¡Nunca tengo tiempo para mi! La razón por la cuál siempre pensamos en esta frase constantemente

En esta nota te cuento por qué a veces creemos que hacer lo que nos gusta, por fuera de la rutina y obligaciones, es imposible. Verás que aplicando nuevos “mindsets”, vas a poder lograr aquel nuevo hábito, hobby o deporte que tanto querías.

¡Nunca tengo tiempo para mi! La razón por la cuál pensamos en esta frase constantemente.
¡Nunca tengo tiempo para mi! La razón por la cuál pensamos en esta frase constantemente.

Cuántas veces has dicho frases como “no tengo tiempo para juntarme con mis amigos”, “no puedo estudiar eso que tanto quiero”, “no puedo ir al gimnasio”, “me la paso todo el día estudiando”, “ya tengo ”x” años y no he podido hacer lo que me gusta” y tantas cosas más como estas.

¡Nunca tengo tiempo para mi! La razón por la cuál pensamos en esta frase constantemente.
¡Nunca tengo tiempo para mi! La razón por la cuál pensamos en esta frase constantemente.

La cuestión es que probablemente te la pasas pensando en todo lo que podrías estar experimentando y no lo puedes hacer. Permíteme decirte que a eso se le llama queja; y la queja no te llevará a ningún lado.

La cuestión es que probablemente te la pasas pensando en todo lo que podrías estar experimentando y no lo puedes hacer.
La cuestión es que probablemente te la pasas pensando en todo lo que podrías estar experimentando y no lo puedes hacer.

Es como si fueras un ratoncito que da vueltas y vueltas en su rueda y nunca avanza. Y naturalmente, esto te hace perder cotidianamente tu bienestar personal. Esta metáfora que acabo de usar es la sensación que tienen todas las personas que se sienten aprisionadas en su vida, y las emociones que las acompañan son la frustración, la impotencia, el enojo, la tristeza y muchas veces se termina convirtiendo en depresión… si no la atiendes a tiempo.

Es como si fueras un ratoncito que da vueltas y vueltas en su rueda y nunca avanza. Y naturalmente, esto te hace perder cotidianamente tu bienestar personal.
Es como si fueras un ratoncito que da vueltas y vueltas en su rueda y nunca avanza. Y naturalmente, esto te hace perder cotidianamente tu bienestar personal.

¿Te has preguntado cuáles son las cosas importantes en tu vida? ¿Qué cosas sí o sí deberían estar? Pensa en cada una de las dimensiones de tu vida cotidiana: trabajo, familia, tiempo libre, deportiva, social. Por ejemplo, ¿Estoy en el trabajo que me gusta?, ¿Comparto con mi familia el tiempo que quiero?, ¿Visito a mis padres como quisiera?, ¿Hago el deporte que me gusta?, ¿Cuido mi cuerpo? ¿Me alimento saludablemente? ¿Hago los chequeos médicos de rutina?

¿Te has preguntado cuáles son las cosas importantes en tu vida?
¿Te has preguntado cuáles son las cosas importantes en tu vida?

Si a algunas de esas preguntas tu respuesta es “no”, es momento de que te detengas a tiempo y empieces a considerar qué es lo realmente importante en tu vida. Pone prioridades, dedícale el tiempo necesario para poder observarla detenidamente, que no falte nada. Imagina qué vida quisieras vivir, con quiénes, haciendo qué, dónde, visualiza, que no falte nada. Pon la mayor cantidad de detalles posible. ¿Cómo te sentirías si experimentaras todo eso?

Pone prioridades, dedícale el tiempo necesario para poder observarla detenidamente, que no falte nada. Imagina qué vida quisieras vivir, con quiénes, haciendo qué, dónde, visualiza, que no falte nada.
Pone prioridades, dedícale el tiempo necesario para poder observarla detenidamente, que no falte nada. Imagina qué vida quisieras vivir, con quiénes, haciendo qué, dónde, visualiza, que no falte nada.

Una vez generada la visión de lo que quieres compara con tu vida actual y detecta cuál sería el primer paso que podrías dar para empezar a dirigirte hacia esa nueva vida. Es muy importante que sea un paso pequeño. Esto es lo que te va a dar la garantía de que sea realizable y al hacerlo ya sabrás que estás en el camino, que te corriste, que ya no estás en el mismo lugar, que fuiste capaz de iniciar una nueva vida.

Una vez generada la visión de lo que quieres compara con tu vida actual y detecta cuál sería el primer paso que podrías dar para empezar a dirigirte hacia esa nueva vida.
Una vez generada la visión de lo que quieres compara con tu vida actual y detecta cuál sería el primer paso que podrías dar para empezar a dirigirte hacia esa nueva vida.

Luego de haber hecho este primer pequeño paso, celébralo. Elige cualquier manera de hacerlo, pero no dejes de celebrar. Estarás enviando un mensaje a tu inconsciente que dirá “pude” y de este modo, poco a poco, irás avanzando en tu plan.

Luego de haber hecho este primer pequeño paso, celébralo. Elige cualquier manera de hacerlo, pero no dejes de celebrar.
Luego de haber hecho este primer pequeño paso, celébralo. Elige cualquier manera de hacerlo, pero no dejes de celebrar.

Estos pequeños avances generarán la motivación para seguir adelante. Muchas veces planeamos grandes metas y nos enfocamos en el final, lo cual muchas veces es tanto lo que hay que hacer que nos atemorizamos y al final no hacemos nada, sin darnos cuenta de que sólo nos tenemos que enfocar en el primer pasito.

Muchas veces planeamos grandes metas y nos enfocamos en el final, lo cual muchas veces es tanto lo que hay que hacer que nos atemorizamos y al final no hacemos nada, sin darnos cuenta de que sólo nos tenemos que enfocar en el primer pasito.
Muchas veces planeamos grandes metas y nos enfocamos en el final, lo cual muchas veces es tanto lo que hay que hacer que nos atemorizamos y al final no hacemos nada, sin darnos cuenta de que sólo nos tenemos que enfocar en el primer pasito.

Es como querer construir una gran pared, lo cual es mucho, pero si sólo nos enfocamos en poner el primer ladrillo de la forma más perfecta posible, nos quedará muy bien, y luego podremos pasar al segundo ladrillo y así sucesivamente.

Si sientes que no puedes solo, busca ayuda. Alguien que te acompañe en el logro de tu meta. Siempre encontrarás alguien dispuesto a ayudarte.
Si sientes que no puedes solo, busca ayuda. Alguien que te acompañe en el logro de tu meta. Siempre encontrarás alguien dispuesto a ayudarte.

Y si sientes que no puedes solo, busca ayuda. Alguien que te acompañe en el logro de tu meta. Siempre encontrarás alguien dispuesto a ayudarte. ¡La clave es dar el primer paso! Mi nombre es Julieta Casnati, Master Coach Internacional, y si querés saber más sobre coaching, ingresá a nuestra cuenta de Instagram @coachingpsicologicointegral para enterarte de todo lo que tenés que saber sobre nuestra academia ¡Nos vemos en la próxima!

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA