’ nos dejamos ver vulnerables, como cuando estamos a los pies de Dios pidiéndole algo. Eso, lejos de alejarnos, nos ha acercado a la gente. Mi puerta ha sido la más impredecible que he podido tener en mi vida”.

-¿Qué sensaciones te produce ver a tus hijos alcanzar éxito propio y lograr sus metas laborales?

-Normalmente sucede en las familias que los padres suelen arrastrar de algunas forma a sus hijos, pero al mismo tiempo eso les pone un techo. Esta es una familia de músicos, incluyendo mis nietos. Lo que me hace sentir mejor es que aquí no arrastro, a nadie sino todo lo contrario. Los muchachos han estado remando en dulce de leche teniendo a un padre artista que lo hace mucho más difícil de lo que podemos imaginar. Cuando tienes un padre que hace lo mismo que tú, debes ver qué hacer con esa sombra o techo. En el caso de mis hijos, lo bueno es que su evolución artística ha permitido que tracen un camino propio y no depender que el papá los arrastre. Ellos han tenido un éxito increíble, del cual no solo me siento orgulloso sino del que “me cuelgo” para el beneficio de mi propia carrera. El ejemplo es “Amén”.

-Mucho se cuestiona a los géneros urbanos, de donde vienen Mau, Ricky y Camilo. ¿Cuál es tu opinión? ¿Te animarías a colaborar con ellos?

-Creo que lo que suena hoy no es otra cosa que una consecuencia del pop de los ’80. La música pop evolucionada es lo que hoy se dice “urbano”. Pienso que encasillar a los estilos es una torpeza: a la música hay que dejarla fluir y evolucionar.

Si me preguntas si me animaría a participar, bueno, mi último disco tuvo una influencia muy importante de los sonidos que se utilizan hoy pero no dejan de ser literalmente hablando, la música que hice siempre. Por supuesto, pintada con las sonoridades que hoy en día se utilizan.