Murió el actor Jean-Paul Belmondo, leyenda del cine francés

Jean-Paul Belmondo en la recordada "Pierrot le fou" (1965) de Jean-Luc Godard
Jean-Paul Belmondo en la recordada "Pierrot le fou" (1965) de Jean-Luc Godard

Protagonizó clásicos de Godard como “À bout de souffle” (1960) y “Pierrot le fou” (1965). También se lució en el cine de acción y comedia.

Murió a los 88 años Jean-Paul Belmondo, uno de los máximos actores de Francia y protagonista de un legado inmenso de películas como “Sin aliento” (À bout de souffle, 1960) y “Pierrot, el loco” (Pierrot le fou, 1965), ambas del director Jean-Luc Godard.

La triste noticia fue confirmada este lunes por el abogado del actor, según reprodujo la agencia AFP.

“Estaba muy cansado desde hacía algún tiempo. Se apagó tranquilamente”, dijo su abogado, Michel Godest.

Belmondo, apodado Bébel por el público francés, se convirtió en una de las estrellas de taquilla más grandes del país en los años 60 y 70, su rostro de aspecto maltratado contrastaba con los rasgos cincelados de su rival y colaborador Alain Delon. Al igual que Delon, Belmondo fue una figura clave de la destacada generación cinematográfica europea de la época, en especial de la Nouvelle Vague.

Jean-Paul Belmondo en 2015 - AP
Jean-Paul Belmondo en 2015 - AP

El actor ganó el Premio César de 1989 por su trabajo en el filme “El imperio del león” (Itinéraire d’un enfant gâté, 1988), premio que rechazó. Fue condecorado en 2016 con el León Dorado a la Trayectoria en el Festival de Venecia.

En 2001, fue hospitalizado con un derrame cerebral y no hizo ninguna película hasta 2009.

En el plano personal, Belmondo estuvo casado dos veces, con la actriz Élodie Constantin entre 1952 y 1968, y con la bailarina Natty Tardivel entre 2002 y 2008.

Nacido el 9 de abril de 1933 en Neuilly-sur-Seine, un suburbio acomodado de París, Belmondo se crio en una familia de artistas. Su padre de origen italiano era un reconocido escultor. Soñaba con ser actor de teatro, y para eso, se inscribió en el conservatorio.

Tras lanzarse muy joven a la actuación en algunos filmes, fue Jean-Luc Godard, uno de los fundadores de la Nouvelle Vague, quien detectó su talento y le confió en 1960 el papel protagónico junto a Jean Seberg en “Sin aliento”. Al poco tiempo, Belmondo también estuvo al frente de “El hombre de Río” (L’homme de Rio, 1964), de Philippe de Broca, donde lo acompañó en pantalla Françoise Dorleac.

Jean-Paul Belmondo (AP) -
Jean-Paul Belmondo (AP) -

Años más tarde, regresó a las directivas de Godard y protagonizó “Pierrot, el loco”, junto a Anna Karina, otra cinta emblemática de la Nouvelle Vague.

Jean-Paul Belmondo y Anna Karina en "Pierrot le fou" (1965) de Godard -
Jean-Paul Belmondo y Anna Karina en "Pierrot le fou" (1965) de Godard -

También “La sirena del Mississippi” (Le Sirène du Mississipi, 1969) fue otra de sus actuaciones destacadas, bajo órdenes de François Truffaut, y “El hombre que amo” (Un homme qui me plaît, 1969), de Claude Lelouch.

Su afición por el boxeo, otra coincidencia con Alain Delon, lo desvió hacia papeles más físicos del cine policial, gánster y de aventuras. También realizó comedias más livianas junto a estrellas de la talla de Claudia Cardinale.

En filmes como “El clan de los marselleses” (La scoumoune, 1972), “Cómo destruir al más famoso agente secreto del mundo” (Le magnifique, 1973) y “El profesional” (Le Professionnel, 1981), el intérprete francés mostró sus dotes para la acción, secuencias que él mismo adoraba rodar.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA