Mucho más que “El señor de los anillos”: la plena vigencia de J. R. R. Tolkien

Tolkien falleció en 1973.
Tolkien falleció en 1973.

El gran escritor británico encuentra una era dorada no solo en el cine, donde acaba de reestrenarse la saga, sino también en las redes sociales, donde sus lectores arman sus propias comunidades para compartir frases y lecturas. El caso de “Sr. Bombadil”, administrada por un mendocino.

Es uno de los autores más vendidos del mundo. Sus libros desafiaron la imaginación de generaciones enteras y, eventualmente, también desafiaron las posibilidades técnicas del cine. Fue, a principios de este milenio, uno de los sucesos editoriales más recordados y prolongados de los últimos tiempos, y a décadas de su fallecimiento. J. R. R. Tolkien (1892-1973) es un escritor inabarcable.

Y no solo inabarcable, por la vasta mitología que articuló en libros y sagas como “El hobbit”, “El Silmarillion” y “El Señor de los Anillos”, sino también vigente. Por estos días, en los cines se ve la primera parte de la trilogía que dirigió Peter Jackson, con motivo de los 20 años del estreno. Y en las redes sociales, una comunidad mucho más amplia de lectores lo integra a la era digital.

Una de esas comunidades de fanáticos es Sr. Bombadil (@srbombadil en Instagram), administrada por un mendocino, Juan Tomás Widow.

Empezó como una cuenta de Instagram y Facebook para compartir imágenes con sus frases nada más”, nos cuenta sobre esa cuenta, que actualmente siguen 7.500 usuarios de todas partes del mundo.

Sigue: “La idea era inspirar a los seguidores y transmitir citas que llamen a la reflexión y a la esperanza en un mundo en el que muchos viven en permanente confusión. Rescatar los profundos mensajes de autores como JRR Tolkien, C. S. Lewis y G. K. Chesterton. Principalmente del primero, porque muchos redujeron su obra a un sentido un poco más superficial. Esto no tiene nada de malo en sí, pero realmente es una lástima y un desperdicio quedarse solo con eso, cuando se pueden sacar conclusiones en aspectos filosóficos, estéticos y mitológicos”.

“Gracias al crecimiento que tuvo esta página, tuvimos la necesidad de ir por más: fue por eso que empecé a organizar charlas y distintas actividades para conocer más a estos autores, y para eso surge la Academia de las Cuatro Plumas. Como ‘rama académica’ de la página, para organizar estos eventos. También se creó el sitio web, para subir artículos, compartir conferencias, y material multimedia”, continúa Widow, quien es estudiante de Historia en la FFYL de la UNCuyo y también miembro de AEFyL (Agrupación Estudiantil por la Formación y el Liderazgo).

El primer evento de la Academia fue en agosto del año pasado: un curso virtual sobre Tolkien al que se inscribió gente de todas partes de Argentina y también gente de otros países, principalmente México y España. Estuvo a cargo del Dr. Eduardo Segura, el mayor experto de habla hispana en Tolkien, traductor del inglés al español de algunas de sus obras, y también una eminencia en el área dentro del mundo anglosajón.

“Después organizamos una conferencia con el primer Presidente de la Sociedad Tolkien Española, José Manuel Ferrández Bru sobre la figura del tutor de Tolkien, el Padre Francis Morgan”, recuerda.

“También tuvimos paneles de diálogo con distintos expositores nacionales e internacionales: sobre la amistad de JRR Tolkien y CS Lewis, sobre la obra ‘El Hombre fue jueves”’ de G. K. Chesterton, un diálogo entre Guillermo Spirito, el ya mencionado Eduardo Segura y Jorge Ferro (principal estudioso de Tolkien en la Argentina). Todos con un buen número de inscriptos. La idea de los eventos es que tengan dos elementos: un nivel académico importante, como así también que traten sobre temas atractivos para el público”, explica.

Así llegamos hasta el próximo evento virtual que están organizando, que tratará sobre cómo la historia de Beren y Luthien, una de las más recordadas de la Tierra Media, tiene una inspiración muy concreta en su propia vida, puesto que Tolkien se inspiró en su amada Edith Bratt para escribirla. En esta conferencia del 18 de junio, cuyas inscripciones ya están abiertas, participarán eminencias como el Dr. Segura, Ferrández Bru y Dr. Martin Simonson, todos especialistas españoles.

-Entre los autores que buscan rescatar están Tolkien, Lewis y Chesterton. Este último quizás un poco olvidado en nuestra lengua (pese al hecho de que algunos grandes escritores, como Borges, reconocían sus méritos). ¿Qué tienen en común los tres autores, para que sean objeto de sus intereses?

-Estos 3 autores tienen en común que son de un mismo tiempo y espacio: la Inglaterra de principios del Siglo XX. Un mundo confundido, debido a que las ideas de progreso y bienestar ilimitado se habían venido abajo con el advenimiento de las guerras mundiales. En general todas las obras de la época tienen un fuerte carácter cínico y hasta deprimente. Estos autores en cambio, buscaron iluminar al mundo de esperanza con sus obras literarias y sus ensayos. Además, la lectura de los libros de Chesterton y la amistad con Tolkien, fueron trascendentales para la conversión espiritual de Lewis, que a partir de dicho paso escribiría las obras que más fama y elogios alcanzaron, como por ejemplo, “Las Crónicas de Narnia”.

Tolkien varias veces admitió que, sin el apoyo constante que tuvo de Lewis durante más de 10 años, nunca habría terminado “El Señor de los Anillos”. Y lo que tienen estos autores, es que sus mensajes son increíblemente actuales, ya que tienen elementos trascendentes al contexto en el que vivieron. Pueden inspirar realmente mucho.

-¿Cómo y cuándo empezaste a interiorizarte en la obra de Tolkien? ¿Sos de la generación que lo empezó a leer por las películas?

-Empecé a tener un primer acercamiento a la obra de Tolkien cuando salió la primera parte de la trilogía de “El Hobbit” en el cine y fui a verla con unos amigos del colegio que me invitaron. En ese momento tenía 14 años. Dos meses después de verla ya me había leído ese libro y el “El Señor de los Anillos”, además de ver las películas de este último.

Ya cuando tenía unos 20 años, me empecé a interiorizar desde un punto de vista más académico y profundo a su obra, que fue al momento de crear la página “srbombadil”.

-Llama la atención que en este encuentro se hable sobre cómo un aspecto de su vida privada, como su relación con Edith Bratt, influyó en su obra. ¿Esa relación entre su biografía y sus libros fue excepcional o hay más casos para analizar?

-Se pueden establecer relaciones entre lugares y personas como fuentes de inspiración para la obra de Tolkien pero no de una forma muy lineal como este caso. Es de los únicos casos en el que Tolkien hace una línea directa entre un conocido de él y algún personaje de su “legendarium”. Llegó a decir que Edith Bratt siempre fue su Luthien.

-Justo por estos días se está reestrenando “El señor de los anillos”. En retrospectiva, ¿qué tanto ayudaron estas películas para difundir el culto a Tolkien y qué apreciación personal tenés de la adaptación?

- Las películas fueron en lo personal mi puerta de entrada al mundo de Tolkien. Si bien creo que es esencial pasar a los libros, ya que tienen diferencias, creo que fueron un gran medio para difundir la obra de Tolkien. Mi apreciación es bastante buena, hay algunas diferencias sustanciales, pero creo que tienen también muchos elementos por rescatar. Y son un excelente nexo entre lo que el público de la página y el contenido que quiero brindar

Para recordar

El próximo encuentro tendrá lugar el 18 de junio, a las 16. Tiene un costo de $200 para estudiantes argentinos, $300 para público en general argentino y 7 dólares para el público extranjero. Las inscripciones ya están abiertas en el siguiente enlace: srbombadil.com/eventos/

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA