Pepe Soriano protagoniza “Nocturna”, una película de género que impacta y conmueve

Pepe Soriano protagoniza “Nocturna”, una película de género que impacta y conmueve
El rigor del papel llevó a Pepe Soriano a exponer su salud física

Tras recibir premios en el Festival de Brasil, se encamina al de Shanghai con buenas perspectivas y la promesa de estrenarse en cines en septiembre

Con 91 años y una tenacidad actoral propia de los de antaño, Pepe Soriano vuelve a la pantalla grande para sorprender y conmover a través de una historia extremadamente real en un mundo fantasmagórico. Se trata de Nocturna, un thriller psicológico dirigido por Gonzalo Calzada, que ya pasó por el Festival Fantaspoa, en Brasil, -uno de los más prestigiosos festivales de género de la región- cosechando el premio a mejor actor y mejor actriz para Pepe Soriano y Marilú Marini, y va rumbo al Festival Internacional de Cine de Shanghai con grandes expectativas.

El festival se realizará del 11 al 20 de junio y la película argentina quedó seleccionada en la sección Spectrum: Midnight Fantasy, junto a notables realizaciones de Australia, Estados Unidos, Rusia, Francia y Japón.

El elenco de la película se completa con Lautaro Delgado Tymruk, Desirée Salgueiro, Jenaro Nouet, Mora Gonzalez Della Vecchia y la participación especial de Nicolás Scarpino.

La historia gira en torno a Ulises, un hombre casi centenario al que a lo largo de una noche le toca vivir un extraño hecho que pondrá a prueba su lucidez y su cordura, mientras repasa las cuentas pendientes con la vida.

Nocturna cuenta con el protagónico absoluto de Pepe Soriano, que encaró un osado trabajo de interpretación en un film inquietante, que reflexiona sobre la soledad y las relaciones humanas más íntimas en el último tramo de la vida, con un tono fantástico.

Marilú Marini, en un gran papel que muestra las dificultades de convivir en la vejez

Escrita y dirigida por Gonzalo Calzada, reconocido director de films de género como La plegaria del vidente (2012), Resurrección (2016) y Luciferina (2018), la película que pasó por el Marché du Film de Cannes, por el Festival de Sitges y por la 38° B3 Bienal de la Imagen en Movimiento de Frankfurt. Nocturna es una producción de La Puerta Cinematográfica y Coruya Cine que planea su estreno local para septiembre de este año, y además es parte de un proyecto conceptual que incluye otro largometraje y una novela que serán lanzados muy pronto.

En una charla con Los Andes, Pepe Soriano cuenta la experiencia de la filmación y promete brindar con un vino mendocino por el éxito de la película.

-La película tiene unos primeros planos tremendos, ¿te resultó muy exigente la filmación?

-Me costó mucho trabajo, te aseguro porque dejé la vida, y tanto es así que estuve una semana internado porque me deshidraté. Eran entre 8 y 12 horas por día de trabajo, con una intensidad y un rigor que, en general, no se conoce en el cine, inclusive en qué puedo hacer yo. La exigencia fue muy fuerte pero creo que el resultado es interesante. No es una película masiva sino para un determinado público, pero también es una película a favor del cine porque está hecha con todo lo que se puede pedir de honestidad en estos trabajos.

Pepe Soriano, como Ulises en un protagónico exclusivo

-Estoy segura que si se pusiera en salas tendría una gran repercusión

-Es posible, porque no hay películas argentinas, por lo menos, que hablen de la gente mayor. Se habla de la gente joven, de alegría, del deporte, de la fiesta, del entretenimiento, pero no se habla de cuando ya la gente cruza un límite de edad donde además se hace muy difícil sostener la vida por los problemas de pérdida de memoria y todos los problemas que tiene la gente de la edad que tengo yo en este momento, que felizmente cruzo los dedos porque estoy bien. Pero reconozco que es una edad muy conflictiva y no sé si la gente tiene muchas ganas de engancharse con ese tema. Yo a la película la vi una vez y me conmovió, me dio alegría porque es mi trabajo y el primero que tiene que estar conforme o no soy yo. Me pareció de una gran ternura ahora cabe esperar todo lo demás que no depende de uno.

-¿Está planeado presentarla en Argentina?

-En general son gente muy seria para trabajar y al mismo tiempo muy herméticos. La idea de ellos es estrenar por el mes de septiembre en cines y, eventualmente, en plataformas. Ahora la película va dentro de unos días a Shanghai. Yo tengo una experiencia en tiempo, -no por darme importancia-, pero tengo más de 70 años de trabajo, entonces he ido a muchos festivales y también son un negocio. Tienen detrás el poder y la potencia de los países que los impulsan, no es lo mismo la película de Estados Unidos que una de Bolivia o de la Argentina. Tienen privilegios que tiene que ver con el lugar de procedencia y del trabajo posterior que genera el negocio. Entonces ellos dicen “una película argentina cuánta gente la va a ver 20 mil o 30 mil personas. Si le damos a los norteamericanos tenemos medio millón seguro”. Esa es la realidad.

Backstage de la realización

El cine es muy duro, muy difícil, pero es un gran placer hacerlo. Yo me remito más allá del éxito, al placer. El teatro es memoria, el cine es un testimonio. Cuando yo he hecho teatro, estrenado inclusive en Mendoza, es llenar la sala. El cine lo que tiene es que cada tanto se desempolva, rejuvenece y recupera el brillo que alguna vez tuvo. La patagonia rebelde o La nona es una película en la que no interviene desde el primer día con mucho amor y con muchas ganas y se convirtió en un clásico mucho más allá de mí o de otras cosas. Nosotros quedamos como referencia porque la hicimos pero ya es parte de la historia.

-Desde tu lugar el cine es arte, disfrute, no un negocio

-¡No por Dios! Es de trabajado en España y en Francia con gente de un nivel realmente importante como actores como Fernando Fernán Gómez, un actor maravilloso. Trabajé con Nino (Manfredi), Charles Aznavour, Antonio Gassman. Yo no lo uso como estandarte, es gente que conocí, con la que trabajé, que quise mucho porque era linda gente y de mucho talento. Te queda el sabor de haber estado, dentro de las limitaciones posibles, con lo mejor que uno puede lograr en el mundo en que uno se mueve. Ojalá hubiera conocido y trabajado con Lawrence Oliver, pero no fue así.

Una película conmovedora

-Pero te has dado algunos gustos en esta vida

-Si la alegría de ejercer el oficio con ganas. Hoy mostraban grandes casas de no sé quién y decía “sigo viviendo en la misma casa donde nací”. Ahora te estoy hablando desde el living y yo soy feliz con eso. He sido feliz eligiendo mi trabajo para que me diera gusto, no plata. Me ofrecieron una película hace 15 días y ¿sabes cuál fue la respuesta? Silencio. No la voy a hacer porque porque no me interesa, ni siquiera llegamos a hablar de cuánto me podían pagar. Me bastó el título y la gente que la produce para decir que no.

Un detrás de escena que muestra la exigencia para el actor

-¿Disfrutaste con Nocturna?

-Sí, mucho, porque el director además es un personaje de un muy buen nivel y eso es importante para poder desbrozar un personaje y hablar sobre esto, no solamente lo que se ve sino también lo que no se ve del personaje. La película que había hecho anteriormente la filme en Salta, era horrenda. La vi y se me cayeron las lágrimas pensando “por qué hice esto” y era por darle la oportunidad a un director muy joven que vive en Barcelona y que vino para hacer esa película. Le había preguntado a compañeros y me dijeron “Bueno, no siempre vas a trabajar con Aristarain, tenés que probar con gente joven” pero era muy mala.

Con esta (Nocturna) disfruté muchísimo, estoy muy agradecido a la producción de Alejandro Narvaez y al director que es Gonzalo (Calzada), que es un tipo muy interesante y si se lo propone tiene un gran camino por delante. Tiene cuatro películas, ha trabajado en cine de género. Con esta película cambió aspectos de su trabajo.

Amigos de la vida, Pepe Soriano y Marilú Marini

-¿Cómo recibieron el premio con Marilú Marini?

-Recibimos un premio de San Pablo, y somos amigos hace más de 50 años, compañeros de la vida del trabajo, así que no fue una dificultad trabajar con ella para nada, al contrario, agradecido con todo lo que aportó.

-Se nota, la complicidad traspasa la pantalla

-Por eso te digo, tenemos una muy linda relación hemos pasado maravillosamente bien los dos. Ahora espero que nos encontremos pronto por la película, por lo menos para tomar un café y charlar un rato.

-¿Te imaginás llegando con esta película a los Óscar?

-A la película sí, pero representa a la Argentina. El secreto de sus ojos tenía detrás una historia política muy interesante y eso influyó. Qué se yo. Honestamente no tengo expectativas más que la alegría de hacer la película y que me gustara. Todo lo demás lo sabe Dios. Pero si es así, brindaremos con un vino mendocino.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA