Peto Menahen: “Me tiene que atraer la historia del personaje”

El actor comparte con su amigo Sebastián Wainraich la serie argentina de Netflix.
El actor comparte con su amigo Sebastián Wainraich la serie argentina de Netflix.

El actor es parte del elenco de “Casi Feliz”, la serie de Netflix que estrenó su segunda temporada. Además de participar en la película “Granizo” y volver al teatro con el éxito de “Los Bonobos”, habla de sus múltiples proyectos y el valor de la crítica en el espectáculo.

Aunque su base es el teatro independiente, por estos días Peto Menahen es parte de los estrenos argentinos más destacados de Netflix. Es que el actor, humorista y escritor protagoniza la película “Granizo” y además la segunda temporada de la serie “Casi Feliz”, escrita y protagonizada por Sebastián Wainraich.

La ficción se estrenó el miércoles pasado en la plataforma y es uno de los contenidos más vistos en pocos días. En la serie, Peto interpreta a Gastón, el hermano menor de Sebastián (Wainraich), quien pese a las diferencias de personalidad, se mantienen unidos en un momento bisagra de sus vidas.

“Trato de entrenar la expectativa baja para cualquier cosa, pero teníamos expectativas con el estreno de la serie. Pero es la serie de mi amigo, se da todo; por su trabajo, por la amistad que nos une. Las cosas que son importantes para la gente que querés, son importantes para vos”, cuenta Peto sobre el éxito que tuvo la primera entrega en 2020 y ahora llegó la esperada segunda temporada.

En los nuevo ocho capítulos, Sebastián profundiza los conflictos con todos sus vínculos: con su ex mujer, embarazada de otro hombre, con sus hijos, que crecen y lo enfrentan, con sus compañeros de trabajo, que cada vez lo respetan menos, con su hermano, que le cuestiona cada paso que da en la vida y, por sobre todas las cosas, con él mismo.

La serie escrita, creada y protagonizada por Wainraich, cuenta con la actuación de Natalie Pérez, Santiago Korovsky, Peto Menahem, Lucas Wainraich, Sofía Guerschuny Pesci, Miguel Ángel Podesta, entre otros.

“A mí me divierte más que la primera temporada. También tiene más melancolía, un poco más profunda que la primera. Me gusta más porque el personaje tiene más participación”.

-Gastón es el típico hermano rebelde más despreocupado, tu personaje tiene varios matices.

-Tiene muchos matices, sobre todo es lindo porque es la antítesis a Sebastián, que es un conglomerado de neurosis. Y Gastón lo que tiene de particular es que no tiene neurosis, es todo lo contrario. Es como mira el evento que sucede y no lo toma como nada personal.

-”Casi Feliz” fue una de las primeras producciones argentinas para Netflix. Después de esta experiencia, ¿crees que la ficción argentina tiene que apuntar a las plataformas y no a la televisión abierta?

-Lo que sucede es que en la televisión abierta no hay lugar para la ficción. Creo que por un lado hay que apuntar a las plataformas, porque es un medio más de trabajo. Pero por otro lado, me gustaría apuntar a la televisión abierta, porque mientras se produzca y haya trabajo para todos es lo ideal. Hay gente muy talentosa y creativa en la Argentina. Está buenísimo que se haga mucha ficción y ojalá se haga en la televisión abierta y en las plataformas.

-En cuanto al talento y el potencial de gente que trabaja en la industria del espectáculo, no ha caducado con el tiempo ¿creés que faltan oportunidades?

-Sí, y es valorado acá y en todas partes. Lo que falta es inversión en cultura. Potencial y gente hay, esa es una de las características de la gente que hace cine, televisión o teatro, siempre están haciendo. El teatro es una clara muestra, que se hace en cualquier lado, desde una mega producción a una obra independiente. Sería buenísimo que no viviéramos en crisis, para que haya trabajo para todo el mundo, ocio para todos.

Peto recientemente también formó parte de la película “Granizo”, protagonizada por Guillermo Francella y dirigida por Marcos Carnevale. El filme tuvo sus detractores, pero a pocas semanas de su estreno logró posicionarse como la tercera película más vista de Netflix en el mundo.

Y en paralelo protagoniza “Los Bonobos”, junto a Campi, Osqui Guzmán, Lizy Tagliani, Manuela Pal y Anita Gutiérrez. La comedia es una de las más convocantes de la calle Corrientes, con un elenco de lujo.

-¿Cómo viviste esta vuelta a las salas?

-Lo vivimos con un amor y una alegría muy emocionante. Cuando volvimos nos dimos cuenta de lo necesario que era para nosotros y con mucho público. Porque en definitiva el teatro lo hacemos entre todos, desde el público hasta los actores.

-¿Qué tiene que tener un proyecto para que lo aceptes?

-A mí me gustan las historias, me tiene que atraer la historia del personaje y no menos importante es con quien la voy a hacer. Porque si la historia es buena y me parece bueno el director y el elenco, voy para adelante. Es una combinación de las tres cosas, la historia, el personaje y con quien la hago.

El actor es parte del elenco de la película argentina.
El actor es parte del elenco de la película argentina.

-¿Has escrito algún guión para series?

-No, yo no soy del guión. Hace unos meses un productor amigo me pidió un guión para presentar en un proyecto de serie, y con un amigo adaptamos un guión de cine para serie. Pero no es el formato que me gusta para escribir. Yo escribo en prosa; en 2018 edité mi primera novela, ahora estoy escribiendo otra.

-“Granizo” tuvo sus detractores en la crítica. En la actualidad ¿vos le das importancia a la crítica?

-Particularmente no le doy mucha importancia, salvo a dos o tres críticos que me interesan mucho como piensan, pero sobre todo de teatro. Yo tengo una cabeza formada con el teatro independiente, y antes le rogábamos que vinieran a hacer una crítica, porque era importante para la promoción del espectáculo. Era la única manera que tenías en el teatro independiente para que conozcan la obra. Incluso si hay un comentario constructivo, te sirve para ajustar algo. En el caso de una película cuando llega la crítica, la película ya está hecha. Y cuando depende de esa crítica para que la gente vaya a verla al cine y se mantenga en la cartelera, ahí sí es importante.

En el caso de “Granizo” no leí ninguna. Pero más allá de si son buenas o no, es importante preguntarse cuál es el lugar, porque cuando las críticas salieron la película estaba primera en veintidós países. Ya no se puede modificar nada, porque además no te sirve de mucha promoción.

-O una mala crítica te lleva a tener más público, porque la ven por curiosidad o morbo.

-Puede ser, pero lo que me dice la gente en la calle es bueno y la película tiene su público.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA