martes 9 de marzo de 2021

Amor, trabajo y mucho más, Pepe Cibrián Campoy aprovecha el 2021 para apostarle a todo.
Espectáculos

Pepe Cibrián Campoy, radiante: con nuevo musical en puerta y enamorado

Teatro, redes sociales, clases virtuales. En una larga charla, el reconocido artista cuenta sobre su nuevo proyecto, su vida en cuarentena y su nueva pareja que conoció por Tinder.

Amor, trabajo y mucho más, Pepe Cibrián Campoy aprovecha el 2021 para apostarle a todo.

Pepe Cibrián ya pertenece al medio, sin dudas. Si hacemos un recorrido por las figuras argentinas que han tenido una trayectoria importante a lo largo de los años, seguramente su nombre nos resuene y se encuentre en la lista.

Su amplia carrera le permite llevar de la mano a todas las jóvenes promesas del teatro. Siempre intentando con nuevos talentos, descubriendo entre tanta multitud aquellos seres que se destacan del resto.

Pepe Cibrián tiene ese don. Y no solo en lo laboral. Lo tuvo con su hijo Luis, un joven mendocino que se unió a él y a su pasión por el teatro. Y ahora con su pareja Roberto, un hombre sencillo y una persona muy comprometida, en palabras de Cibrián Campoy.

En un año donde Pepe Cibrián pasó por el streaming con sus obras “Marica”, “Juana la Loca”, “Dos Tronos”, “Dos Reinas”, entre otras, el productor y director también encontró su tiempo para aparecer en la televisión y ser jurado del “Cantando”, dar clases a través de la virtualidad y trabajar en nuevos proyectos.

Y aunque su paso con la competencia de canto fue corto debido a que tuvo un caso de Covid-19 dentro de su hogar, enfocó sus energía a nuevas oportunidades que se encuentran paso a paso en su camino.

“Sigo dando clases particulares por zoom, son muchos alumnos y muy agradables, ya llevamos un año dándolas. Tengo incluso alumnos de Canadá, eso quiere decir que ha sido muy numerosa la concurrencia. Y la obra Infierno Blanco, eso es parte de mi trabajo”, cuenta Pepe Cibrián Campoy sobre su actualidad laboral.

Ya desde mediados del 2020 comenzó con las audiciones de esta nueva obra, un musical con música de Ariel Dansker donde se aborda la relación entre el mayor narcotraficante y un joven científico, ambos viviendo en París. “Es una crítica brutal a la droga y una esperanza de lo que puede lograr gracias y con el amor.”

Actualmente, el elenco ya está conformado y los ensayos presenciales se encuentran en ritmo, esperando que el estreno pueda llegar de la mano de la vacuna a mediados de año y con la esperanza de que su primera vez sea sin protocolo.

“Tomamos un taller durante 8 meses y una vez que abrieron pudimos hacerlas presenciales. Yo pude verlas, analizarlas, lamentablemente hoy en día producir musicales requiere de poca gente y tuve que dejar afuera a muchas personas talentosas porque no me alcanzaba el número de actores. Se presentaron 500 personas por zoom”, cuenta Pepe.

Y si bien fue una convocatoria que se hizo a nivel nacional, fueron pocas las provincias que se sumaron al casting presencial, debido a la imposibilidad de viajar en medio de la pandemia.

El elenco se compone de jóvenes promesas del teatro, lo que asegura el productor que es algo que le gusta mucho. “Desde que empecé mi carrera hace 53 años, en general he trabajado con gente joven y nueva que con el tiempo se convirtió en gente no nueva y no joven, porque son personas que empezaban con 18 y ya tienen 54 años. A mi me conmueve mucho la gente joven porque tiene esa impronta que con los años se pierde, aunque no en mi caso, esa ilusión que es y debe ser profunda.”

Con una colección de más de 200 anillos, el productor vende parte de sus pertenencias por Instagram.

Y por si fuera poco, durante el aislamiento comenzó con la venta de anillos de su propiedad, “aligerando” sus pasos y desprendiéndose de los objetos materiales que sobraban en su vida.

“Lo que pasa es que me quedaban 200 anillos, pensé que era el momento de desprenderme de objetos y de esta casa que es tan grande y ahora somos dos personas, es algo que me sobrepasa - cuenta- Necesitaba un espacio más pequeño que me permite estar más concentrado, en mi casa tengo mi cuarto que es muy grande y el resto de la casa no lo uso salvo que venga alguien, es maravillosa pero tiene 120 palmeras, es muy exagerada.”

Con Infierno Blanco en camino, sus clases por zoom andando y su proceso de simplificar sus reliquias, la energía se reparte entre diferentes aspectos que hoy por hoy conforman la vida de Pepe.

Tinder, la celestina de Pepe Cibrián

Su paso por las redes sociales le han dado trabajo y vida social, aunque nunca imaginó que el amor llegaría a través de una pantalla. Hace meses se sabe que tenía un perfil en Tinder, aunque hasta ahora no había dado sus resultados.

Finalmente, Pepe Cibrián encontró el amor, y su celestina fue la aplicación de citas Tinder. Hace dos meses comenzó una relación con Roberto, un hombre 20 años menor que él y en quien encontró un compañero fiel.

“Es una aplicación donde se supone que hay gente que busca otra gente, se buscan distintos tipos de cosas pero uno lo aclara. Yo aclaré que buscaba la posibilidad de conocer a alguien que fuera un compañero, y entre las personas que conocí estaba Roberto. Creamos un vínculo muy bello, es una persona muy comprometida, un hombre de 53 años y me siento muy feliz, muy acompañado.”

¿Hubo miedo de conocerse en la pandemia? “No hubo miedo, teníamos muchas ganas de conocernos, habíamos hablado mucho tiempo por zoom y teléfono y ahora era momento de vernos la cara y que sea la hora de la verdad.”

En un año donde las relaciones personales se vieron afectadas, fueron las redes sociales sus principales canales de comunicación con el exterior. Le dieron trabajo, una compañía y a su amor. Sin dudas, tuvieron un papel protagónico en su nueva normalidad.

“Las redes sociales, por ejemplo Tinder, es algo muy asociado a la realidad, es la vida. Tinder es cómo es la sociedad, como cuando vas a un bar o un restaurante, se da, es un encuentro o no encuentro. Lo que pasa es que yo soy una persona poco sociable por lo que siempre me ha sido difícil encontrar a alguien que me acompañe en la vida, las veces que lo he hecho ha sido maravilloso e inolvidable, con Santiago estuve 18 años, con Manuel 6 y ahora espero estar muchos con mi querido Roberto”, afirma.

- Tu extensa carrera te posiciona como un referente en lo artístico, ¿lo crees así?

- Yo creo que soy un referente y que en los libros y las cosas, la gente se olvida, es un país con poca memoria. Los jóvenes se olvidan y no hay una acción por parte de los maestros de teatro para saber quién es quién. Todo el mundo es maestro de teatro, hace una obra y ya es maestro, entonces esa persona que no sabe nada de teatro, ¿cómo va a saber quién fue Alfredo Alcón? En general, no les transmiten a los jóvenes más que Chicago o Cabaret. Creo que, en general, la falta de información es muy importante y aberrante.

- ¿Podría deberse a una sobre información?

- No lo creo. Es tan simple como darle 10 nombres a tus alumnos para que investiguen, no digo que den una biografía de teatro del siglo pasado, pero es una lástima que se pierda lo más lindo que es la cultura del teatro.

Pepe Cibrian (Instagram)

- ¿Continuas viviendo con tu hijo Luis?

Vivo con una tía y Luis, llevamos más de dos años, es una relación muy bella, es un ser muy mágico. Y como generalmente me pasa, sé elegir bien a la gente. Él ya ha podido viajar, la madre ha venido a casa, él lo disfruta mucho, la familia está muy feliz y yo estoy muy feliz, así que es un cúmulo de felicidades.

- ¿Cuáles son tus expectativas para este nuevo año?

- Mis expectativas dependen nada más que del virus, mi expectativa es que esto pase y que volvamos a la normalidad, el ser humano no va a cambiar. No lo han cambiado grandes errores, guerras mundiales, el ébola, entonces esto ha sido mundial, no hubo lugar que se salvara y ha sido muy fuerte. Pero creo, supongo y deseo que se va a resolver, el hombre seguirá siendo depredador, talando el Amazonas, y el hombre no va a cambiar por esto.

- ¿Vos decís que no hay esperanzas?

- La esperanza existe porque hay gente muy talentosa y capaz que son los jóvenes, en ellos confío en que hagan un mundo mejor.

- Siempre te has mostrado muy abierto a tu postura con el Covid y la vacuna, ¿no tenés miedo?

- No me da miedo, me cuido, cumplo los protocolos pero no con miedo. Hay gente que tiene mucho miedo pero esto tiene que pasar.

- ¿Qué pensas respecto a las decisiones que tomó el gobierno?

- Al principio me pareció muy coherente y estaba a favor, después me parece que se les fue de las manos. La realidad es que hoy ustedes están más avanzados en el tema de la vacunación y creo que no se ha manejado de una forma correcta.